Naciones Unidas.- La ONU anunció hoy que ha evacuado al personal de su misión en Libia (UNSMIL) como consecuencia de la situación de seguridad en el país, que ha continuado deteriorándose en los últimos días.
 

«Tras los últimos combates el domingo y a causa del cierre del aeropuerto internacional de Trípoli, la misión concluyó que no sería posible continuar su trabajo», explicó el portavoz de la ONU, Farhan Haq, en una conferencia de prensa.

La medida, según Naciones Unidas, es temporal y el personal regresará «en cuanto lo permitan las condiciones de seguridad».

«La ONU, que apoyó a los libios en su revolución en 2011, no los abandonará mientras buscan construir un Estado democrático», añadió el portavoz, que confió en que la misión pueda retomar su cooperación con las autoridades del país cuanto antes.

Naciones Unidas ya anunció la pasada semana que había sacado del país a parte de sus empleados debido al empeoramiento de las condiciones sobre el terreno.

La evacuación de todo el personal se produce después de que ayer al menos nueve personas murieran y más de veinte resultaran heridas en los enfrentamientos ocurridos en la zona del aeropuerto de Trípoli entre milicianos de la localidad de Zintán, que controlan las instalaciones, e integristas islámicos.

Debido a los choques, el aeropuerto suspendió sus vuelos hasta nuevo aviso.

Libia es escenario desde la caída del régimen de Muamar el Gadafi de una tensa situación de seguridad, que las autoridades de transición no han logrado solventar y que ha ido empeorando en los últimos meses hasta desembocar en una profunda crisis.