París- La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió hoy que Egipto, donde los militares han derrocado al presidente, Mohamed Mursi, adopte una nueva Constitución que respete los derechos humanos y la libertad de prensa.
 

«Una nueva Constitución, plenamente respetuosa con los derechos humanos, especialmente con la libertad de prensa, debe ser adoptada lo antes posible» en Egipto, declaró RSF en un comunicado.

Esa organización por la libertad de prensa, con sede en París, señaló que los Hermanos Musulmanes, el partido de Mursi, introdujo una serie de cambios en la Constitución egipcia que deben de ser «enmendados inmediatamente, sin dar, de manera directa o indirecta, poderes exorbitantes al Ejército».

«Se deben celebrar elecciones presidenciales y legislativas libres y democráticas, desde el respeto al pluralismo», agregó Reporteros sin Fronteras.

RSF recordó que aunque la Carta Magna egipcia haya sido suspendida, el país es «signatario de muchos tratados internacionales, que garantizan las libertades fundamentales» y que deben ser respetados.

Además, la organización mostró su inquietud por el hecho de que el nuevo poder establecido en Egipto haya cerrado tres canales de televisión cercanos a los Hermanos Musulmanes y que la policía entró en sus sedes «oficialmente para evitar que difundan mensajes incitando al odio y a la violencia».

«Inaugurar una nueva era que quiere ser democrática con un acto de censura como este es inquietante. En un Estado de derecho, solo una decisión judicial puede cerrar medios de comunicación. Solicitamos la reapertura de esos canales», concluyó la organización.