La catracha ventana de Overton

Pedro Gómez Nieto

Conectado al desarrollo de los pueblos, hay un fenómeno relacionado con la “consciencia colectiva” que incide en el fortalecimiento o debilitamiento de las sociedades como estructura grupal, sustentada en creencias y comportamientos que muestran una manera de entender la realidad. Desarrolla la forma de modificar la percepción de la opinión pública, para que ideas que antes eran rechazadas socialmente terminen siendo aceptadas, y viceversa. Suprimiendo la «s» quedaría conciencia, para alumbrar la problemática con la luz de la moralidad. Tener «consciencia» es entender la realidad que nos rodea, tener «conciencia» es valorar moralmente esa realidad. La investigación se conoce por la “venta de Overton”.

El abogado y politólogo estadounidense, Joseph Overton (1960-2003), investigó sobre la transformación de las sociedades. Cuanto más ignorante sea la gente, cuanto más frágiles sean los anclajes del “hombre-masa” de Ortega y Gasset: tradiciones, costumbres y valores, con más facilidad la población es penetrada por ideas que modifican entendimiento y comportamiento, incluso hasta radicalizarse. Los líderes se engañan creyendo que tienen libertad para establecer su agenda política, mientras la sociedad se acomoda cual dócil rebaño, porque ocurre al revés. Es la población quien demanda respuestas a sus necesidades, exigiendo a los políticos que generen ideas para darle soluciones.

Overton determinó que existe una estrecha ventana para desplegar la gestión política, marco donde situar los temas de agenda, cuyo tratamiento puede fluctuar desde la rigurosidad en un extremo de la ventana hasta a la permisividad en el otro, pero siempre dentro de límites aceptados socialmente. Salirse de la ventana implica para el político ser cuestionado, perder apoyos y seguidores. En ocasiones, políticos habilidosos colocan dentro de la “ventana de Overton” un asunto controversial para que sea debatido. La investigación realizada estableció un protocolo desarrollado por fases, para lograr que un tema considerado tabú termine siendo admitido, generando cambios en la conciencia colectiva. Ejemplo de temas polémicos: pena de muerte, ideología de género, matrimonio entre homosexuales, adopción homoparental, vientre de alquiler, aborto, eutanasia, reelección presidencial, asamblea constituyente… 

Flash sobre algunos contenidos de cada etapa. Primera fase, una vez colocado el tema en la ventana, para lo que se requiere oportunidad y habilidad, recurrimos al ámbito científico para que lo estudie. La ciencia no es prejuzgada socialmente. Intelectuales de distintas ideologías debatirán sobre el asunto. Segunda fase, se trabaja sobre las conclusiones positivas de los expertos y científicos, etiquetando como intransigentes a quienes no las admitan, aunque no las compartan. Tercera fase, se consolida la aceptación presionando en medios y redes fecales a quienes sigan cuestionando, para que suavicen sus posturas, tachándolos de radicales, antidemócratas que violentan libertades individuales, introduciendo la idea de que es un derecho humano. Cuarta fase, se populariza el tema mediante la propaganda y la publicidad, para anclar una percepción positiva. Se buscan ejemplos de personajes en la historia que apoyaron esa temática. Se recibe el respaldo de intelectuales tolerantes y de quienes lo apoyan abiertamente; incluso de políticos que intentan subir perfil. Quinta fase, se presiona al estamento político para que articule una normativa legal que lo respalde, convirtiéndose finalmente en derecho.  

La pandemia obliga a las naciones a modificar normas de comportamiento. Líderes sociales colocan en la “ventana de Overton” cuestiones de supervivencia, mientras las elites torpedean las fases contaminando los resultados. Ejemplo: el descubrimiento de la vacuna no está promoviendo someter al principio equidad y justicia universal su distribución entre todos los países, sino al principio del potencial económico de cada uno. La vacunación ampliará la brecha entre ciudadanos del primer mundo situados en «Elysium», película del lugar donde residen las elites, y el resto de la humanidad.  

En Honduras, políticos fracasados, después de perder las elecciones no aceptaron los resultados, al estilo Donald Trump, colocando en la “ventana de Overton” el tema de la reelección por ilegal. Buscaron el apoyo de organismos internacionales para derrocar al gobierno, pero no lo obtuvieron. ¿Por qué? La respuesta oficial de la UE fue: “ustedes legitimaron la reelección cuando libremente participaron en los comicios, en lugar de denunciarla y retirarse del proceso”. La “consciencia” colectiva necesita de la “conciencia” social que contaminaron con su doble moral. Tenemos una oposición sobre antivalores en lugar de propositiva. Estamos en campaña y carecen de un proyecto partidario que ofrecer a sus electores. ¿Entonces? 

“Si no tienes un plan servirás de peón para los planes de otros”. -Tony Robbins-

Lo + Nuevo

22,615FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte