spot_img

Unos 5,900 migrantes irregulares de 34 países transitaron por Olancho en octubre

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Unos 5,900 migrantes irregulares procedentes de 34 países del Caribe, África, Asia, Centro y Suramérica transitaron por el departamento de Olancho, entre el 3 y el 28 octubre, reveló la Delegación Departamental del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en ese departamento.

– Según el relato de los propios migrantes, la peor pesadilla la experimentaron en la Selva del Darién, ubicada entre Colombia y Panamá, al observar cómo algunas personas dejaban abandonados los cuerpos de miembros de su entorno familiar y que durante el trayecto encontraron cuerpos en descomposición.

Wendy Juárez, delegada del Conadeh en Olancho, explicó que, entre el 3 y el 8 de octubre del presente año, fueron atendidas por la iglesia católica de la comunidad de Nueva Choluteca, Patuca, Olancho, un promedio de 300 personas diarias, es decir, más de 2,100 de diferentes nacionalidades.

Una de las primeras acciones, del Conadeh, fue orientar a los miembros de la iglesia, que atendieron a los migrantes, que debían organizarse como comité y llevar un registro con nombre, identidad, nacionalidad y edad, con el fin de documentar el trabajo voluntario que realizan.

A partir del 9 de octubre se comenzó con el registro de los migrantes irregulares en el Albergue de Nueva Choluteca, y al 28 de ese mismo mes ya se contabilizaban unos 3,800, procedentes de 34 países.

Datos estadísticos establecen que 1,832 (48 %) migrantes irregulares que transitan por el departamento de Olancho proceden de Venezuela, 1,187 (31 %) de Ecuador, 180 de Haití, 100 de República Dominicana, 84 de Colombia, 76 de Angola y 52 de Perú.

En menor proporción también transitan migrantes irregulares de, Somalia, Camerún, Chile, Brasil, China, Afganistán, Panamá, Nicaragua, Nigeria, Ghana, Irán, Sudán, Mauritania, Pakistán, Nepal, Guinea, República del Congo, Líbano, Senegal, Sierra Leona, Ruanda, Bolivia, Marruecos, Burkina Faso y Etiopia.

Juárez reveló que los testimonios de los migrantes irregulares, que transitan por el departamento de Olancho, son desgarradores.

Algunos relataron que tardan entre 20 y 25 días para llegar de Venezuela a Honduras y que la experiencia vivida no se la desean ni al peor enemigo.

La peor pesadilla la experimentaron en la Selva del Darién, ubicada entre Colombia y Panamá, al observar como algunas personas dejaban abandonados los cuerpos de miembros de su entorno familiar.

Además, durante ese trayecto encontraron cuerpos en descomposición y que muchos de los migrantes sobreviven por el uso de suero oral.

Migrantes irregulares víctimas de abusos

La Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre ha reiterado, a las autoridades hondureñas, que las personas migrantes, en tránsito por Honduras, requieren de asistencia humanitaria, atención médica, alimentación y un lugar digno para descansar.

El Conadeh, desde las diferentes delegaciones departamentales mantiene un constante monitoreo en las oficinas de migración, los albergues, así como una comunicación permanente con organismos nacionales e internacionales que brindan servicios para garantizar el respeto de las personas que conforman los flujos migratorios mixtos, especialmente las personas en condición de vulnerabilidad.

La Delegada del Conadeh en Olancho, Wendy Juárez detalló que, debido al elevado flujo de migrantes irregulares que transitan por la zona, una de las primeras acciones fue reunirse con autoridades del municipio de Patuca y recomendarles estar vigilantes de las incidencias en el tránsito de estas personas que proceden de diferentes países.

Se sugirió al alcalde que brindará asistencia, al albergue ubicado Nueva Choluteca, con colchonetas y se coordinó con la Secretaria de Salud, para que se proveyera de medicamentos a fin de que las personas migrantes irregulares reciban asistencia médica.

Además, se habló con los transportistas ya que los migrantes se quejaron que, ya no tenían ni para comer y eran estafados con cobros de entre 40 a 50 dólares por trasladarles desde la Nueva Choluteca hasta Danlí o Juticalpa.

En Juticalpa, Juárez sostuvo reuniones con la encargada de Migración en Olancho, el Jefe Departamental de la Policía Nacional Preventiva y el Comandante del 16 Batallón de Infantería, y les recomendó que se les brinde protección para que las personas migrantes puedan llegar a Juticalpa, sin ser víctimas de tantos abusos.

Honduras vive una crisis migratoria sin precedentes al registrar, entre enero y el 15 de octubre del 2022, el ingreso de 124,865 personas migrantes irregulares procedentes de Asia, África, del Caribe, Centro y Suramérica.

Se estima que unos 54,198 migrantes irregulares proceden de Cuba; 44,315 de Venezuela; 8,359 de Ecuador; 4,953 de Haití y 1,458 de Colombia que han transitado por Honduras en su trayecto hacia Estados Unidos. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img