baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Una crema utilizada en verrugas y cáncer de piel podría servir para prevenir el dengue o el zika



Una crema utilizada en verrugas y cáncer de piel podría servir para prevenir el dengue o el zika
Autor del artículo: EFE

Una crema que se usa para tratar verrugas genitales y algunas formas de cáncer de piel podría ayudar a proteger contra enfermedades víricas como el zika o dengue, según una investigación de la Universidad de Leeds (Reino Unido) que advierte, no obstante, que aún son necesarias más pruebas para su uso real.

Los científicos constataron que la aplicación de la crema imiquimod -el principio activo- dentro de la hora siguiente a la picadura "redujo drásticamente" las tasas de infección en sus modelos.

En los experimentos utilizaron tanto muestras de piel humana como ratones y en ambos casos la aplicación de la crema actuó como "una señal de advertencia" que causó una rápida activación de la respuesta inmunológica de la piel capaz de combatir cualquier amenaza vírica potencial, explica la universidad en una nota.

Esto, añade, evitó que los virus se propagaran por todo el cuerpo y causaran enfermedad.

Los hallazgos se publican en la revista Science Translational Medicine en un artículo que también firma la Universidad de Glasgow.

"Es demasiado pronto para recomendar a la gente que use esta crema en sus picaduras, ya que se necesitan más pruebas y desarrollo para garantizar que se pueda usar de forma segura y efectiva para este propósito", apunta Kave Shams, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds.

Pero, añade este investigador, "tenemos la esperanza de que un día este descubrimiento pueda ayudar a un gran número de personas a evitar enfermedades, especialmente en aquellas partes del mundo más afectadas".

"Si podemos convertir esta crema en una opción de tratamiento antiviral, esta podría ser un complemento útil al repelente de mosquitos para evitar la infección de estas enfermedades", resume Shams, quien junto al resto del equipo espera encontrar colaboradores para continuar con las investigaciones.

Responder a un ataque vírico

Cuando un mosquito entra en contacto con la piel, la picadura hace que se inicie un mecanismo de reparación de la herida, sin embargo la piel no se prepara para responder al ataque vírico.

Esto significa que los virus transmitidos por los mosquitos son capaces de replicarse rápidamente con poca respuesta antiviral en la piel y luego se propagan por todo el cuerpo, detalla la misma nota.

Los investigadores descubrieron que al aplicar la crema después de la picadura se activaba de forma preventiva la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico: en concreto, el fármaco incentiva a un tipo de célula inmunológica de la piel, llamada macrófago, a entrar en acción de forma repentina para combatir el virus antes de que se pueda propagar por el cuerpo.

Los científicos estudiaron cuatro tipos de virus transmitidos por mosquitos: virus del Zika, chikunguña, del bosque de Semliki y el Bunyamwera; los dos primeros se estudiaron en muestras humanas y todos menos el zika en ratones.

Por ejemplo, para el zika y chikunguña se tomaron muestras de piel de 16 voluntarios y se conservaron en el laboratorio: los científicos cortaron cada muestra a la mitad y las infectaron con virus; después de una hora aplicaron la citada crema a la mitad de cada muestra y dos días más tarde midieron el grado de infección del virus.

Pruebas con zika y chikunguña

En el caso del zika encontraron que la piel que no recibió tratamiento contenía 70 veces más virus que la piel que sí fue tratada con la crema, mientras que en el caso del chikunguña, la piel que no recibió medicamento contenía 600 veces más virus.

En ambos casos, la piel tratada no liberó ningún virus infeccioso, lo que significa que el virus no se había propagado y causado la enfermedad en el cuerpo.

"Lo que resulta especialmente alentador de nuestros resultados es que la crema fue eficaz contra varios virus distintos, sin necesidad de estar dirigida a un virus particular", recalca Clive McKimmie, autor principal del estudio.

Y es que al estimular el sistema inmunológico y no apuntar a un virus específico, la estrategia tiene el potencial de servir para una amplia gama de distintas enfermedades víricas transmitidas por mosquitos. EFE


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

 

       



 BANNER encuesta BCH