spot_img

Interés nacional

Roberto Flores Bermúdez. Ex canciller

Es un axioma que el Estado está compuesto por territorio, población y autoridad, y a la vez  dotado de capacidad de actuación internacional. De ahí que el interés nacional —general y permanente— persiga proteger el territorio (como sería la delimitación de las fronteras insulares y marítimas); asegurar el bienestar y prosperidad del pueblo (por ejemplo, generar condiciones eficaces de empleo, salud y educación); y disponer de una autoridad legítima, pluralista, participativa y eficiente que permita la promoción de esos intereses nacionales, tanto interna como externamente.

Honduras también comparte con la comunidad internacional intereses colectivos de tal magnitud que se transmutan en prioridades nacionales. Estos son los principios universales comprendidos en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789); y la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948). Con ellos se afincaron las libertades individuales, la igualdad de las personas, las libertades de pensamiento y de reunión, y las demás que a veces damos por sentadas. Son los fundamentos del fértil mundo moderno de los derechos humanos.

En adición, las Naciones Unidas adoptaron tres herramientas que trascienden fronteras: el renovado concepto de Desarrollo Humano (1990); los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000); luego devenidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015), hoy en vigor. Esos instrumentos son la brújula del colectivo universal. Incluyen, por ejemplo, el logro de trabajo decente, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia, reducción de desigualdades. Estas herramientas son insumos que definen el interés nacional, puesto que apuntan hacia el logro del bienestar elemental del ser humano.

Gran parte de la misión del Estado está marcado por esa estructura global que la comunidad internacional ha moldeado en beneficio de la persona humana. Ello va más allá de intereses personales o de partidos políticos. La gestión gubernamental más bien requiere de políticas públicas que, si bien responden a las condiciones particulares del país, estén siempre inmersas dentro de ese consenso universal.

Como decía Kofi Annan, exsecretario General de las Naciones Unidas: “Lo que gobiernos y personas no se dan cuenta es que, a veces, el interés colectivo – el interés internacional – es también el interés nacional.”

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,662FansMe gusta
51,662SeguidoresSeguir
5,673SuscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img