spot_img

El propósito del destino

…la experiencia revivida en el significado / no es la experiencia de una sola vida / pero de muchas generaciones… T.S. Elliot. The Dry Salvages.

La experiencia de 200 años más uno de nuestra Nación, donde el pensamiento de Morazán engloba la esencia del hondureño, nos trae elementos complejos de luz y de sombra, de soledad y de comunión, de entusiasmo y de tristeza.

El país, a veces ahogado por las lluvias, otras asfixiado por el humo de las quemas del bosque y del caucho, y con mayor frecuencia por el polvo de las sequías, nos presenta capas tras capas de conflictos, de anarquía, de improvisación y de negligencia. De vez en cuando vemos en el devenir del país grandes logros que infunden apostarle a un futuro de bienestar. La inspiración también se encuentra en los resquicios de nuestra historia, donde los poetas tienen la palabra: …la realidad /(tu más cierto homenaje)/ sobrevive/ debajo de las patas de tu potro fantástico/ bájate/ descabalga esas alturas/ dale historia y quehaceres a tu espada…*

En este nuevo aniversario, al navegar casi desde el naufragio (sufragio dirían algunos), los nublados del momento aún ocultan el balance anhelado, el camino hacia el orden de las cosas, la tranquilidad del trabajo, la seguridad de la familia, la sensación de que todo estará bien.

El progreso se construye; no viene por decir que ya lo tenemos. El porvenir lo edificamos desde los cimientos del pasado, desde las experiencias acumuladas por las múltiples generaciones de las que habla Elliot, en coherencia con el noble propósito de nuestro destino democrático.

*  Rigoberto Paredes. Al héroe. Fuego Lento. (1989). Ediciones Librería Paradiso. Tegucigalpa.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,662FansMe gusta
48,627SeguidoresSeguir
5,673SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img