POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Más de un día tardó Sinager en atender cadáver de microbiólogo muerto por supuesto COVID



Más de un día tardó Sinager en atender cadáver de microbiólogo muerto por supuesto COVID
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - Familiares del microbiólogo Julio César Licona Pérez, denunciaron que tras más de 24 horas de haber fallecido por supuesto COVID-19, las autoridades no han hecho el levantamiento del cuerpo para poder entregárselos y darle cristiana sepultura. Al filo de las 11:15 de la mañana llegaron los personeros de Sinager para hacer los trámites con el cadáver.

El hermano de la víctima identificado como David Licona, relató que su hermano les había revelado que en el Hospital Escuela donde laboraba solamente le proporcionaban el equipo básico de protección, pero no de bioseguridad para evitar el contagio del coronavirus.

Agregó que su hermano quien vivía solo en el barrio El Bosque de Tegucigalpa, le había manifestado desde el 24 de mayo que sentía malestares como neumonía, fiebre y malestar en el cuerpo.

Aseveró que las autoridades no le prestaron atención a su hermano luego que el 25 de mayo se le practicara la prueba PCR en tiempo real, sin que hasta el momento se conozca el resultado.

Los familiares aseveraron que a su pariente no le dieron ni siquiera una pastilla.

La última comunicación que tuvieron con el microbiólogo fue el pasado domingo en horas de la tarde cuando su hermana mayor lo llamó y le dijo que se sentía mal, luego lo estuvo llamando en horas de la madrugada del ayer lunes, pero ya no respondió el teléfono.

Fue hasta ayer lunes a las 3:00 de la tarde que parientes llamaron a las autoridades y llegó personal de Medicina Forense y de Salud Pública quienes son los que ingresaron a la vivienda y comprobaron que el microbiólogo ya había fallecido.

Sin embargo, no se hizo el levantamiento porque al fallecido no se le había hecho la prueba PCR post-mortem.

Además, durante la emergencia por la pandemia del coronavirus, Medicina Forense solamente está haciendo los levantamientos y autopsias de personas que mueren violentamente.

En ese sentido, quienes tienen que hacer el levantamiento es el personal del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), que hasta pasadas las 9:00 de la mañana de hoy no habían llegado a realizar esa gestión.

Julio César Licona deja hijos mayores de 18 años, así como unos gemelitos de apenas tres años y tenía una trayectoria de más de 22 años de laborar en el Hospital Escuela y como docente en la universidad.

La directora del Laboratorio Nacional de Virología, doctora Karla Pavón, informó que se necesitaba hacerle la prueba PCR post-mortem para hacer un cotejamiento con los resultados de la muestra que se le tomó el 25 de mayo.

Explicó que se requiere correr ambas pruebas porque es posible que la muestra del 25 de mayo dé negativo y el la post-mortem de positivo y es por eso que no se ha hecho el levantamiento y el entierro del cuerpo.

En ese sentido, Pavón se comprometió a enviar un equipo de microbiólogos de la Región Metropolitana de Salud para que le saquen la muestra post-mortem cuyos resultados estarían en un espacio de seis horas.

Mientras tanto, los familiares claman porque se haga el proceso lo más pronto posible porque quieren saber si su pariente realmente murió de COVID-19.

Asimismo, esperan darle cristiana sepultura aunque no saben en qué cementerio lo van a enterrar y solamente cuentan con el ataúd que donó el Colegio de Microbiólogos.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba