spot_imgspot_img

Un nuevo compuesto abre la puerta a un fármaco contra la malaria de menos de un euro

La malaria fue responsable de más de 500.000 muertes en 2013, sobre todo entre los niños y las mujeres embarazadas en el África subsahariana, según datos de la OMS. Ahora, un equipo internacional de investigadores ha identificado un nuevo y “potente” compuesto contra la malaria, con un mecanismo de acción novedoso.

Esta molécula ha sido probada con éxito en ratones y podría dar lugar a un fármaco antimalárico de una sola dosis y con un coste menor al euro.

La revista Nature publica en su último número un artículo en el que se describe este nuevo compuesto, denominado por los investigadores DDD107498, y que es capaz de actuar en distintas fases de vida del parásito de la malaria Plasmodium falciparum.

La investigación está liderada por Ian Gilbert, de la Universidad de Dundee (Reino Unido), y en la misma han participado investigadores españoles, de EEUU, Australia, Suiza y Países Bajos.

El parásito de la malaria ha desarrollado múltiples resistencias a los fármacos y también empieza a hacerlo al tratamiento que ahora recomienda la Organización Mundial de la Salud, por eso, según los autores de este estudio, urge la necesidad de nuevas moléculas.

La descrita ahora es “un antimalárico muy potente y su principal característica es que es capaz de actuar en distintas fases de la vida del parásito, incluida la de transmisión de la enfermedad”, ha relatado a Efe Francisco Javier Gamo, firmante del artículo y director de la Unidad de Malaria de GlaxoSmithKline (GSK).

Así, este nuevo compuesto actúa en la fase hepática y en la fase de reproducción del parásito.

La infección en el ser humano no se produce directamente en la sangre. Cuando el mosquito portador del parásito (Anopheles) pica a una persona, partes del parásito (Plasmodium) se dirigen al hígado y es en este órgano donde empieza la infección.

Una vez allí, el parásito se multiplica y es capaz de proliferar de modo que cada individuo puede dar lugar a 10.000 nuevos parásitos, lo que da paso a que se produzcan los efectos de la enfermedad.

“Si esta división no se controla puede llegar a colapsar los vasos sanguíneos, el riego e incluso producir la muerte”, ha detallado este investigador, de ahí la importancia de esta molécula.

Además, ha continuado, este nuevo compuesto evita la transmisión del parásito al mosquito (que podría picar a otro humano), con lo que “se estaría bloqueando la transmisión de la enfermedad”.

Para este investigador español, se trata de una molécula “muy completa”.

¿Y cómo actúa este nuevo compuesto? Bloquea la síntesis de proteínas, es decir, la maquinaria que se encarga en el parásito de hacer la síntesis de cualquier proteína (cualquier organismo para crecer necesita reproducirse y dividirse, y para eso necesita de nuevas proteínas. Bloquearlas supondría frenar su crecimiento).

Eficaz en ratones

Los investigadores han comprobado la eficacia de este compuesto en ratones, su potencia, solubilidad y estabilidad.

Para ello, utilizaron modelos de ratón (en GSK) con eritrocitos (glóbulos rojos) humanos, reprodujeron en los animales la enfermedad y les administraron el compuesto hasta constatar que “los parásitos van desapareciendo hasta ser eliminados”, ha manifestado Gamo.

El siguiente paso, ya en marcha, su desarrollo preclínico, fase en la que se probará su toxicidad en humanos y su seguridad. Aún queda un largo camino.

Los autores de este estudio estiman que el futuro medicamento costaría menos de un euro por tratamiento, “lo que es importante porque la mayoría de personas con malaria viven en la pobreza”. EFE

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,827SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img