spot_imgspot_img

Reducirán homicidios mejorado manejo y circulación de armas pequeñas

Tegucigalpa- Fuerzas policiales y otras instituciones, se preparan para estandarizar las normas de seguridad física y gestionar de manera eficiente, los depósitos de armas de fuego, municiones y explosivos que tiene el país, para minimizar riesgos por inseguridad en las instalaciones de almacenamiento y evitar su desvío hacia la ilegalidad.

 

Esta jornada organizada por la subsecretaria de Prevención del Ministerio de Seguridad, es apoyada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina  (UNLIREC) y la embajada de Alemania.

 

Al inaugurar el evento, la viceministra de Prevención de la Secretaría de Seguridad, Alejandra Hernández, destacó que el Gobierno está ejecutando una estrategia integral que necesita el apoyo de todos los actores para que se convierta en algo transversal  que trascienda  la Secretaria de Seguridad e incluso los miembros e instituciones del Consejo de Defensa, porque la integralidad tiene que ver con salud, educación, oportunidades de empleo y espacios públicos que minimicen los factores de riesgo. 

   

La representante del PNUD, Consuelo Vidal, ofreció al Gobierno apoyar el retiro de excedentes de armas, jornadas de recolección y destrucción de armas de fuego, municiones, explosivos y materiales relacionados, para minimizar los riesgos que implica la circulación de este tipo de pertrechos militares.

 

Según los datos del Observatorio de la Violencia, entre los años 2004 y 2013, se cometieron en Honduras, más de 38 000 homicidios con armas de fuego, es decir más del 80 % del total de muertos por homicidio en ese periodo,  sin contar aquellos que perdieron la vida por suicidios y muertes accidentales.

 

En la encuesta de victimización realizada por el PNUD en el año 2010, se registra que el 18 % de las personas encuestadas en las principales ciudades del país, tenían armas en su hogar, un 30 % de ellas concentradas en la zona central. Los expertos calculan que en el país circulan entre 800 mil y un millón de armas, muchas de ellas ilegales.

 

Este es un esfuerzo muy importante a nivel preventivo, para evitar que las armas del Estado se fuguen a circuitos ilícitos; para que los equipos que las fuerzas tienen, estén en condiciones adecuadas para sus responsabilidades y mandatos, y en el caso de los explosivos y municiones, que no causen daño, ni al personal ni a la ciudadanía, expresó William Godnick, representante de UNLIREC.

 

Los conflictos en sí no ponen en peligro a la ciudadanía, todo depende de cómo se manejan los conflictos; y aquí entra el tema de las armas pequeñas; si dos personas se pelean sin armas el conflicto en la mayoría de los casos no tiene consecuencias muy graves pero si las personas están armadas, el mismo conflicto puede resultar letal, recalcó el jefe de cooperación de la embajada de Alemania, Daniel Kempken. 

 

Por su parte, al finalizar su int4ervencion Vidal expresó que sin seguridad no hay desarrollo, y sin desarrollo no se puede  garantizar el bienestar de todas y todos los ciudadanos de Honduras.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,590SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img