spot_img

24-17. Los Bengals sobreviven a los Ravens y se citan con los Bills

Por:

Compartir esta noticia:

Redacción Deportes (EEUU) – Los Cincinnati Bengals triunfaron este domingo por 24-17 contra los Baltimore Ravens, que estuvieron a centímetros de una épica remontada en el último suspiro, y se clasificaron para la ronda divisional de la Conferencia Americana (AFC), en la que se enfrentarán a los Buffalo Bills.

Un touchdown de retorno de 98 yardas de Sam Hubbard tras un ‘fumble’, el más largo de la historia de los ‘playoffs’ de la NFL, terminó premiando a los Bengals frente a unos Ravens que, pese a la baja de Lamar Jackson, llegaron a centímetros del ‘TD’ que podría cambiar la historia del partido en el último segundo.

Joe Burrow selló la cuarta victoria de su carrera en la postemporada de la NFL y ya es el mariscal de campo con más triunfos a estos niveles de la competición en los Bengals.

Lanzó 209 yardas para un touchdown, sin interceptaciones, y anotó un ‘TD’ a la carrera en el tercer período para los Bengals.

El equipo de Zac Taylor se medirá el próximo domingo con los Bills, mientras que Kansas City Chiefs se enfrentarán a los Jacksonville Jaguars.

En los Ravens, que no pudieron contar con Lamar Jackson, ausente por una lesión de rodilla y ya agente libre, Tyler Huntley lanzó 226 yardas para dos ‘TD’, con una interceptación.

Los Bengals regresaban a la postemporada con una racha de ocho victorias consecutivas en la temporada regular, la más larga para un equipo que jugó el SuperBowl el año anterior, y consiguieron su segundo triunfo del curso contra los Ravens.

Rompieron la igualdad en el primer ‘drive’. McPherson no falló desde las 39 yardas y conectó el gol de campo que subió el 3-0 al luminoso para unos Bengals que interceptarían poco después un pase de Huntley y que abrirían una jugada que acabaría, nada más empezar el segundo período con el primer touchdown de la noche.

Burrow encontró luz en la agresiva defensa de los Ravens, que le capturó tres veces en la primera mitad, y conectó el pase, para que Ja’Marr Chase diera ventaja 9-0 a los Bengals.

Parecían en control los subcampeones de 2022, pero la reacción de los Ravens fue contundente. Se adueñaron del balón y en un ‘drive’ de 20 jugadas y más de diez minutos, JK Dobbins firmó el touchdown que colocó a los visitantes a dos puntos.

Un gol de campo de Justin Tucker completó la remontada de los Ravens (10-9) con diez segundos por jugar.

Siguieron los intercambios de golpes en el tercer cuarto. Burrow aumentó el nivel y encontró líneas largas de pase para Chase. Esa conexión llevó a los locales al ‘TD’ de Higgins para el 17-10, pero los Ravens no tardaron en responder.

Huntley firmó un espectacular pase de touchdown de 41 yardas, el más largo de su carrera, y Demarcus Robinson se escapó de Eli Apple e igualó el partido 17-17.

Fue una inyección de confianza para Huntley y los Ravens llegaron a centímetros de anotar el touchdown de la ventaja en el cuarto período. Pero fue entonces cuando el sueño se convirtió en pesadilla.

En un tercer down a una yarda del ‘TD’, Logan Wilson forzó el ‘fumble’ de Huntley y Hubbard recorrió 98 yardas para dar a los Benglas el 24-17 y cambiar la historia del partido.

Nunca, en la historia de los ‘playoffs’, se había anotado un ‘TD’ de retorno tras un fumble más largo que el de esta noche.

Los Ravens, con orgullo, no tiraron la toalla y se dieron una última esperanza con un pase largo desesperado, con cuarto down, de Huntley que estuvo a centímetros de ser recibido por James Proche.

Se quedó en un susto para los Bengals, que prolongaron su camino en la postemporada con el sueño todavía vivo de llegar a Glendale, sede del Super Bowl 2023. EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img