spot_imgspot_img

Inyectarse o eyectarse, esa es la cuestión política

Por: Pedro Gómez Nieto

En tiempos de la Inquisición los jueces –inquisidores- mostraban al pueblo la jaula con los condenados a la hoguera.

En esta injusta e indecente crisis, la sociedad es testigo de la exhibición mediática que los tres próceres de la oposición hacen de nuestras vergüenzas nacionales. Se han apoderado maliciosamente del puesto de “Pilatos” y se lavan las manos mientras exhiben la jaula. No entienden que tienen corresponsabilidad en las ulceras que muestran.

La incontinencia verbal del locutor de televisión es degenerativa. El trending topic se produjo el pasado viernes 23.02.2018 en la exigua caravana que presidía junto a sus simpatizantes paseando la jaula por las calles capitalinas. La pertinaz lluvia produjo en su comparsa el mismo resultado que el iceberg en el casco del Titanic. Cortocircuitado, delante de la cámara dijo: “Esto es lo que quiere la gente, los reclamos continúan todos los días, aunque sigan inyectando las nubes, sabemos que han inyectado las nubes para que cayera agua hoy estos ladronazos”. Flipa en colores el intelecto que eyecta.

El locutor -¿ingeniero?- evidentemente ignora que las nubes no se inyectan porque no son cuerpo ni organismo, en todo caso se “siembran” (no es correcto “bombardean”). Se trata de una manipulación del clima por dispersión de determinadas sustancias en el aire. Su patológica obsesión por JOH le hace creer en la causalidad inversa, y que el presidente necesita “inyectar” las nubes para obligarle a que se “eyecte” de las marchas. Tiene el ego tan grande que se pierde dentro. En Mateo 15:11, Jesús nos recuerda: “Nos es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale por ella lo que le contamina”.

La “Alianza fallida” utiliza la técnica del “banco de niebla” manipulando las emociones sobre la crisis. “Mel” adormece al “pobre pueblo pobre” cual flautista de Hamelin a las ratas, sesgo cognitivo denominado “efecto manada”. El origen de la crisis se llamó “reelección”, pero a estas alturas de la legislatura ya no genera las emociones confrontativas que necesitan los inquisidores. ¿Por qué? Porque ellos contaminaron la legitima denuncia cuando  aceptaron la reelección para poder presentarse al proceso electoral junto al Partido Nacional. Si la aceptaron entonces no pueden después cuestionarla y exhibir el rechazo como tahúres falsarios.    

Apagándose el fuego mediático de la “reelección”, colocaron en la jaula el “fraude electoral”. Decían en la campaña: “La reelección es ilegal, por tanto JOH no puede ganar. Si gana es que hubo fraude”,  evidenciando que la crisis post elecciones la tenían planificada antes de los comicios. A estas alturas de la legislatura no hay gobierno, institución y organismo, nacional o internacional, ni documento oficial que reconozca o aporte pruebas indubitadas del “fraude electoral”, dejando a los inquisidores sin jaula que exhibir. Nasralla lo entendió tras la declaratoria del TSE y el respaldo de la comunidad internacional; en rueda de prensa expresó que “daba concluido su contrato con la Alianza opositora”. Pero “Mel” lo presiono para seguir amarrado a Libre y utilizarlo como icono de una crisis virtual desde la que arrasar con el marco institucional y de convivencia. ¿Como? Llenando la jaula con algunas de los ulceras que lastran el desarrollo de la Patria, y exhibirlas mezcladas junto a “reelección” y “fraude electoral”, formando el combo “fuera JOH”. Como los enfermedades expuestas son ciertas deberá ser cierto el resto de la basura de la jaula, por tanto el combo, el culpable es JOH.

Así que tenemos a los inquisidores, lavándose las manos como Pilatos, exhibiendo la jaula con los condenados: violación de los DDHH, corrupción, inseguridad, pobreza, desempleo, incultura…, junto a reelección y fraude, coronando la jaula con el letrero “fuera JOH”. El combo facilita la mezcla de sabores en las marchas inyectando credibilidad a las debilitadas reelección y fraude: “Contra la corrupción y el fraude”, “Contra la dictadura y libertad de los presos políticos” “Contra la impunidad y de violación de DDHH”… El origen de la crisis queda difuminado y el populacho solo mira el letrero de la jaula: “fuera JOH”, el objetivo a batir, el culpable de todo.

Líderes que sin pudor muestran su síndrome de Diógenes -acopio compulsivo de basura política-, que colocan en la jaula para confundir el origen de la crisis. “Pilatos” que se lavan las manos de corresponsabilidad convocando marchas “anticorrupción” olvidando, por ejemplo, que “Mel” llegó al poder encontrándose una condonación de tres mil millones de dólares y salió de Casa Presidencial dejando una deuda adicional de tres mil millones de dólares; con un ministro en busca y captura por ordenar la extracción ilegal del BCH de millonarias partidas presupuestarias, pertenecientes a la Policía Nacional, para destinarlas a la Cuarta Urna. Etcétera. Un consejo, deberían visitar a un psiquiatra que les ayude a eyectar la basura que acumulan en el espíritu.

Más de Pedro Gómez Nieto     

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,590SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img