Registran más de 300 hondureños mutilados por “La Bestia”

Tegucigalpa – En los últimos cinco años al menos 300 hondureños han perdido una extremidad tratando de cruzar la frontera de Estados Unidos, informó este sábado una fuente humanitaria ligada a la Iglesia Católica.
 

De acuerdo a la coordinadora de La Comisión Nacional de Apoyo a Migrantes Retornados con Discapacidad (CONAMIREDIS), Karen Núnez, existen más casos de hondureños mutilados pero aún no se registran ya que esta comisión se ha encargado de documentar los mismos desde la fecha de su creación en 2009.

La CONAMIREDIS es una comisión de la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica de Honduras, de carácter ecuménico e interreligioso, detalla un informe de FIDES donde se explica que la instancia busca asistir exclusivamente a los migrantes que regresan de la ruta migratoria (México y Estados Unidos) con algún tipo de discapacidad, sea con amputaciones, lesiones cerebrales o medulares u otro tipo de consecuencia grave a raíz de un accidente.

Desde su organización hasta inicios de 2014, la CONAMIREDIS registró la asistencia de 230 migrantes retornados con discapacidad, 200 de los cuales reciben un seguimiento y una atención permanente, una vez que los cuidados y necesidades de una persona que usa prótesis o sufrió una lesión medular o cerebral son de por vida.

En declaraciones a periodistas este sábado, Karen Núñez explicó que la mayoría de las mutilaciones suceden cuando los hondureños tratan de abordar el tren «La Bestia» el cual cruza de sur a norte varios estados mexicanos.

Agregó que la próxima semana serán deportados dos hondureños que perdieron sus pies a cuando intentaron abordar el tren antes mencionado.

En el mismo orden indicó que estos casos son notificados a la CONAMIREDIS por la Cancillería hondureña y ellos le dan seguimiento e intentan atender a los afectados.

En su ruta hacía los Estados Unidos, cruzando territorio mexicano, miles de migrantes utilizan como medio de transporte, en algunos tramos, el tren denominado «La Bestia». Es en esa máquina donde sufren accidentes que terminan con sus vidas o que les dejan con sus cuerpos amputados.

«La Bestia» también es una especie de nido de bandas de criminales que cobran a los migrantes cuotas por su uso.

El tren carguero también marca la vida de los indocumentados tras continuos descarrilamientos.

Síganos

21,741FansMe gusta
34,613SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Trasladan a reos del centro penal de El Progreso, Yoro a otras cárceles del país

Los privados de libertad que permanecían en el gimnasio de un centro educativo luego que se inundara el centro penal de El Progreso, Yoro, como efecto de la tormenta Eta, han sido trasladados a otras cárceles del país, después que hace dos días nueve prisioneros se fugaran, de los cuales tres han sido recapturados.

HE reporta la muerte de tres pacientes con sospecha de COVID-19 en esta capital

Fuentes del Hospital Escuela reportaron este sábado que tres personas fallecieron en las últimas horas bajo sospecha de COVID-19, mientras que en Hospital de Especialidades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), no reporta decesos por causa del coronavirus.

Combustibles aumentarán centavos a partir del lunes

La nueva estructura de precios de los combustibles dada a conocer este sábado por la Secretaría de Energía a través de la Dirección de Comercialización de Hidrocarburos y Biocombustibles, establece que las gasolinas reflejarán un leve aumento en su precio.

En tierras incautadas al narco buscan levantar poblado de La Reina

Más de 300 viviendas que fueron devastadas por deslaves en la comunidad La Reina en Protección, departamento de Santa Bárbara, ahora buscan ser reconstruidas en terrenos incautados al narcotráfico en esa zona noroccidental de Honduras.

Continúan labores de limpieza en La Lima, pobladores piden más maquinaria

Las labores de limpieza en el municipio de La Lima no se detienen desde hace tres días, pero la maquinaria que se encuentra en el sector es insuficiente para limpiar los escombros dejados por las tormentas tropicales Eta y Iota.