Tegucigalpa – Los institutos de previsión social del país tienen una gran oportunidad para hacer inversiones que les dejen ganancias, siempre y cuando lo hagan con transparencia y cumpliendo con todos los requerimientos que sean recomendados por los especialistas que sean contratados sobre los rubros en los que quieran hacer sus inversiones como infraestructura vial, energía y vivienda, no solo estar dependiendo de las aportaciones de los participantes y haciendo préstamos personales e hipotecarios.
 

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) le va a prestar a Honduras 420 millones de dólares para que el gobierno a través de la Secretaria de Finanzas le pague a los instituciones de previsión social los bonos que estos tienen con dicha entidad y que a su vez, los institutos se comprometan a invertir ese dinero en un fondo de inversiones estructurado por el BCIE con el propósito de favorecer proyectos y obras de infraestructura rentables y seguros, explicó Roberto Carlos Salinas, comisionado nacional de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, CNBS.

“La idea es usar el ahorro interno para lo que siempre debió haberse utilizado, es decir, para el desarrollo socioeconómico y el desarrollo de los afiliados de los institutos y no para estar pagando déficit fiscal y otro tipo de consumo que no generan desarrollo” dijo.

Lo primero es identificar un gestor técnico internacional calificado que pueda valorar la viabilidad técnica y financiera de los proyectos, no se puede poner ni se va a poner en riesgo el dinero de los institutos, manifestó el comisionado de la CNBS.

En el caso del Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), su directora interina, Martha Doblado, ve oportunidad de hacer negocios al expresar que “definitivamente es lo mejor que les ha ocurrido a los institutos de previsión social y a Honduras porque éstos concentran el ahorro interno del país”.

“Con este financiamiento que el gobierno obtuvo, no solamente se logra algo importante para Honduras que es cambiar la estructura de endeudamiento pasando de un endeudamiento interno a corto plazo a un endeudamiento externo a largo plazo que permite un respiro a la nación y una mejora en cuanto a su situación fiscal y que además, va a promover el desarrollo porque está condicionado a que los institutos invirtamos en proyectos de renta variable, es decir, en el caso del Injupemp nos interesa sobremanera bajo criterios de rentabilidad, liquidez y seguridad, invertir en proyectos de los sectores energía e infraestructura y también en el tema de vivienda”, manifestó la Directora.

“Los institutos no solamente vamos a asegurar la rentabilidad, nosotros invertiríamos bajo el esquema eminentemente técnico y con criterios de rentabilidad para lo cual tendremos que buscar a especialistas en cualquiera de los rubros que quisiéramos participar” acotó la funcionaria.

Por su parte, el subgerente del Instituto de Previsión Militar (IPM) José Ernesto Leva, manifestó que “cuando hemos hecho inversiones con la asesoría de profesionales especialistas nos ha generado mucha ganancia, esto nos da como conclusión que tenemos en este mundo globalizado que buscar especialistas en inversiones para poder asegurar la rentabilidad y los recursos de nuestros afiliados”.

Explicó que desde que IPM tiene dentro de su portafolio inversiones en la industria cementera, financiera y en proyectos urbanísticos altamente rentables, su renta neta variable ha crecido entre un 10 a 15 por ciento.

“Lo correcto es buscar los gestores de inversión para que ellos hagan los estudios y evaluaciones, no es por criterio de las juntas directivas o directores sino que ahora van a ser especialistas que van a ser contratados y que al final van a definir y determinar si se invierte o no, finalizó diciendo el funcionario.