spot_imgspot_img

Realizarán pruebas y aislarán a 40 migrantes que ingresaron al país procedentes de México

San Pedro Sula – Unos 40 migrantes que ingresaron anoche al país a través de la frontera de Corinto, Omoa, Cortés, deportados desde México han sido obligados a someterse a una cuarentena siguiendo los protocolos de seguridad sanitaria para evitar la propagación del COVID-19.

-Igualmente, este sábado todo el personal del aeropuerto internacional Villeda Morales será sometido a pruebas rápidas.

Tras ingresar al país, las autoridades militares y los funcionarios de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), trasladaron a los migrantes hasta San Pedro Sula donde este sábado serán sometidos a pruebas rápidas para detectar el coronavirus y luego a un aislamiento obligatorio.

La directora regional de Salud en el departamento de Cortés, doctora Lourdes Estrada, indicó que este sábado todo el personal del aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, serán sometidos a pruebas rápidas para detectar el coronavirus.

Indicó que la medida es porque entraron en contacto con un grupo de marinos que llegaron la semana pasada procedentes de Brasil de los cuales al menos 27 dieron positivo en la prueba de COVID-19.

“La prueba se va a hacer a todo el personal del aeropuerto, tanto personal de Migración, Oficina Sanitaria, personal de Aduanas y seguridad aeroportuaria y todas aquellas personas que tuvieron contacto con los marinos hondureños”, indicó Estrada.

Agregó que las pruebas rápidas que se aplicará al personal son parte de la donación que hizo la alcaldía municipal de San Pedro Sula, la semana pasada.

Refirió que en total ingresaron 130 marinos procedentes de Brasil y a todos se les aplicó la prueba rápida y resultaron 27 positivos.

Indicó que, de esos 27 marinos, que han vuelto a ser sometidos a nuevas pruebas y se han resultado dos positivos y dos negativos y se está a la espera de los resultados de las restantes 23 muestras que se enviaron a Tegucigalpa la semana pasada.

Sobre los 40 migrantes que ingresaron anoche por Corinto, indicó que igualmente serán sometidos a pruebas rápidas para luego aislarlos en un albergue pues proceden de un país en el que se han detectado casos de coronavirus.

A ellos se les tendrá bajo vigilancia y atención médica por un período de 14 días y se les hace un compromiso en el que, si salen negativos en la prueba, irán a un confinamiento domiciliario en sus casas.

Por otro lado, indicó que las salas de COVID de los hospitales Leonardo Martínez, Mario Catarino Rivas y el Seguro Social, están copados en un 90 por ciento de su capacidad y por eso es urgente habilitar más espacios para atender a los enfermos más leves en la afección por el coronavirus.

En ese sentido, en coordinación con el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), próximamente se van a habilitar las instalaciones del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), en San Pedro Sula, para recibir a pacientes sospechosos e igualmente sucederá con el Gimnasio Municipal.

Indicó que en esos dos lugares se habilitarán unas 250 camas para poder atender a esos pacientes.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,988SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img