spot_img

Abusos sexuales llevan a depresión grave y deben atenderse oportunamente, dice experto

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa– Las personas que sufren abusos sexuales pueden llegar a casos extremos de estrés agudo y depresión e incluso pueden hasta autoagredirse si no son atendidas oportunamente, dijo este miércoles el psiquiatra Mario Aguilar.

Tras lamentar el caso más reciente que se ha hecho público de la denuncia de abuso sexual, de dos jóvenes de una universidad privada, el galeno advirtió que es una situación grave porque las personas que se ven expuestas a esto viven inicialmente una reacción de estrés agudo, que pasa a ser estrés intenso.

Ese tipo de abusos provoca a las víctimas un impacto muy grave en su estado de salud general y pueden cronificarse llegando a un estrés postraumático.

“Hay que estar pendientes porque estas personas empiezan a vivir una situación de deterioro personal en su vida, empiezan a aislarse y a vivir cuadros depresivos, incluso pueden llegar a pensamientos de autoagresión, y sin no están siendo atendidas pueden llegar a perder su propia vida por los estados de depresión grave que desarrollan”, remarcó el especialista en psiquiatría.

En ese contexto la atención debe ser oportuna, recomendó el profesional, para evitar que el problema que ya es muy delicado se convierta en una fatalidad.

En la comunidad

 Estos abusos son muy graves a nivel individual, pero también lo son a nivel comunitario “porque se puede plantear como una pandemia silente o silenciosa en el sentido de que estas situaciones se vienen dando desde hace mucho tiempo y las instituciones o las mismas personas que deberían de correr a denunciar estas situaciones y poner el dedo sobre la llaga guardan silencio”, prosiguió el doctor Aguilar.

Esa situación es muy delicada porque permite que las personas sean incluso revictimizar, ya que, a las víctimas, incluso se les acusa de ser culpables, lo que afecta mucho y agrava la condición del evento traumático o vivido y genera una situación de estrés continuo grave para la persona y para la comunidad.

Finalmente, el doctor Aguilar quien es el director del Hospital Mario Mendoza, recalcó la importancia del apoyo familiar y comunitario a las victimas de abuso sexual, para minimizar el impacto del trauma y poder ayudarles. LB

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img