spot_imgspot_img

Sin resolver caso de Kevin Solórzano; juez tiene tres días para pronunciarse

Tegucigalpa – En audiencia preliminar celebrada esta tarde en el Fuerte Cabañas, ubicado en la periferia de la capital hondureña, un juez con jurisdicción nacional dejó sin resolver el caso del estudiante Kevin Solórzano, acusado de participar en el asesinato del ex fiscal Edwin Eguigure, y será en los próximos tres días que se decidirá si la causa se eleva a juicio oral público y en su defecto se decreta un sobreseimiento provisional o definitivo.

– La Fiscalía no logró evacuar en su totalidad las pruebas contra el imputado y bajo ese esquema la ley manda a un sobreseimiento provisional, declaró el abogado López.

– Voy a hacer lo que tenga que hacer para que Kevin esté conmigo, dijo su madre.

Así lo informó Jair López, abogado defensor de Solórzano, quien criticó la actitud empecinada del Ministerio Público de querer llevar la disputa hasta juicio oral y público, aún sin tener las pruebas de convicción contra el imputado.

“Hemos ratificado todos los detalles que ratifican que Kevin no participó en el hecho, como los vaciados telefónicos que ya está ahí y que evidencian que en efecto su compañero Luis Felipe Berrios venía de la zona nororiental de Francisco Morazán, es decir de Cantarranas, eso está técnicamente demostrado por la empresa claro (telefónica)”, desmenuzó.

El togado dijo que le solicitaron al Tribunal dos cosas: la nulidad de la audiencia preliminar porque se le vulneraron sus derechos al no permitir que presentara los testigos que tenía interés en llevarlos esta tarde; y lo segundo, “hemos contestado cargos en esta audiencia y le hemos al juez con objetividad que lo procedente es un sobreseimiento provisional porque el Ministerio Público no ha traído sus dictámenes periciales, a pesar de tener 120 días”, arguyó.

López contó que el juez decidió la nulidad de la petición de la defensa del joven universitario.

“Existe una pírrica formalización de acusaciones del Ministerio Público y la contestación de cargos y esperamos que en el tiempo que establece la ley que son tres días, el juez resuelva dictar un sobreseimiento provisional que es lo que corresponde en este caso”, apuntó.

bettyDe su lado, la madre de Kevin, Ana Betty Hernández, dijo que el sentimiento que le embargaba era que “existe una injusticia contra mi hijo; no sé por qué el Ministerio Público quiere acusar a mi hijo de algo que no ha cometido y yo ya les dije: ‘voy a hacer lo tenga que hacer para demostrar la inocencia de mi hijo’ y voy a buscar los medios”.

Entre sollozos agregó que “nunca voy a desmayar porque a mi hijo lo voy a tener conmigo, él es inocente, además tengo a un Dios Todopoderoso conmigo y aunque me quieran jugar sucio, él no lo va permitir”.

Antecedentes del caso

A Kevin Solórzano se le acusa de participar en el asesinato del ex fiscal Edwin Eguigure, hecho violento que se registró el 11 de noviembre de 2014, cuando caminaba junto a su esposa y sus hijos por una calle de tierra de la aldea El Chimbo, donde residía.

Nueve días después Solórzano fue detenido por miembros de la fuerza del orden al considerarlo sospechoso en el hecho criminal en base a un retrato hablado.

Solórzano tiene más de siete meses de guardar prisión en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara, Francisco Morazán.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,798SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img