spot_img

Año nuevo, vida nueva

Luis Cosenza Jiménez

Cada vez que llega un año nuevo nuestros espíritus se llenan de alborozo y esperanza.  Nos sentimos renacer y usualmente nos hacemos promesas a nosotros mismos para superar algunos de los problemas que nos agobiaron el año recién pasado.  En esta ocasión, para los hondureños, el año nuevo traerá también un nuevo gobierno.  Doble razón, entonces,  para imbuirnos de optimismo, particularmente gracias a las mesuradas declaraciones de don Pedro Barquero y don Hugo Noé Pino, destacadas figuras del equipo de transición de doña Xiomara.

En esta ocasión deseo referirme a las declaraciones de don Pedro Barquero referentes al sector eléctrico.  Según le escuché, las prioridades del accionar del nuevo gobierno en el sector serán la implementación completa de la Ley General de la Industria Eléctrica, la escisión de la ENEE, la reducción de las pérdidas eléctricas y la renegociación de los contratos para la compra de energía y potencia que incluyen tarifas excesivamente generosas.  A mi juicio, todas esas medidas apuntan en la dirección correcta y deberían contribuir al rescate del sector, aunque me parece que sería prudente agregar otras.  Veamos cuales podrían ser esas.

Al contrato con EEH le resta alrededor de año y medio para llegar a su fin.  Siendo eso así, parece que lo conveniente es preparar a la ENEE para que, al final del contrato, absorba las labores que contractualmente debe desempeñar EEH.  Si esto no se hace, caeremos en manos de quienes antes manejaban la lectura de los medidores y la facturación de la ENEE.  Por otro lado, la reducción de pérdidas contractualmente y hasta el final del contrato, seguirá siendo responsabilidad de EEH, por lo que para involucrar al Estado en la reducción de pérdidas será necesario un acuerdo previo con EEH.  La celebración de dicho acuerdo en efecto implica la modificación consensuada del contrato con EEH, cosa que no será fácil en vista de las pretensiones de las partes.  De cualquier forma, parece imposible emprender un plan de reducción de pérdidas no técnicas sin la participación de EEH. La reducción de las pérdidas técnicas requiere de importantes inversiones y rinde beneficios a más largo plazo, por eso tiene sentido priorizar la reducción de las pérdidas no técnicas.  A pesar del necesario acercamiento a EEH para la elaboración y la puesta en marcha de un plan de reducción de pérdidas no técnicas, es prudente simultáneamente prepararse para hacer frente a una posible multimillonaria demanda por daños y perjuicios.  Por esta razón, debería integrarse un equipo para preparar la defensa del Estado frente a una demanda en tribunales internacionales.

También merece atención la urgente necesidad de agregar capacidad generadora al sistema.  Aún eliminando los cuellos de botella que existen en transmisión, el sistema necesita más capacidad de generación y a este fin la ENEE y la CREE han venido preparando una licitación pública internacional.  Si bien este es el camino correcto, la realidad es que habrá poco interés en los inversionistas serios dada la situación financiera de la ENEE.  Si la ENEE no puede pagar sus cuentas, ¿qué movería a un inversionista a participar en una licitación?  Este, a mi juicio, es el reto más grande que enfrentará el nuevo gobierno para evitar el racionamiento en el sector,  es decir, ¿cómo harán para dar seguridad y tranquilidad a los inversionistas?  Si eso no se logra, habrá poca participación en la licitación y quienes participen tendrán que proponer tarifas muy altas para que el negocio resulte rentable pese a los significativos atrasos que seguramente habrá en los pagos que la ENEE hará al generador.

El primer paso para demostrar que ha habido un cambio significativo en el sector es que el gobierno muestre que toma el problema responsablemente, y eso a su vez comienza con el nombramiento de personas de reconocidos méritos y que se identifican con las prioridades esbozadas por don Pedro Barquero en la Secretaría de Finanzas, la Secretaría de Energía y la Gerencia de la ENEE.  Además es imprescindible introducir transparencia al manejo de las finanzas del sector, para lo cual debe incluirse explícitamente en el Presupuesto de la Nación las transferencias corrientes y de capital que anualmente se harán a la ENEE durante varios años, es decir, hasta que se reduzcan las pérdidas y el déficit operativo de la ENEE.  Esto debería comenzar con la revisión del presupuesto que se ha aprobado para el 2022.  Solo manejando el tema con prudencia y mesura se logrará convencer a inversionistas de reconocida reputación a que inviertan en el sector.  Don Pedro Barquero tiene razón al decir que el problema no se resolverá en un año y es casi seguro que tampoco se resolverá en cuatro.  No obstante, la próxima Administración puede marcar la ruta a seguir e iniciar la transformación del sector.  Por otro lado, para garantizar el éxito de la licitación en ciernes, tendrá que convencer a los inversionistas que el Estado transferirá anualmente, mediante partida presupuestaria, los recursos suficientes para que la ENEE pague a los inversionistas en la nueva central generadora.

Bien harían las nuevas autoridades en informarse como la República Dominicana está tratando de solventar una situación muy similar a la nuestra.  La Administración Abinader ha dado muestras fehacientes de su seriedad y su compromiso con el cambio en el sector y consecuentemente está logrando el apoyo de los inversionistas y de la banca multilateral, a pesar de los incontables esfuerzos fracasados por rescatar el sector eléctrico en ese país.  Igual podría suceder en nuestro caso si se actúa seriamente y con pleno compromiso con el proceso de reforma.

El sector eléctrico hondureño ha estado sumido en una oscura noche durante al menos ocho años.  Ahora se vislumbra una luz que brilla, todavía precariamente, pero que permite pensar que quizás estemos a la víspera de superar nuestra pesadilla.  Dios quiera que así sea y que el sector eléctrico se convierta en una vela que impulsa el desarrollo de nuestro país, en lugar de ser una pesada ancla que impide el progreso.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,662FansMe gusta
48,671SeguidoresSeguir
5,673SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img