spot_imgspot_img

Se expande por el mundo una bacteria resistente a los antibióticos

Londres – El aumento de los viajes de larga distancia ha contribuido a la expansión de una bacteria resistente a los antibióticos que hasta ahora sólo se había encontrado en pacientes de la India, Bangladesh y Pakistán, según un artículo publicado en «The Lancet».
 

El responsable de esto es el gen NDM-1 (Nueva Delhi metallo-b-lactamase 1), contenido en las enterobacteriaceae, un grupo de bacterias inmunes a los antibióticos.

El gen fue descubierto recientemente en pacientes británicos, como resultado de su difusión por el mundo propiciado por los viajes internacionales, lo que ha alimentado las preocupaciones por la llegada de una nueva era en la que los antibióticos habrán perdido su eficacia.

La primera vez que se encontró el gen NDM-1 en un occidental fue en 2009 en un paciente sueco enfermo de neumonía que en un primer momento fue tratado en un hospital de la India.

Después de someterle a varios tratamientos de antibióticos que no daban resultado, incluido los carbapenems -un tipo de antibióticos reservados sólo para casos extremos de infecciones causadas por bacterias multiresistentes- un equipo de la Universidad de Cardiff (Gales), liderado por Timothy Walsh, descubrió el gen en el paciente.

En el estudio publicado en «The Lancet», los autores muestran cómo el gen NDM-1, común en países como la India, Pakistán o Bangladesh, ha sido exportado a otros países como el Reino Unido a través de pacientes que han viajado a esos países.

Los investigadores tomaron muestras de bacterias en pacientes que presentaban esta patología en hospitales de las ciudades indias de Chennai y Haryana y de pacientes británicos, para después intentar combatirlas con antibióticos susceptibles a la presencia del gen NDM-1.

Identificaron 177 muestras que contenían el gen, que fue hallado mayoritariamente en las bacterias «E coli» (36 casos), la más asociada a las infecciones de orina, y «K pneumoniae» (111 casos), que provoca neumonía.

Además, el equipo descubrió que el gen NDM-1 se encuentra en el plásmido de las bacterias, que son estructuras de ADN que pueden ser fácilmente copiadas y transferidas a otras bacterias, lo que indica una capacidad potencial alarmante de diversificación del gen entre diferentes poblaciones de bacterias.

Según los autores del estudio, la difusión del gen puede llegar a representar un grave problema de salud global, ya que hasta la fecha hay muy pocos antibióticos realmente efectivos contra él.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img