Tegucigalpa – El fiscal general, Luis Rubí, se pronunció en torno al informe presentado por la Comisión Interventora ante el Congreso Nacional y dijo que al mismo le daba el beneficio de la duda, aunque los personeros de esta agrupación trabajen “con buena fe”.
 

Manifestó que no es competencia del Ministerio Público, encarcelar a quienes cometen delitos.

“El Ministerio Público no encarcela a nadie, nosotros vamos a los tribunales, presentamos las pruebas y quien dicta las sentencias son los juzgados”, reiteró.

Rubí señaló que el Ministerio Público actúa como un ente, no de investigación, al remarcar que “por sí solo, no puede”.

Al mismo tiempo dijo que al no poder por sí solo y si no cuenta con cooperación de otros sectores, no avanza porque depende de las investigaciones que hagan otros entes del Estado.

El fiscal general aseguró que el Ministerio Público dispone del 85 por ciento de su presupuesto en sueldos y salarios, por lo que a su juicio no existe “una mala aplicación del presupuesto, cuando queda un 15 por ciento para arrendamiento combustibles y otros gastos”.

El informe de la interventora también señala el arrendamiento de vehículos valorado en unos 10 millones de lempiras, por lo que Rubí acotó que “el Ministerio Público, solo tiene seis vehículos blindados”.

Además dijo que debido a que “siempre que hemos puesto una partida para inversión, nunca nos la han aprobado, entonces que es lo que se puede hacer si no se puede comprar vehículos, simplemente arrendarlos”, justificó.

Indicó que los incrementos salariales selectivos, responden a los meritos que ha tenido y los cargos que han venido desempeñando cada fiscal.

En ese sentido, Rubí dijo que el informe que fue presentado ante la Cámara Legislativa, le daba el beneficio de la duda.

“A esa información (informe) que sale así, le voy a dar el beneficio de la duda, aunque ellos (la Interventora) estén actuando de buena fe, simple y sencillamente porque creo que se avocaron a las personas que no tienen el conocimiento adecuado y que han ido mas con criterios subjetivos y que lógicamente las van a conducir a error”, expresó.

Asimismo recomendó a dicha comisión no dejarse llevar por personas que buscan intereses personales.

“Los que están ahí (en la Interventora), van a hacer su mejor esfuerzo, pero que dejen de escuchar a personas que van más por aspectos, estrictamente personales que institucionales”, puntualizó.