spot_imgspot_img

Ban lamenta que Siria empezó 2012 «en conflicto» y termina el año «en guerra»

Naciones Unidas – El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó hoy que Siria comenzó el año «en conflicto» y lo termina «en guerra», abogó por el diálogo como «único camino» para resolver la crisis y llamó a la comunidad internacional a responder con «urgencia» a la nueva petición de ayuda humanitaria.
 

«Siria empezó el año en conflicto y termina el año en guerra. Día a día sube el número de muertos y mes a mes aumenta el impacto en la región, y me preocupa profundamente la creciente militarización y el cada vez mayor potencial de que se cometan atrocidades sectarias», afirmó Ban en su última conferencia de prensa del año.

El secretario general, quien consideró «crítico» que la oposición siria se una, reiteró que el país necesita una solución «política y pacífica» y adelantó que está considerando la posibilidad de convocar una conferencia internacional de donantes «a comienzos del próximo año».

Naciones Unidas lanzó hoy su mayor plan humanitario a corto plazo al anunciar que necesita 1.500 millones de dólares para asistir en los próximos seis meses a cuatro millones de personas en Siria, entre ellas dos millones de desplazados internos a causa de la guerra, y a un millón de refugiados en países vecinos.

«Hago un llamamiento a la comunidad internacional para responder de forma generosa y urgente a la petición de ayuda humanitaria que lanzamos hoy en Ginebra», dijo Ban, quien mencionó que buena parte de esa asistencia debe ser para ayudar al millón de refugiados que han tenido que abandonar el país por la violencia.

El máximo responsable de la ONU mostró su especial preocupación por la situación de los más de 160.000 palestinos que han tenido que abandonar el campo de refugiados de Al Yarmuk, cerca de Damasco, e hizo un llamamiento a los países vecinos para que abran sus fronteras para facilitar sus movimientos, «incluido Israel».

El secretario general pidió a la comunidad internacional apoyar los esfuerzos mediadores del representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, y reiteró que el «único camino» para resolver la situación en ese país es a través de una solución «pacífica y política» que traiga cambios «democráticos».

«Lamentablemente no hay perspectivas de que vaya a llegar el fin de la violencia o que comience un diálogo político», dijo Ban, quien dio la bienvenida a la formación de una coalición nacional que engloba a la oposición pero evitó responder si el presidente, Bachar al Asad, ha dejado de ser el representante legítimo de los sirios.

Por otro lado, volvió a condenar el posible uso de armas químicas en el país árabe, recordó sus contactos con las autoridades «al más alto nivel» para advertirles que hacerlo sería un crimen «atroz», y dijo que esta semana el ministro de Exteriores, Walid al Mualem, le garantizó que no las emplearán «bajo ninguna circunstancia».

«Ambas partes deben entender que no hay una solución militar al conflicto y que esta crisis debe ser resuelta a través de un diálogo político», insistió Ban, quien pidió «unidad» a la comunidad internacional para presionar a las partes para que pongan fin a la violencia «lo antes posible».

La violencia se ha recrudecido en Siria en medio de la parálisis de los esfuerzos políticos mediadores, que no han logrado poner fin a un conflicto que comenzó en marzo de 2011 y que ha derivado en una guerra civil.

Desde entonces, se calcula que han muerto más de 30.000 personas en Siria, aunque algunos informes no verificados hablan ya de más de 40.000, mientras que el éxodo de refugiados supera ya los 200.000, según cifras de Naciones Unidas.


spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,688SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img