Tegucigalpa – La situación de los derechos humanos de la diversidad sexual en Honduras será analizada el próximo 30 de julio por líderes de la comunidad homosexual de Centroamérica en un foro orientado a identificar los actuales desafíos de esa condición en el país, informaron hoy activistas.
 

El evento, que se celebrará en Tegucigalpa, es auspiciado por el Comité de la Diversidad Sexual de Honduras, que aglutina a siete organizaciones no gubernamentales, en coordinación con el proyecto «Centroamérica Diferente» que cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE).

El coordinador de la Asociación no gubernamental Kukulcán, Dany Montecinos, dijo a Acan-Efe que, durante el foro, de un día, líderes centroamericanos conversarán sobre «la problemática» de la diversidad sexual en Honduras.

«Buscamos que todos vean la situación que Honduras está viviendo en estos momentos, ya que es considerado el primer país del mundo que registra los mayores (índices de) asesinatos de personas de la diversidad sexual», agregó.

Más de 168 homosexuales han sido asesinados en Honduras desde 2009 a la fecha, 34 de ellos han muerto en lo que va de 2014, indicó Montecinos.

La situación de la comunidad lesbiana, gay, transgénero, bisexual e intersexual (LGTBI) de Honduras es «muy precaria y difícil», subrayó.

En la jornada, los participantes expondrán también los riesgos que sufren en Honduras las personas con preferencias sexuales diversas, añadió el activista.

Entre los principales problemas para la comunidad LGTBI en Honduras se destacan «los crímenes de odio y rechazo, y la imposibilidad del Estado de proteger de este tipo de crímenes a personas que son asesinadas por su opción sexual», señaló.

Con el evento, los activistas buscan llamar la atención del Estado para que se comprometa a implementar «nuevas políticas públicas» que protejan el derecho a la diversidad sexual, reduzca la discriminación que sufren estas personas y se respeten sus derechos humanos, añadió Montecinos.

Según instituciones defensoras de la diversidad sexual, en Honduras los miembros de la comunidad LGTBI son víctimas de homicidio, hostigamientos, lesiones, detenciones ilegales, amenazas de muerte, violencia sexual, robo y violencia intrafamiliar.

En el evento también participarán representantes de la Fiscalía de Honduras, el estatal Comisionado de los Derechos Humanos y grupos de sociedad civil, según los organizadores.