spot_imgspot_img

Graco Pérez: Al establecer relaciones con China Popular las Ciudades Modelo vuelven al escenario

Tegucigalpa – Ante el anuncio del presidente hondureño Porfirio Lobo sobre el interés de establecer vínculos con la República Popular de China en detrimento de Taiwán, el experto en Derecho Internacional, Graco Pérez, lamentó la política exterior del actual Gobierno, al tiempo que agregó que ante ese escenario y los últimos cambios en el Poder Judicial, el tema de las Regiones Especiales de Desarrollo (REDs) o Ciudades Modelo vuelven a la palestra pública.
 

– Además, el gobierno de Lobo pretende vender bonos soberanos a la República Popular de China para financiar el gasto y estabilizar la economía, sostiene el analista.

“Esto solamente nos exhibe nuevamente como un país que no tiene política exterior clara definida de Estado. Aunque la Constitución le da la potestad al presidente de la República a tomar decisiones en materia de política exterior, lo que sucede es que lo hacen de una forma antojadiza, inconsulta y a veces hasta incoherente”, expresó Pérez.

El experto en Derecho Internacional recordó que Taiwán ha sido un aliado permanente de Honduras a través de los años. “Taiwán nos apoya en muchos programas del Gobierno e incluso es muy cercano al Despacho de la Primera Dama que se beneficia con la ayuda que brinda el pueblo y Gobierno de Taiwán, entonces, ¿por qué abandonar a los aliados, a los amigos, a los países cooperantes para tomar otros rumbos? preguntó.

Añadió que “voy a traer a colación unos temas que han quedado flotando en el ambiente y con los últimos cambios que se están dando en el país en el orden jurídico, entiéndase en la Corte Suprema de Justicia (Sala de lo Constitucional), las Ciudades Modelo nuevamente entran al escenario del país y vemos en el mundo que todos los países están atravesando una crisis económica, el único país que tiene la posibilidad de realizar una inversión de este tipo es precisamente China Continental”.

Además, señaló que hay rumores que Honduras pretende vender bonos soberanos a la República Popular de China para financiar el gasto y estabilizar un poco la economía… “¿Esto a cambio de qué? ¿qué hay detrás de estas negociaciones?”, siguió interrogando.

Asimismo, Pérez reconoce que es comprensible la preocupación que existe por parte del gobierno de Taiwán porque aunque solo se trata de una idea de abrir una oficina comercial en China Popular, esta puede ser percibida como un paso para el rompimiento del reconocimiento de los primeros.

“Lo hemos visto recientemente con el caso de Israel y Palestina; al final lo que existe son unas decisiones puramente particulares, posiciones personales del señor presidente de la República porque si el argumento es que China es la segunda economía del mundo, la verdad es que nosotros no tenemos la capacidad ni siquiera para suplir los mercados con los que ya tenemos relaciones plenas como Japón, Taiwán y Corea del Sur, en aquella zona del mundo”.

Citó los cambios que se producen en zona asiática, especialmente por problemas de posición de territorios. “Recientemente hubo cambios en el Partido Comunista Chino, por lo que habrá una nueva visión de lo que es China en el mundo.. También han habido elecciones en Japón, todo esto es un ajedrez político que no se puede ver de forma aislada… Honduras lo que hace es quedar como un país poco confiable frente a los países cooperantes históricamente”, explicó en analista.

Para Pérez, “aquí hay una serie de contradicciones, el presidente Lobo siempre se ha manifestado como un defensor de los Derechos Humanos y de todos es conocido que China no es precisamente un país donde se defiendan estos Derechos. Eso nos muestra ante mundo como un país errático, sin una política exterior clara y poco confiable”.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,693SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img