baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Una niña de ocho años ingresa al Hospital Escuela con quemaduras por pólvora



Una niña de ocho años ingresa al Hospital Escuela con quemaduras por pólvora
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – Autoridades del Hospital Escuela Universitario (HEU), confirmaron este jueves el ingreso de una menor de ocho años quien resultó con quemaduras luego que le explotara un petardo en el rostro.

El portavoz del centro asistencial, Miguel Osorio, indicó que se trata de una pequeña de apenas ocho años quien ingresó a la emergencia pediátrica del bloque Materno Infantil con quemaduras por flama en el rostro.

Se trata de la misma historia, la niña encontró el cohete, lo tomó y luego lo encendió explotándole en el rostro por lo que fue hospitalizada y es atendida con antibióticos, analgésicos e hidroterapia y además se le hará el tratamiento para retirar el tejido muerto dañado del rostro.

Osorio detalló que, con esa menor, suman 53 las personas que han sido atendidas en ese centro asistencial desde el 1 de noviembre hasta la fecha.

Añadió que hasta el momento hay todavía hospitalizados un promedio de cinco personas afectadas por quemaduras por pólvora, por lo que la mayoría ya ha abandonada el centro asistencial.

Expresó que es preocupante que se han triplicado los casos de personas afectadas por quemaduras por pólvora en comparación con la temporada navideña del año pasado cuando apenas se reportaron 15 casos.

Ahora son 53 los casos incluidos los de las tres personas que ingresaron ayer provenientes de la colonia Nueva Capital con laceraciones provocadas por un mortero que les estalló luego que una de ellas arrojara al piso una colilla de cigarrillo encendida la que generó que se prendiera el artefacto.

Indicó que aún permanece hospitalizado un menor que perdió el dedo de en medio de la mano derecha luego que manipuló una cebolla la que al parecer fue lanzada desde una mototaxi y él con el afán de salvar a otros niños tomó el artefacto para alejarlo, pero no le dio tiempo de lanzarla y le explosionó en la mano.

Osorio recordó el caso más dramático es el de un joven policía de 29 años quien perdió la mano derecha de manera total ya que fue imposible poder rescatarle la extremidad por lo que los médicos del Seguro Social tuvieron que amputarlo.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba