San Pedro Sula- En allanamientos ejecutados por agentes policiales, se capturó esta mañana a cuatro miembros de una supuesta banda que se dedica al sicariato, violaciones y asaltos en el sector de la Fortaleza en Cofradía, Cortés, norte de Honduras.
 

El portavoz del Ministerio Público en San Pedro Sula, Elvin Guzmán, indicó que en el operativo se capturó a cuatro sujetos, a quienes se les decomisaron varias armas de grueso calibre, entre ellos fusiles AK-47, municiones, un vehículo y droga (marihuana).

A los detenidos les atribuyen al menos 100 homicidios, sostuvo Guzmán.

Los capturados fueron identificados como Antonio Mejía, Carlos Moncada y otros dos identificados solo con el alias de “El Diablo” y “El Pando”.

Indicó que los operativos continúan en todo el sector para dar con el paradero de otras personas.

Los imputados serán enviados al juzgado de la ciudad de San Pedro Sula, acusados de varios delitos.

Por su parte, el portavoz policial en la zona noroccidental, comisario César Johnson, indicó que se realizaron múltiples allanamientos también en la colonia Carmen de Choloma, Cortés, ordenados por el Juzgado Penal de San Pedro Sula, donde fueron capturados varios individuos acusados por el delito de homicidio y otros para investigación.

Los detenidos son: César Antonio Canales Amaya (23), Francisco Javier Pego López (21), Ángel Giovanni Hernández Pego (18), Carlos Norberto Moncada Hernández (45) y Miguel Antonio Mejía Hernández (24), todos acusados por el homicidio en contra de Gerbi Núñez Rodezno.

La labor de los agentes policiales sobresale con la desarticulación de varias bandas en los últimos meses.

El 29 de marzo, fuentes de la Policía hondureña confirmaron lacapturade tres presuntos pandilleros en la ciudad de Jutiapa, Atlántida, Caribe de Honduras, vinculados a los delitos de extorsión, robo y sicariato.

El 28 de marzo, los órganos de seguridad de Honduras y Nicaragua, informaron de lacaptura de una banda delincuencial que operaba en las comunidades fronterizas entre ambos países; los delincuentes portaban fusiles AK 47 y pistolas Makarov que eran utilizadas para cometer diversos actos ilícitos.

La captura se efectuó en la comunidad de Banco Grande, La Marrana, departamento de Jinotega, Nicaragua, luego que el intercambio de información entre los organismos de inteligencia, permitió detectar las zonas de desplazamiento y operación de los delincuentes quienes frecuentemente incursionaban en el territorio hondureño, luego de cometer ilícitos en el vecino país.

Asimismo, el 26 de marzo, agentes policiales confirmaron lacaptura de seis presuntos pandillerosen la ciudad de La Ceiba, Atlántida, vinculados a los delitos de extorsión, robo y sicariato.

Ese mismo día, la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), liberaron a una persona que se encontraba raptada al tiempo que desmantelaron unabanda de secuestradoresque operaba en la zona sur del país.