Lo que viene

Por: Julio Raudales

Lo que viene es espeluznante, escabroso, atroz.  Por donde se vea solo se perciben negros nubarrones, rugir de truenos, desolación. 

Y no hace falta ser augur ni délfico para entenderlo; se ve venir. Basta salir y observar la desesperanza dickeniana por esas calles. Allí, como en las casas y campos abiertos, se respira tristeza, desamparo y rabia.

Quisiera ser optimista, decir que hay que aprovechar esta crisis y hacer de ella una oportunidad para cambiar nuestro país. No puedo. Mis ojos curtidos por trepidar de cuatro macro-problemas en las últimas dos décadas han perdido casi totalmente su capacidad para la esperanza, que dice el refrán, es lo último que se pierde.

Lo que mas entenebre el futuro es la forma caótica en que se ha manejado el problema. Desde el comienzo quedó claro que la poca credibilidad de las autoridades, su limitada capacidad para hacerse seguir por la ciudadanía y la falta de experiencia en la gestión de políticas públicas iba a mellar en el éxito.

Los números me avalan: Para finales de mayo, la actividad económica había menguado en un 9% con respecto a 2019 y los dos meses siguientes no han sido mejores. Los sectores que mas sufren, son aquellos que generan ingresos a la población mas pobre: comercio, turismo, transporte y construcción.

Los técnicos mas avezados del INE y la secretaría de Trabajo y Seguridad Social aseguran que se han perdido o están en suspenso, es decir, sin ingreso salarial, unos 400 mil empleos, esto es casi la mitad de la fuerza laboral que trabaja en la economía formal. Aunque el Seguro Social mantiene su cobertura para estas personas, la falta de un salario fijo provoca tal estrés al mercado informal, que la caída en el ingreso promedio de todos los trabajadores sufrirá en forma mas que proporcional.

El otro lado, el mas grande y precario del mercado laboral, los autónomos, es decir, quienes deben salir día a día a buscarse la vida, sin derecho a prestaciones, ni seguridad social, sin mas esperanza que una mejora en la estacionalidad o en su propia creatividad para hacer desear sus productos o servicios a la gente, ellos no saben de cuarentenas o confinamientos. Simplemente, el no salir a trabajar es sinónimo de muerte. Y la realidad es así: atrabiliaria, y simple: por tanto, han estado en la calle los últimos 5 meses sin pausa. Son ellos y no los demás los que mas se contaminan y, por ende, los que mas expuestos están a morir. No miento, los números que nadie publica aun me avalan.

Quizás las cosas habrían sido distintas si quienes tienen la responsabilidad de tomar las medidas, hubiesen entendido que esta crisis, a diferencia de otras, afecta a la oferta agregada en primer término, que no es un problema de demanda al uso, de los que se resuelven con mas liquidez o política fiscal activa y que, por tanto, la forma mas inteligente de combatirla es estimulando a los factores que determinan dicha oferta: El trabajo, el capital y la tecnología. 

Nada de esto se hizo: aunque también son evidentes ahora los problemas de demanda, el estímulo a la inversión mediante inyecciones de liquidez, en poco o casi nada ayudan y esto ha quedado claro en las cifras: la banca sigue cargada de recursos sin poder colocarlos, pese a la falta de capital de trabajo de las empresas. Pero desgraciadamente hace falta quien diga las cosas como son y no como lo dicta el libretito del FMI o, peor aun de la intuición.

Por su parte, la SEFIN se puso a gastar en “bolsitas solidarias” y “bonitos teledirigidos sin una adecuada regla de focalización. Lejos de presentar de manera rápida un nuevo presupuesto al Congreso Nacional, de modo que se pudieran establecer de forma clara las prioridades de gasto, en base a las escuálidas proyecciones de ingresos tributarios y una adecuada proyección de endeudamiento, el fisco decidió -y está consignado en una llamada telefónica que circuló en redes- gastar a diestra y siniestra los empobrecidos recursos. Los resultados están a la vista de todas y todos. ¡Lamentable!

No quiero saber que vendrán a hacer las nuevas autoridades en 2022. Será como recoger pedazos de un país, luego de la resaca de la fiesta del bicentenario. ¡Cómo dije al principio, por mas que quiera ser optimista, no me da la esperanza!   

Más de Julio Raudales aquí…

Noticias recientes

Portada Jueves 29.10.2020.

Voto hispano

Las elecciones a celebrarse próximamente en Estados Unidos han obligado a analizar el impacto político del voto...

Antiguas prácticas del narcotráfico, siguen siendo un reto en Honduras: Arabesca Sánchez

El narcotráfico en el país tiene formas de operar desde hace 20 años atrás, esas viejas prácticas y modalidades de mover la droga siguen siendo un desafío, no solo la para las Fuerzas Armadas, sino también para los operadores de justicia de Honduras, dijo este miércoles la experta en criminología Arabesca Sánchez a Proceso Digital.

Hallan restos de 59 personas en fosas del estado mexicano de Guanajuato

Las autoridades mexicanas informaron este miércoles el hallazgo de los restos de 59 personas enterradas en varias fosas clandestinas de Salvatierra, población del central estado mexicano de Guanajuato.

Honduras supera los 95 mil contagios y muertes ya son 2 mil 652 por COVID-19

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), cifró este miércoles en 95,199 contagios de COVID-19 y 2,652 fallecidos en Honduras.