spot_imgspot_img

Una entrevista para la historia del periodismo

Washington, (EEUU) – Un periodista australiano le ha hecho al presidente norteamericano, Donald Trump, una magistral entrevista que,  pienso, debería ser estudiada en las escuelas de periodismo para que los jóvenes estudiantes se sientan orgullosos de su futura profesión.

Jonathan Swan, corresponsal político del portal americano de noticias AXIOS, ha hecho una demoledora entrevista que va a influir mucho en los votantes que tendrán que decidir el 3 de noviembre si reeligen a Trump por otros cuatro años más o al candidato presidencial demócrata, Joe Biden.

En la entrevista, transmitida por la cadena de televisión HBO, Trump no sale bien parado. Y la estrella ha sido Swan, aunque pienso que un periodista no es el que tenga que lucirse, si el entrevistado.

“¿Pensando en votar para reelegir a Trump”? Antes que se decida, mire esta entrevista”, ha titulado un digital, el “Cleveland.com”.

En 40 minutos, Swan no se deja impresionar por tener enfrente al hombre más poderoso del mundo y no tiene miedo de rebatirle, cuestionar lo que dice Trump, especialmente sobre el coronavirus. O interrumpirlo cuando no tiene sentido lo que alega el mandatario.

Cuando el presidente lo interrumpía, Swan, de 35 años, levantaba el brazo y apuntándole con los dedos, exclamaba “let me finish…” (“déjeme terminar…”).

3 FOTO SWAN Swan de espaldasDurante la entrevista, Swan le pregunta a Trump. (AXIOS-HBO).

He estado más de 10 años como corresponsal extranjero en Washington y nunca he escuchado a un periodista decirle a un presidente de Estados Unidos, en una entrevista televisada o una rueda de prensa, “let me finish”.

Y ni a mí se me ocurrió cuando entrevisté en la Oficina Oval de la Casa Blanca al presidente Ronald Reagan, en 1988, para la Agencia de Noticias Española EFE.

Lo único que sí hice fue reconducir la “charla”, cuando un encantador Reagan se desviaba mucho hablándome de su visita al histórico Alcázar de Toledo (España) y del asedio republicano durante la Guerra Civil Española.

En pocas palabras, Swan no se limitó a hacer preguntas y a esperar las respuestas. Fue incisivo, sin ser descortés.

No se impresionó cuando el presidente le mostró unas hojas de papeles, de unos gráficos donde, supuestamente, se demostraba cómo habían bajado el número de víctimas de la pandemia. Hasta puso cara de incredulidad.

Ese fue un intercambio dialéctico y Swan se lo llevaba por delante, aún con sus silencios, sus gestos o expresiones faciales.

Cuando Trump se jactaba de haber salvado a millones de personas en este país al suspender los vuelos desde China, Swan le  pregunta:

– JS: “Quien dice eso?”

– DT: “Por haber prohibido los vuelos desde China…”

– JS: “Pero si ya estaban aquí los chinos, habían entrado por Europa”.

En otro gracioso intercambio:

– DT: “¿Sabías Jonathan que hay muchos casos, porque se hacen demasiadas pruebas para detectar el coronavirus?”

–  JS: “Quien dice eso”.

–  DT:  … .Lee los manuales……”.

–  JS: “…¿Qué manuales…?”

–  DT: … .los libros…”.

–  JS: ¿Qué libros?.

Trump se mostraba a la defensiva y no era convincente. Mientras Swan, tranquilo y con las piernas cruzadas, seguía viéndolo con cara de incredulidad. Estaba actuando como un incisivo periodista anglo-sajón que no se deja avasallar por el poder.

Ninguna comparación con los periodistas de la cadena de televisión “amiga”, Fox News, que le hacen preguntas suaves. Por algo es la cadena favorita de Trump.

Trump se habrá llevado una gran decepción con Swan y pensaría, sin duda, que era uno de los suyos.

Lo conoce bien. Por algo Swan es uno de un grupo bien reducido y escogidos de periodistas que reciben exclusivas desde la Casa Blanca o del mismo Trump, según Robert Kessler, ex periodista del diario “The Washington Post”. Estas primicias no se pueden atribuir a nadie del gobierno.

4 FOTO SWAN en la CNNJonathan Swan dando una primicia mas, esta vez en la CNN. (CNN News).

Esos excelentes contactos le permitieron a Swan dar la primicia que Estados Unidos iba a reconocer a Jerusalén como capital de Israel y que Trump iba a retirar a EEUU del Acuerdo de París contra el Cambio Climático.   

Por esta entrevista, Swan es ahora un periodista famoso en Estados Unidos y se lo disputan las grandes cadenas de televisión para contratarlo.

Sin embargo, en las redes sociales, los seguidores de Trump lo critican ferozmente, argumentando que actuó de una manera grosera y nada respetuosa con el presidente.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img