Apagones acentúan crisis energética de Honduras

Tegucigalpa – La apertura de circuitos, o mejor dicho los apagones, que son provocados por la alta demanda de energía especialmente en las “horas pico”, acentúan la crisis de suministro energético en Honduras.
 

– La crisis de El Niño ha provocado una baja en la producción renovable

Las propias autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) confirmaron que en las principales ciudades del territorio hondureño habrá cortes programados de este servicio público, que alcanza hasta cuatro horas diarias.

Sin embargo, en otras localidades del interior del país ya se practican “cortes prolongados” de energía desde hace varios meses, han denunciado los propios afectados.

El suministro de energía, principal componente en el desarrollo de un país, deberá ser regulado en los próximos meses ante las condiciones climatológicas que disparan el consumo, así como la sequía que afecta el nivel de los embalses generadores de electricidad, manifiestan las máximas autoridades de la ENEE.

Cabe mencionar que la ENEE tiene alrededor de 32 por ciento de pérdidas, es decir que del total de la generación de energía se deja de facturar una tercera parte: el 12 por ciento en detrimentos técnicos y el otro 20 por ciento es por el robo de este servicio básico.

Ante esa situación, el ministro de Infraestructura en Servicios Públicos, Roberto Ordóñez, le confió a Proceso Digital que se trabaja “incansablemente” para reducir esos márgenes de pérdidas que mantienen en colapso a la estatal eléctrica.

Expuso que el parque de generación energética corresponde a un 55 por ciento de energía térmica y 45 por ciento de energía renovable.

“Contamos con una capacidad instalada de alrededor de mil 700 megas de potencia, incluyendo los generadores renovables y térmicas, pero de ese total sólo disponemos de mil 200 megas de energía disponible”, añadió.

A renglón seguido señaló que “la demanda a veces llega a mil 350 megas, eso genera un déficit de 150 megas, eso produce la apertura de circuitos que deriva en apagones en períodos del día considerados picos”.

La empresa privada se prepara ante crisis

Grandes empresas se abastecen de plantas de energía para hacerle frente a la crisis, tal como ocurrió en 1994, cuando Honduras enfrentó uno de sus peores momentos.

El gerente de la mayor compañía de telefonía móvil del país, Antonio Tavel Otero, lamentó la crisis energética que enfrenta la nación.

“Esto es terrible, no se puede tener una economía moderna sin electricidad, hemos añadido baterías o generadores de energía a nuestras torres de transmisión”, apuntó.

Agregó que tienen instaladas dos mil antenas en todo el país, lo que representa un “costo enorme” instalar generadores de energía en cada torre.

Por su parte, la presidenta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Aline Flores, dijo sentirse preocupada por el anuncio de los racionamientos de fluido eléctrico.

“En los próximos días difundiremos una perspectiva más amplia de lo que está pasando y cuál debe ser nuestro rol como sector privado a efecto de no perder competitividad”, enfocó.

Flores señaló que se debe evaluar qué se pretende hacer en los próximos años y sobre todo valorar las próximas contrataciones que se prevén hacer de energía renovable.

Mientras otros sectores privados señalaron que los racionamientos pueden generar una ralentización del crecimiento económico, además de elevar los costos ya que las empresas deberán poner a funcionar generadores térmicos.

Sindicalistas protestas

Por su lado el sindicato de la ENEE (Stenee) realizó una marcha de protesta por lo que considera una crisis gestada por el gobierno, ya que consideran que no se prepararon ante esta situación.

Miguel Aguilar, presidente del Stenee, dijo que nunca se apoyo la generación renovable, ni se invirtió en nuevas líneas de transformación, transmisión y distribución.

Asimismo, criticó la Ley General de Electricidad por lo que consideran una privatización de la empresa y en ese sentido interpusieron un recurso de inconstitucionalidad ante la Sala Constitucional.

Calor y sequía agudizan la crisis

El titular de la ENEE, Emil Hawit, reiteró que las condiciones climatológicas (calor y sequía) han influido para que se dispare la demanda de energía en todo el país, al grado de alcanzar una sobrecarga del 40 por ciento.

“Estamos organizando y planificando para avisarle a la población donde vamos a desconectar los circuitos para poder cumplir con la demanda.

Las altas temperaturas obligan a las plantas térmicas a generar mayor energía y con ello a gastar más combustible que se traduce en un problema para la población”, especificó.

Describió que tanto los embalses que utiliza la ENEE, así como los generadores privados para producir energía han disminuido en los últimos meses, sin embargo en el caso de la represa hidroeléctrica Francisco Morazán, mejor conocida como “El Cajón”, sigue funcionando con normalidad.

Ante la crítica del porqué la estatal eléctrica no tomó las medidas para evitar esta crisis, Hawit aludió: “Sí estamos preparados… firmamos 600 megas de energía solar para que puedan estar entrando unos 300 megas entre febrero, marzo y abril del otro año.

Además firmamos 200 megas de energía eólica que entrarán los primeros 65 para febrero, todo eso fue una planificación para lo que se pueda prolongar esta situación climatológica”.

Dificultad hasta para comprar energía en Centroamérica

El gerente de la estatal eléctrica, Emil Hawit, dijo que el país compite en el mercado de oportunidades para comprar energía en Centroamérica, específicamente con El Salvador, Costa Rica y Panamá, naciones que tienen problemas similares a Honduras.

“Ellos tienen crisis severas mucho mayores que las nuestras”, dijo.

Recomendó a la población hondureña ahorrar energía en dos períodos del día denominados “horas pico”: de 12 del mediodía a 2:00 de la tarde y de 6:00 de la tarde a 8:00 de la noche, que es cuando se dispara el consumo.

A criterio del titular de la ENEE, la Ley de la Industria Eléctrica por la que protestaron empleados de la estatal e incluso interpusieron un recurso de amparo ante la CSJ, salvará a esa oficina del Estado de situaciones críticas como la que enfrenta en la actualidad.

“No queremos privatizar ni entregar la ENEE a nadie, se trata de hacerla eficiente liberando la energía”, detalló.

Mencionó que este modelo (Ley de la Industria Eléctrica) es aplicado en Guatemala, quien actualmente está salvando de la crisis energética a Centroamérica, vendiéndoles energía a Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

“No es posible que se opongan a una ley que es la que salvará el proceso de la ineficiencia que tiene esta empresa”, acotó.

Hizo un llamado a los alcaldes de todo el país porque se ha disparado el consumo de energía por el bombeo de agua que se utiliza en esos términos municipales.

“Les pedimos que en las horas pico dejen de usar este sistema porque además ellos mantienen deudas con la institución”, aseveró.

Mientras, el ex gerente de la ENEE, Manuel Arriaga Yacamán, criticó que la institución no le dio seguimiento a la construcción de los grandes proyectos con embalses; “se hablaba de Patuca III, Jicatuyo y Llanitos que duplicaría la capacidad de generación de la ENEE”.

“Esos proyectos después de 11 años no se han construido, eso sería lo que solucionaría los problemas de la ENEE… en este momento estaríamos sintiendo menos esos efectos de la crisis, aunque siempre se notarían porque dependeríamos de la generación con agua”, explicó.

Estimo que la generación térmica siempre es necesaria para el país porque se recurre a ella en estos momentos.

“Siempre debe haber un componente térmico, esta tiene una capacidad firme porque se puede usar todo el tiempo, en tanto la generación hidroeléctrica se puede usar a su máxima capacidad cuando tiene agua”.

Puntualizó que es oportuno diversificar la matriz energética y mencionó los proyectos geotérmicos o biomasa para cumplir con la demanda.

Lo + Nuevo

22,599FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte