spot_img

2-2. Espectacular encuentro en el Camp Nou; Old Trafford decidirá

Por:

Compartir esta noticia:

Barcelona Barcelona y Manchester United firmaron un espectacular encuentro en la ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa, que finalizó en tablas (2-2) y dejó todo aplazado para la vuelta, dentro de una semana en Old Trafford.

Fue un partido intenso, con los cuatro goles anotados en el segundo tiempo, y con dos malas noticias para los azulgrana, que no contarán para la vuelta ni con Pedri, lesionado, ni con Gavi, sancionado por acumulación de amarillas.

Ni Christensen ni Balde jugaron de salida. Confió la banda derecha Xavi a Araujo, tal vez esperando por esa zona a Rashford, y sorprendió con la entrada de Marcos Alonso y Jordi Alba. De todos modos, al Barcelona le costó coger el hilo del partido frente a un rival energético, que presionó la salida del balón y demostró su gran momento de juego.

Y es que los azulgrana no sacaban jugado el balón desde atrás, donde Koundé tenía problemas para iniciar la construcción, de Jong estaba muy tapado y la única solución pasaba por saltarse líneas de pase con un agujero evidente en la zaga del United: el lateral diestro.

Allí atacaba Jordi Alba a Wan-Bissaka, que perdía constantemente la posición y cerraba demasiado hacia al centro, con lo que su banda se convertía en una autopista.

Así llegó la primera aproximación de los azulgrana, en una acción de Alba, que dejó pasar Gavi y un remate de Lewandowski que no sorprendió a De Gea (min. 9).

La siguiente acción fue una falta lanzada por Marcos Alonso (min. 13) en un lanzamiento por encima del travesaño. El ritmo del partido era frenético, el United se alimentaba de la energía de Fred y Casemiro, vivía del vértigo de Rashford y de algún desequilibrio de Jadon Sancho.

Pero la siguiente aproximación también fue una llegada de Pedri en el 18. El United, poco a poco, se fue haciendo con el control del partido, aprovechaba cada error, cada duda del Barcelona para poner la meta de Ter Stegen en la diana y empezaron a llegar las ocasiones.

De Jong intervino para desviar un remate de Sancho (27) y un minuto después, Weghorst tuvo la ocasión más clara del primer tiempo, pero Ter Stegen estuvo espléndido en el uno contra uno y salvó a su equipo, no solo en esta ocasión, sino en otra con Rashford como protagonista a la media hora.

Y en la parte final del primer tiempo, los azulgrana respiraron algo más. Se sacudieron el dominio y tuvieron una ocasión comparable a las dos anteriores del United en una acción de Alba (min. 38), que salvo de Gea.

La mala noticia del primer tiempo fue la lesión de Pedri, sustituido en el minuto 40 por Sergi Roberto; la buena es que aguantó de igual a igual al United en un primer tiempo con un ritmo de juego trepidante.

Y todo lo apuntado en el primer tiempo se amplificó en los primeros minutos del segundo, con tres goles en los primeros quince minutos minutos y un cuarto en el 76.

Había apuntado Raphinha (min. 47) con un remate desde lejos y el brasileño sirvió un córner en el 50 que permitió el 1-0 de Marcos Alonso.

El central azulgrana remató espléndidamente el servicio del extremo. Picó el balón en el suelo y superó a De Gea. Marcos señaló al cielo en recuerdo de su padre, recientemente fallecido, y el equipo lo abrazó al completo (1-0).

Pero incomprensiblemente después de adelantarse en el marcado, el Barcelona se desinfló. Entró en juego Rashford, habilitado por Fred, y batió en el palo corto a Ter Stegen (1-1, min. 52).

Nueve minutos después, Rashford volvió a intervenir tras un saque de esquina y Koundé desvió en propia puerta (1-2, min. 59). La respuesta al descontrol de su equipo fueron tres cambios por parte de Xavi, que puso en juego a Ansu, Balde y Christensen, buscando un equilibrio que hasta entonces era muy frágil.

Y reaccionó su equipo. Se aproximó el 2-2 en un remate de Lewandowski y acertó Raphinha en el 76 que, en un disparo lejano, sorprendió a De Gea, después de una gran recuperación en campo contrario.

En el último cuarto de hora, el partido fue de ida y vuelta, parecía una final y no la ida de una eliminatoria. Y el Barça llegó más entero en la recta final. Reclamaron los azulgranas unas manos de Fred (min. 86), el balón dio en el palo en el 87, Ansu obligó a De Gea a realizar una gran intervención, Balde remató fuera (min.90) y Ansu junto al palo (min. 93). Todo se decidirá en Old Trafford.

Ficha técnica:

2 – Barcelona: Ter Stegen; Araujo, Koundé, Marcos Alonso (Christensen, min. 66), Jordi Alba (Balde, min. 66); Frenkie de Jong, Pedri (Sergi Roberto, min. 41), Kessié (Ansu Fati, min. 66); Raphinha (Ferran Torres, min. 83), Lewandowski y Gavi.

2 – Manchester United: De Gea; Wan-Bissaka, Varane, Shaw, Malacia; Casemiro, Fred; Sancho (Garnacho, min. 82), Bruno Fernandes, Rashford; y Weghorst.

Goles: 1-0, min. 50: Marcos Alonso. 1-1, min. 52: Rashford. 1-2, min. 59: Koundé (propia puerta). 2-2, min. 76: Raphinha.

Árbitro: Maurizio Mariani (ITA). Mostró cartulina amarilla a Alba (min. 30), Varane (min. 43), Casemiro (min. 65), al entrenador del United Ten Hag (min. 66), Malacia (min. 73), Gavi (min. 73)

Incidencias: Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en el Spotify Camp Nou ante 90.225 espectadores. Antes del inicio del encuentro se hizo un minuto de silencio en memoria de las víctimas por el terremoto de Turquía y Siria. Para el partido de vuelta, el Barcelona pierde por lesión a Pedri y a Gavi, por sanción. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img