spot_imgspot_img

Salvadoreños se enfrentan por conflicto entre Legislativo y Judicial

San Salvador – Manifestantes salvadoreños se enfrentaron hoy a golpes en las principales calles de San Salvador por el conflicto entre el órgano Legislativo y Judicial, que desde junio pasado están enfrentados por la anulación de las elecciones de una veintena de magistrados del Supremo salvadoreño.
 

Decenas de manifestantes, unos en apoyo a la Asamblea Legislativa y otros a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), salieron este jueves a las principales calles de San Salvador a dar su espaldarazo a las instituciones en conflicto, lo que generó en algunas zonas disturbios y peleas entre ellos.

Según medios locales, algunos de los manifestantes a favor del Supremo lanzaron gas pimienta y piedras a los que apoyaban a la Asamblea.

Un portavoz de Comando de Salvamentos confirmó que al menos unas siete personas resultaron con «lesiones leves» en los altercados y que sólo una persona requirió «observación médica por una hora, debido a que estaba bastante afectado por el gas pimienta», aseguró.

La Policía Nacional Civil (PNC), a pesar de las insistentes llamadas de Efe, no precisó si hubo detenidos por los enfrentamientos.

El conflicto entre la CSJ y la Asamblea Legislativa se inició el 5 de junio, cuando la Sala de lo Constitucional anuló las elecciones de los magistrados llevadas a cabo en 2006 y el 24 de abril, y ordenó hacerlas de nuevo.

Desde entonces ambos organismos están enfrentados, debido a que esta última desconoció ese fallo y acudió a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), que el 21 de junio pasado dictó la suspensión de las sentencias hasta emitir una resolución definitiva, una decisión que, a su vez, el máximo tribunal salvadoreño también desechó.

Fredy Valle, miembro del denominado movimiento nacional en favor del respeto de las resoluciones de la Sala, dijo a Efe que lo único que quieren es que la «Asamblea cumpla con las resoluciones de la Sala de lo Constitucional, porque está violentando la Constitución del país».

«Exigimos que esa Sala responda a todo el pueblo y no a los intereses de un grupo limitado de personas», respondió Osmín Salinas, en respaldo al Parlamento.

La Sala también declaró el martes pasado inconstitucional la elección del nuevo fiscal general, Astor Escalante, más de un mes después de haber anulado la designación de los magistrados del Poder Judicial.

Escalante debía asumir el 18 de septiembre próximo en sustitución del actual fiscal general, Romeo Barahona.

Tanto Estados Unidos, como la Unión Europea, han llamado al Parlamento y CSJ a resolver lo antes posible la crisis institucional que se ha desatado entre ambos poderes.

La Constitución salvadoreña no precisa en qué período debe elegirse a los magistrados del Supremo y al fiscal general.

Según las resoluciones de la Sala sobre los magistrados y el fiscal, una misma legislatura sólo puede realizar elecciones de segundo grado en una ocasión, no dos veces, como ocurrió en el período que terminó el 30 de abril, con lo que impidió hacerlo al nuevo congreso, que empezó reuniones el 1 de mayo.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,647SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img