spot_imgspot_img

Trayectoria del embajador Hernández Alcerro es reconocida por el Congreso hondureño

Tegucigalpa – Al tiempo que el Poder Ejecutivo recibe al vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, el Congreso Nacional se apresta por su lado a reconocer el día siguiente la trayectoria profesional del actual embajador de Honduras ante la Casa Blanca.
 

Proceso Digital encontró al diplomático hondureño entre reuniones preparatorias para la visita del segundo a bordo en la Casa Blanca. Le preguntamos sobre la significación del viaje de Biden a Tegucigalpa. “Esta visita confirma en primer lugar que Honduras y Centroamérica están de nuevo en la pantalla del radar de los Estados Unidos de América” dijo el enviado hondureño.

“En segundo lugar, la visita tiene una alta significación política a nivel bilateral porque ella destaca el progreso que nuestro país ha hecho desde los eventos de 2009. La misma Casa Blanca la ha nterpretado como un reconocimiento a los esfuerzos exitosos del Presidente Lobo en el fortalecimiento de nuestro sistema democrático. Finalmente, el anuncio por ambos Gobiernos que el tema principal de los encuentros será la situación de seguridad, subraya la preeminencia que esta cuestión reviste hoy para el gobierno norteamericano.”

¿El Presidente de Guatemala estará presente, qué opina Usted de la propuesta de Pérez Molina de despenalizar el tráfico de drogas?

“Creo que necesitamos debatir esa propuesta y de ver todos los ángulos de la misma para entender bien cuáles serían las ventajas o desventajas. Yo entiendo que la propuesta no es ni de carácter legal ni emite juicio sobre los temas de orden moral. Creo que lo que el presidente de Guatemala nos está diciendo es que el problema de la producción, tráfico y consumo de drogas ilícitas es un problema de una actividad económica extremadamente rentable y que funciona como cualquier negocio de acuerdo a las reglas del mercado: oferta y demanda. Despenalizar sería una forma de afectar la oferta, la demanda y en consecuencia el precio y la rentabilidad del negocio que hoy es ilícito. Yo aún no entiendo cuáles serían todos los efectos de esa política, pero el problema se ha vuelto tan grave para todo Centroamérica que habrá que analizar la propuesta con toda seriedad.”

¿Usted cree que podemos esperar mayores recursos de parte de Estados Unidos para el combate del crimen organizado?

“Estados Unidos atraviesa por una situación fiscal y de endeudamiento externo difícil. Sin embargo tiene una economía muy grande y una serie de recursos humanos y tecnológicos que puede poner a disposición de los países centroamericanos. Además creo que cada día hay mayor conciencia de la responsabilidad que comparten en la situación de inseguridad en la región. Los Estados Unidos han dedicado unos US$368 millones para programas de seguridad en Centroamérica del 2008 al 2011. No creo que habrá anuncio de más recursos en esta visita, pero sí creo que después de ella, los Estados Unidos tendrán una mejor comprensión de lo complejo y grave de la situación y estarán más dispuestos a ejecutar más rápido esos fondos y apoyar a la región aún más de lo que ya han hecho.”

El diplomático hondureño habla con conocimiento de cómo funciona la política exterior, la administración y Congreso norteamericanos. Ha sido dos veces Embajador en Estados Unidos y ha representado al país en las presidencias de Ronald Reagan, George W. Bush (padre) y ahora con el Presidente Barack Obama. Su vida pública y en el sector privado le da una envidiable comprensión de la política nacional, la banca privada y de desarrollo, el medio académico y los organismos internacionales. Es el único hondureño que ha sido juez en las dos cortes internacionales del continente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Centroamericana de Justicia. Además ha defendido a Honduras como Co Agente en la Corte Internacional de Justicia.

Como Diputado integró la Asamblea Nacional Constituyente de 1982 y además de haber presentado un proyecto completo de Constitución de la República, algunos capítulos de nuestra Carta Magna se le deben a él, como el Capítulo de los Tratados, la nueva redacción del Título sobre Declaraciones, Derechos y Garantías lleva su impronta y se debió a él la inclusión de un Capítulo sobre los Derechos del Niño. También fue iniciativa de él la creación del nuevo sistema electoral que sustituyó el sufragio censal por el sufragio universal y creó el Registro Nacional de las Personas, la identidad única y el censo permanente. Todas reformas que le han dado gran estabilidad al sistema político en las últimas tres décadas.

Como Diputado al Congreso Nacional en distintos períodos fue promotor activo y participó en la aprobación de importantes leyes como: La Ley Electoral y de Partidos Políticos; las reformas a la Ley del Ministerio de Relaciones Exteriores; Ley del Servicio Exterior; reformas a la Ley del Banco Central; reformas a la Ley Monetaria; la Ley de Banca; Ley de Inmigración; la Ley del Dialogo Nacional; Ley de Ordenamiento Territorial; Ley de Agua Potable y Sanidad; Ley de Propiedad, reforma a la Ley de Municipalidades; Ley de Información Pública y Transparencia; Ley de Ética de los Servidores Públicos; Ley de Procedimientos Civiles; Ley de Protección al Consumidor; Ley de Protección a Testigos; Iniciativa para la protección de mujeres que han sufrido de violencia doméstica; Iniciativa para la protección de la población contra la contaminación de la compañía minera en el norte del Departamento de Francisco Morazán; la reforma al Sistema Nacional de Identificación; y sus últimos proyectos fueron la recientemente aprobada reforma a la Ley del Arancel Consular que tiene por objeto sanear el servicio consular y la Ley de Protección a Inmigrantes y sus familiares la cual está aún pendiente de aprobación.

Es por esta trayectoria legislativa que los diputados votaron unánimemente por otorgarle la Gran Cruz Placa de Oro de la Orden de Honor del Congreso Nacional, un reconocimiento reservado para extranjeros que se han destacado en sus servicios a Honduras y el cual es rara vez concedido a nacionales como es su caso.

Como funcionario público Hernández Alcerro, durante la administración del presidente Ricardo Maduro, transformó el arcaico ministerio de Gobernación y Justicia en una moderna institución que incorporó las tecnologías informáticas, redujo los tiempos de servicio a los usuarios de esa Secretaría de Estado y elevó la calidad de los funcionarios que laboraban en ella. Desde ese cargo defendió las causas del desarrollo económico local; inició un activo programa de descentralización administrativa, técnica, fiscal y financiera de las Municipalidades; impulsó el Ordenamiento Territorial; la participación de los ciudadanos organizados en las áreas de salud, educación, agricultura e infraestructura social en el nivel local; promovió programas de acceso a la justicia; la adopción de la primera Política Nacional para las mujeres; la creación de una Comisión para la Protección de los niños contra la violencia; y la defensa de los Derechos de las minorías.


Como ciudadano comprometido con su país, el Doctor Hernández Alcerro ha servido en muchas juntas directivas. Ha sido Fundador de la “Fundación Democracia y Desarrollo de Honduras” (FDDH) una ONG que promueve la reforma política; Gobernador de la “Fundación para las Inversiones y el Desarrollo” (FIDE) una institución que tiene como finalidad la atracción de inversiones extranjeras; Miembro del “Consejo Hondureño para la Competitividad” un grupo que estimula la competitividad internacional de Honduras; Director de la “Fundación Habitacional Vida Nueva” una ONG de vivienda social con sede en San Pedro Sula; Miembro de la “Fundación Guadalupe” una asociación católica para proyectos sociales en Santa Bárbara, Honduras; Fundador de la “Asociación Libertad y Democracia” (ALD) una institución dedicada a educar nuevos líderes políticos e investigar las políticas públicas para reducir la pobreza; y Director de “Fundación para la Paz y la Democracia en Centroamérica” (FUNPADEM) en San José, Costa Rica, una organización que promueve la paz y una mejor comprensión entre las naciones centroamericanas.


La condecoración del Congreso Nacional se suma a la Orden Francisco Morazán que le fue concedida por servicios distinguidos al país y la que le dio la ciudad en donde creció, Comayagua, la cual lo honró con la “Orden de Santa María de Valladolid” y lo declaró “hijo predilecto”. El Gobierno de Colombia lo galardonó con la “Orden Nacional al Mérito Civil” por su contribución al proceso de paz centroamericano. El Gobierno del Brasil le concedió la “Orden de Río Branco” por sus esfuerzos de promover las relaciones entre Honduras y Brasil. El Gobierno de la República de China en Taiwán lo condecoró con la “Orden de la Estrella Brillante” por su contribución a la cooperación internacional.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,717SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img