spot_imgspot_img

Detenidos 17 turcos acusados de golpismo cuando intentaban huir a Grecia

Estambul – La Guardia Costera turca detuvo hoy en alta mar cuando al parecer trataban de huir a Grecia a 30 ciudadanos turcos, 17 de los cuales figuraban como sospechosos de pertenecer a la cofradía islamista del predicador Fethullah Gülen, al que Ankara responsabiliza del frustrado golpe de Estado de julio de 2016.

Un barco de la guardia costera turca detuvo un yate en aguas de la isla turca de Karaada, a unos 4 kilómetros de la turística ciudad de Bodrum, y a unos 10 de la isla griega de Kos, informa la agencia semipública turca Anadolu.

En el yate viajaban 30 ciudadanos turcos, 13 de ellos menores de edad, cuatro sirios y dos capitanes de embarcación, también turcos.

Los 17 turcos adultos figuraban como sospechosos de pertenecer a la cofradía de Gülen, a la que Ankara acusa de haber perpetrado el fallido golpe militar.

Habían sido destituidos mediante decreto de sus trabajos en varias instituciones públicas, como los cuerpos de policía, los organismos del Ministerio de Educación, el Ejército o la Dirección Turca de Telecomunicaciones, afirma Anadolu.

Desde el fallido golpe del 15 de julio de 2016, el Gobierno turco ha expulsado de sus puestos a 111.000 funcionarios mediante decretos amparados por el estado de emergencia vigente, a lo que se añaden unos 20.000 profesores de la enseñanza concertada.

Estos decretos vetan toda futura contratación del afectado en puestos públicos y conllevan un estigma que prácticamente imposibilita encontrar trabajo en el sector privado, pero no constituyen una acusación judicial y no pueden ser recurridos ante la justicia.

Además suelen conllevar la retirada del pasaporte por lo que los afectados tampoco pueden trasladarse de forma legal a otro país para intentar empezar una nueva vida. 

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img