spot_imgspot_img

Comparación

Daniel Meza Palma

“Toda acción para constituir un delito debe ser una conducta típica, antijurídica y culpable.” https://www.corteidh.or.cr/tablas/27646.pdf

En discusiones sobre controversias entre escolares, el argumento fundamental del ofendido constituía en esgrimir el mismo insulto recibido adicionando en la defensa el adverbio de cantidad más.

El nivel de discusión de los políticos en Honduras o en el extranjero no difiere. En ausencia de argumentos sólidos, se recurre a la comparación del mismo delito entre adversarios aun cuando las dimensiones de aquello que se discute manifiesten diferencias siderales.

En los últimos 11 años se ha observado en Honduras espectáculos en el Congreso Nacional donde representantes del partido en el poder han justificado acciones de corrupción respondiendo por comparación a los atacantes miembros de partidos opositores que han detentado el poder 25% del tiempo en los últimos 120 años.

No ha existido el menor rubor, arrepentimiento u ofrecimiento de disculpas de los ‘ofendidos´, a sus víctimas, las grandes mayorías del país. Al contrario. La enérgica vehemencia de sus exposiciones, una de mezcla de aceptación, confesión y justificación, evidencia la voluntad de continuar con el mismo modus operandi de saquear los fondos públicos. Una visión anticipada de aquello que se puede continuar esperando de ellos.

Los teóricos clasifican el delito aludido en pequeña, mediana y gran corrupción y los defensores de los delincuentes soslayan los montos que se desvían de las necesidades básicas de las víctimas y de forma grotesca confiesan públicamente los delitos, precisamente en el templo donde se legisla para evitarlos, perseguirlos y castigarlos. ¿Y qué?

Comparar X con Xn o X multiplicado por un factor que ha incrementado en los últimos años es simplemente una vulgaridad. La comparación no exime ni atenúa la dimensión del delito. Y cuando las repercusiones de acciones corruptas concluyen en la pérdida fatal de la existencia de personas, la naturaleza de la falta se acumula y se modifica a homicidio.

El médico psiquiatra Wayne W.  Dyer en Tus Zonas Erróneas recoge el tema del análisis transaccional de los caracteres y roles de los humanos y su comportamiento como niño, padre o adulto. El expediente infantil de refugiarse en el taimado argumento de que, en la medición del delito, la dimensión de su tamaño no cuenta, puede expiar la responsabilidad presente en un ambiente de impunidad, pero sólo la difiere. No la elimina. 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,656SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img