spot_img

Por:

(VIDEO) Vicecanciller hondureño acusa a OEA de avalar comicios irregulares en su país

Lima – El vicecanciller de Honduras, Gerardo Torres, afirmó este jueves que su país está «retomando el sendero democrático» luego de poner «fin al violento régimen», y acusó a la OEA de avalar las elecciones irregulares en 2013 y 2017 que llevaron al poder a Juan Orlando Hernández, preso en EEUU por cargos de narcotráfico.

Honduras está «retomando el sendero de la democracia», dijo Torres en su discurso en Lima durante la LII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

«Hoy estamos en esta mesa para reclamar nuestro espacio, que es el espacio del pueblo de Honduras que no dejó de luchar y con democracia y una participación ciudadana activa y pacífica venció una narcodictadura», subrayó.

Torres indicó que por primera vez Honduras es «gobernada por su pueblo, en un gobierno altamente incluyente, democrático y como aclama esta Asamblea de la OEA, que lucha frontalmente todos los días contra la desigualdad y la discriminación».

«Gracias al voto soberano del pueblo, después de 12 años de dictadura y una votación masiva motivada por el liderazgo y el ejemplo de nuestra presidenta, Xiomara Castro, los hondureños pusimos fin al violento régimen heredero del golpe de Estado» de 2009, añadió.

Agregó que la presidenta hondureña está «empeñando sus mejores esfuerzos para fortalecer la gobernabilidad democrática y afianzar el Estado de derecho».

«Hay que fortalecer la confianza en nuestras democracias mediante el cumplimiento del compromiso sobre derechos humanos, gobernabilidad transparente y buenas prácticas regulatorias, y la lucha permanente contra la corrupción», añadió.

De igual manera, «abandonar la visión abstracta de la diplomacia multilateral y llevarla al plano de concreción y de beneficios tangibles para nuestras poblaciones», precisó Torres, quien recordó que Honduras ha solicitado apoyo a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para instalar una comisión internacional para combatir la corrupción.

Los sistemas evolucionan de acuerdo a las necesidades y al ritmo de los tiempos, pero «moralmente en nuestro accionar no nos podemos convertir en los jueces de otras naciones, por lo que nos mantenemos apegados a los principios de respeto y autodeterminación y la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados», señaló.

OEA avaló elecciones fraudulentas

«Nuestra obligación y compromiso soberano se contrae a la refundación humanista de una Honduras con dignidad», enfatizó el vicecanciller, quien indicó que la OEA avaló en 2013 y 2017 las elecciones en las que fue elegido el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, quien está preso en EEUU por cargos de narcotráfico.

En 2013, la OEA «avaló, a pesar de evidentes irregularidades, las elecciones que llevaron al poder a Juan Orlando Hernández», un presidente que «a todas luces estaba vinculado a las actividades criminales y con un accionar crónicamente corrupto», destacó.

La OEA también avaló en 2017 «las elecciones fraudulentas en las que se reeligió ilegalmente a la misma persona que hoy está siendo juzgada por un tribunal federal de Estados Unidos acusado por formar parte de una conspiración que desde 2004 a 2021 habría transportado a través de Honduras más de 500 toneladas de cocaína», señaló

«Se pudo hacer más en aquel momento, pero entendemos las presiones que lamentablemente a veces existen contra esta Organización que debe ser para toda América, sus Estados y poblaciones, sin diferencias ni excepciones», subrayó Torres.

Sin embargo, el funcionario agradeció al secretario general de la OEA, Luis Almagro, la declaración de 2017 en la que el organismo hemisférico recomendaba la repetición de las elecciones generales en Honduras.

Torres también recordó el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente de Honduras Manuel Zelaya, un acto que calificó de «nefasto y violento que rompió la vida democrática de mi país»

«Si no fuera porque el pueblo de Honduras nunca dejó de luchar por sus derechos, esa ruptura nunca hubiera sido sanada, recuperada y el retorno a la democracia seguiría a nivel de clamor», acotó el vicecanciller hondureño. AG

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img