spot_imgspot_img

Rommel Herrera recobra su libertad tras dos años en prisión por quema en la Embajada de EEUU

Tegucigalpa – El Joven Rommel Herrera Portillo, recobró este viernes su libertad tras permanecer más de dos años en prisión, tras haber sido arrestado por encabezar una quema en la entrada de la Embajada de Estados Unidos (EEUU) en Tegucigalpa, capital de Honduras.

– Culpó a las autoridades carcelarias de pretender volverlo loco debido a los malos tratos recibidos. “Llegué sano y ahora tengo que tomar muchas pastillas”, acotó.

En los últimos días Herrera Portillo, estuvo recluido en el Hospital Psiquiátrico Mario Mendoza en la capital, para recibir un tratamiento, hasta ahí llegaron familiares y amigos para recibirlo y felicitarlo por lograr recuperar su libertad.

“Gracias a todas las personas que han estado conmigo, ha sido una ardua travesía,  fue injusto y atroz lo que me hicieron, yo soy de carne y hueso, un hondureño que lucha contra tanta malicia, estoy criminalizado por un delito que no tenía sustento”, dijo Herrera al salir en libertad.

En ese sentido, añadió que el pueblo tiene que abrir los ojos, “fui imputado injustamente y enviado a un centro de tortura, no debe haber más a tropello hacia nadie más hay que luchar con hidalguía  y con el corazón, vamos a seguir esto no se acaba aquí”.

Asimismo, añadió que prácticamente fue secuestrado de la cárcel de Támara y enviado a un presidio de máxima seguridad y posteriormente a un hospital psiquiátrico “donde casi quedo loco, tengo que tomar muchas pastillas a diario cuando yo estaba sano”.      

Herrera Portillo fue capturado el pasado 31 de mayo de 2019, luego de ser vinculado en participar en la quema de llantas en la entrada principal de la embajada de EEUU en las marchas de la plataforma ciudadana contra la dictadura que conformaron gremios magisteriales y médicos.

Cabe recordar que el 1 de junio de 2019, fue presentado ante un juez quien le dictó detención judicial por el delito de incendio agravado en perjuicio de la sede diplomática de Estados Unidos en Honduras.

El 4 de diciembre de 2020, la Sala V del Tribunal de Sentencia lo declararon culpable por provocar dicho siniestro y el 12 de febrero de 2021, el Ministerio Público en audiencia de determinación de la pena, solicitó la condena mínima de cuatro años de prisión.

Y recientemente el juzgado de Ejecución de Tegucigalpa le otorgó la carta de libertad definitiva por haber conmutado la pena de prisión impuesta por complicidad en el delito de incendio agravado en perjuicio de la oficina diplomática norteamericana. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img