spot_imgspot_img

¿Qué pasaría si Trump y el vicepresidente caen enfermos?

Washington, (EEUU) – No, no es una pregunta tonta. Es muy oportuna y más aún después de la última ocurrencia del presidente Donald Trump.

Acaba de revelar que está tomando una medicina contra la malaria, Hidroxicloroquina, porque cree que le puede ayudar a prevenir el COVID-19. Pero esta puede provocar efectos secundarios peligrosos, incluso la muerte. 

Tanto Donald Trump y el vicepresidente, Mike Pence, no toman ninguna precaución ante la presencia del coronavirus en la misma Casa Blanca y nunca usan mascarillas en los actos públicos.

Un militar, asistente personal, de Trump, (que le sirve la comida) y la jefa de prensa de Pence , Katie Miller,  se han contagiado. Y varios de los expertos que los asesoran ante la pandemia, están recluidos en sus casas por haber estado en contacto con personas contagiadas. También varios miembros del Servicio Secreto que protegen al presidente.

Y Pence ha visitado hospitales donde todos a su alrededor usaban mascarillas, menos él, inexplicablemente.

FOTO 3 TRUMP PENCE Visita a un hospiralEl vicepresidente, sin mascarilla,visita un hospital. (Foto tomada de un video de CBS-Local Minnesota).

Además, Trump y Pence están en contacto diariamente, a pesar que el presidente alega que “hace tiempo que no lo veo”.

Y en sus ruedas de prensa, los periodistas están todos con mascarillas, menos el presidente.

La Casa Blanca ha informado que a Trump y a Pence les hacen, diariamente pruebas para detectar el virus.

Trump tiene 71 años y con 243 libras de peso (110 kilos) es obeso. Le gusta el “Big Mac” de McDonald y hace poco ejercicio, salvo el golf.

Estas son las hipótesis plausibles en caso que Trump cayera enfermo y también Pence (y estuvieran ambos “incapacitados” para seguir en el cargo). Una eventualidad muy remota, pero no imposible del todo, dadas las circunstancias.

Es lógico pensar que, inmediatamente, la bolsa de Wall Street en Nueva York se hundiría.

Según el orden constitucional y en tercer lugar, le tocaría asumir el poder, temporalmente, a la demócrata Nancy Pelosi, presidenta (“Speaker”) de la Cámara de Representantes del Congreso y archi enemiga política de Trump.

FOTO 4 TRUMP PENCE NANCY PELOSI Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.( Foto EPA-EFE Shutter Stock – Por Shawn Thew).

Trump, supuestamente, estaría recluido en un hospital y a través de su medio favorito de comunicación, “Twitter”, estaría echando pestes de Pelosi y alegando que todo ha sido una conspiración entre los demócratas y “ese maldito virus chino”.

Y en un año electoral, el gran líder enfermo y Pelosi al mando, tendría a los republicanos muy preocupados y desesperados.

Es fácil deducir que Trump, con la animosidad que tiene a Pelosi, haría todo lo posible para impedir la línea sucesoria, alegando que no está “tan incapacitado”, o el vicepresidente, para asumir de nuevo el control del país.

En un reciente “Twitter”, Trump describió a Pelosi como “una incompetente y una política de tercera clase”.

Pelosi no se queda atrás. En el discurso anual del Estado de la Unión ante el Congreso en febrero pasado, que ella presidía con Pence, tan pronto terminó Trump de hablar, Pelosi le robó el “show” televisivo, al romper, parada detrás de él, las páginas del discurso con un desprecio evidente. Y al despedirse del pódium, Trump se negó a darle la mano a Pelosi.

FOTO 5 TRUMP PENCE PELOSI ROMPÈ DISCURSONancy Pelosi rompe el discurso del presidente en un acto provocativo de desprecio.Trump no se lo ha perdonado y desde entonces la llama «loca».

Y tampoco hay que descartar que Pelosi, una mujer muy tenaz a pesar su edad, de 80 años, insistiera en ocupar ese puesto, que legalmente le corresponde.

“Tendríamos entonces una crisis constitucional”, advirtió Brian Kalt, experto de derecho constitucional de la Universidad Estatal de Michigan, en un artículo en la revista “The Atlantic”.

Kalt sugiere que una táctica republicana, para impedir el ascenso de Pelosi, sería la de modificar un artículo de la enmienda 25 de la constitución para que la tercera posición fuera ocupada, no por Pelosi, pero si por el miembro de mayor rango en el gabinete, el Secretario de Estado (Ministro de Asuntos Exteriores). Ese puesto lo ocupa actualmente Mike Pompeo, (de acérrima lealtad a Trump).

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img