spot_imgspot_img

Lavado de activos, los últimos golpes del MP

Tegucigalpa. – La figura del lavado de activos o blanqueo de capitales se ha convertido en uno de los filones de la corrupción y la criminalidad organizada en Honduras que ha empezado a ser combatida por el Ministerio Público por dos vías: el aseguramiento de bienes y las sentencias condenatorias en casos llevados hasta los tribunales de justicia.

Del lado de los aseguramientos de bienes destacan las últimas operaciones hechas en contra de la criminalidad organizada, en especial el narcotráfico, que desarrolló una especie de imperio paralelo que se refleja con sus suntuosas mansiones y otros bienes asegurados mientras un juez especial de privación de dominio inicia el proceso legal de traspaso definitivo a favor del Estado.

Una de estas últimas acciones es la llamada “Operación Titán” de la Fiscalía en la cual se aseguraron una serie de bienes en contra del extinto narcotraficante Adán Montes Bobadilla y varios miembros de su familia, mismos que son del interés de Washington para fines de extradición.

Los bienes asegurados están ubicados en los municipios de Limón y Bonito Oriental, en el departamento de Colón en el litoral atlántico. La familia de Montes Bobadilla a quienes les aseguraron propiedades son Juan Carlos Montes Bobadilla, Noé Montes Bobadilla, Herlinda Bobadilla, Tito Montes Bobadilla, se indicó oficialmente.

Una de las propiedades de la familia de los Valle Valle.

Los golpes a las redes criminales

La familia Montes Bobadilla es señalada de estar en actividades ilícitas de narcotráfico, que se concentraba junto a Adán Montes Bobadilla, el líder del clan, en esa parte del litoral atlántico. Adán Montes murió en el 2014 y mediante resoluciones en los tribunales gozaba de libertad condicionada, tras su captura en el 2003 con 432 kilos de cocaína.

Pero no solo los bienes de la familia Montes Bobadilla han sido asegurados, también los de los carteles de la familia de los Valle Valle, en occidente, los hermanos Rivera Madariaga, alias “Los Cachiros”, a Carlos Arnoldo “El Negro” Lobo, entre otros.

En todos estos aseguramientos relacionados con el lavado de activos, el Ministerio Público ha encontrado haciendas, viviendas de lujo, casas de campo, vehículos, cuadros de pinturas finas, barcos, hoteles, zoológicos, entre otras excentricidades propias de los barones de la droga.

Hasta un hotel que hacía oda al narcotráfico se encontró en una de las comunidades del interior del departamento de Colón. Ahí había fotografías de reconocidos narcos hondureños y extranjeros, además de un altar de Malverde, el santo de los narcotraficantes.

Pero las operaciones de lavado de activos no solo se han centrado en el ámbito de la criminalidad organizada, también en las llamadas maras o pandillas, siendo la Mara Salvatrucha (MS-13), las más golpeada mediante la operación “Avalancha”, en la cual desmontaron parte de su red financiera criminal obtenida por medio de la extorsión. Hasta un alcalde está en prisiónesperando juicio por estar presuntamente ligado a este grupo criminal declarado como una organización transnacional por parte de Washington que lo tiene en su lista de designaciones criminales.

Todos estos procesos son por lavado de activos, una figura delictiva que tiene preocupado a Washington, al grado de que Honduras amerita de mayores medidas de control en el sistema financiero para detectar esta forma atípica en que operan estos grupos criminales.

Las operaciones Titán y Avalancha han estado ligadas al tema del lavado de dinero y sus golpes hacia estos grupos criminales han estado bien focalizados.

Pero también esa lucha en contra del lavado de activos ha llevado al Ministerio Público a obtener dos importantes condenas por este delito en los tribunales de justicia.

Importantes sentencias por lavado

La primera fue en contra del alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina, quien fue condenado por un tribunal en forma unánime por el delito de lavado de activos. Es la primera condena que obtiene el Ministerio Público por esta figura en un proceso contra un alto funcionario, en este caso, un alcalde municipal.

El alcalde Urbina, que aún no pierde su cargo hasta que la sentencia esté firme, fue detenido hace más de dos años y en el proceso en su contra la fiscalía amplió otros delitos como posesión prohibida de armas, tráfico de drogas y asociación ilícita, pero estos últimos fueron descartados por falta de pruebas.

Arnaldo Urbina es el primer alcalde en la reciente historia del país condenado por la figura de lavado de activos, mientras otros 12 ediles enfrentan procesos judiciales por éstas y otras causas establecidas por el Ministerio Público.

Representantes de la organización de Transparencia Internacional Capítulo Honduras, como Carlos Hernández, son del criterio que, ante tanto alcalde con procesos pendientes en los tribunales de justicia, ha llegado el momento de poner los ojos sobre los gobiernos locales para determinar el nivel de penetración de redes ilícitas en sus comunas.

El último golpe del Ministerio Público en la figura de lavado de activos, fue la condena obtenida en contra del ex director del Instituto Hondureño de Seguridad Social, Mario Zelaya, y los ex viceministros de salud, Javier Pastor y del Trabajo, Carlos Montes, por el caso de haber recibido coimas o soborno a cambio de favoritismos en el otorgamiento de contratos.

El Ministerio Público obtiene así la segunda condena en el caso de la corrupción del Seguro Social en donde ha trabajado en forma conjunta con el apoyo de la MACCIH.

En tanto, ésta es también la segunda condena que por el delito de lavado de activos forma parte de los logros de la fiscalía hondureña, evidenciando así que el tema de la figura de lavado de activos va cobrando fuerza en el accionar de la justicia y sus operadores en un intento por desmantelar redes y descubrir sus transacciones atípicas.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,825SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img