spot_imgspot_img

Suspenden a autoridades penitenciarias por siniestro que causó más de 300 muertos en cárcel de Honduras

Tegucigalpa – El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, suspendió hoy a todas las autoridades penitenciarias de este país centroamericano para asegurar transparencia en las investigaciones de la tragedia que ocasionó la muerte de al menos 300 presidiarios en el central departamento de Comayagua.
 

El Mandatario dijo que “hoy es un día de profundo dolor para Honduras, lamentamos profundamente lo ocurrido y quiero expresar mi solidaridad con los familiares de los compatriotas que perdieron la vida en el Centro Penal de Comayagua”.

En cadena nacional de radio y televisión, Lobo Sosa, aseveró que el gobierno dará toda la atención médica necesaria a los lesionados. “En medio del dolor quiero expresar a los familiares que estamos ofreciendo el transporte para trasladarse desde Comayagua hasta un lugar especial cerca de la morgue capitalina para que una vez identificados los cuerpos, haremos el traslado correspondiente con el acompañamiento de los parientes a sus lugares de origen y daremos todo el apoyo necesario para su cristiana sepultura”, acotó.

Añadió que las Fuerzas Armadas, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y el Cuerpo de Bomberos, ayudarán en esa tarea.

“Concentraremos además todo nuestro esfuerzo para agilizar la tarea de reconocimiento de los cuerpos, tenemos asignado todo el personal médico forense del que disponemos”, agregó.

El mandatario informó que su colega chileno Sebastián Piñera, le comunicó que ese país tuvo una tragedia similar el año recién pasado y que tienen todo un cuerpo de forenses expertos para hacer una rápida identificación de los cuerpos y de inmediato llegará ese contingente.

Asimismo, indicó que ha recibido llamadas de apoyo de Estados Unidos, Colombia y del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien ha expresado su solidaridad y también ha ofrecido ayuda,

Informó que se encuentra reunido con los miembros que conforman el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad Nacional para tomar las acciones urgentes para atender esta tragedia que enluta a todos los hondureños.

“Preliminarmente, he instruido al ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, para la suspensión de sus cargos de los funcionarios encargados del Centro Penal de Comayagua y de la administración a nivel nacional de los centros penales para garantizar un proceso investigativo de total transparencia”, enfatizó Lobo.

Aseguró que se hará toda la investigación para determinar la causa que provocó la lamentable e inaceptable tragedia y deducir las responsabilidades mediante una investigación independiente con figuras de mucha autoridad moral y un acompañamiento internacional que en el marco de las leyes nacionales garantice la certeza y confiabilidad de los resultados y conclusiones, lo que garantiza un proceso de total transparencia.


Más temprano informábamos

Muertos en cárcel de Comayagua podrían superar los 300

Al menos 470 reos figuran en la lista de los sobrevivientes del incendio ocurrido en la granja penal de Comayagua, en la zona central de Honduras, lo que representa que la cifra de muertes establecida en 275, según medicina forense, podrían superar las 300.

En medio de reclamos de los familiares, el portavoz, Héctor Iván Mejía, leyó el listado ante la desesperación de los parientes de los reclusos.

Medicina forense empezó a evacuar los cuerpos de las víctimas y el ambiente empezó a volverse más intenso ante las altas temperatura que envuelven la región central hondureña.

Desmayos y reclamos de parientes que acusan a las autoridades de negligentes matizó el crudo ambiente donde los cuerpos reflejan la agudeza de la tragedia.

El comisionado de los derechos humanos, Ramón Custodio, dijo que 356 no respondieron cuando se pasó lista para verificar a los sobrevivientes.

Los parientes de las víctimas, especialmente las mujeres han desafiado a la autoridad e intentaron ingresar al sitio donde están los cuerpos para verificar lo que ha ocurrido con sus familiares.

“Los centros penales del país están colapsado y el Estado tiene que hacer cambios sustanciales” dijo el jefe de presidios, Danilo Orellana, reiterando una vieja urgencia.

Expresó que existen dos versiones respecto a lo que ocasionó el siniestro. Explicó que una de ellas indica que se trató de un corto circuito y otra advierte que hubo mano criminal.

La cárcel de Comayagua albergaba 852 reclusos.

La cárcel de Comayagua estaba construida para 250 personas pero su sobrepoblación le excedía en más de dos veces.

El padre Reinaldo Antonio Moncada lamentó el hecho y pidió fe a quienes aun no saben si sus parientes murieron durante el siniestro.

La doctora forense, Lucy Funes dijo que son por lo menos 275 los muertos mientras que el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla dijo que “son más de 200”.

Los heridos se estiman en al menos medio centenar.

El presidente hondureño Porfirio Lobo se ha mantenido en reunión con operadores de justicia y ha dicho que hablará a la nación en el trascurso de la mañana.

La tragedia de Comayagua es la mayor de Honduras. En 2004 otro siniestro similar ocasionó 107 muertos en mayo de 2004.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,393FansMe gusta
39,401SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img