spot_imgspot_img

Propietarios de pequeños y medianos hoteles claman por ayuda al gobierno

Tegucigalpa – No cabe duda que debido a la pandemia del coronavirus, la industria del turismo es uno de los sectores más afectados a nivel mundial y en Honduras no es la excepción donde las pérdidas por efecto del COVID-19, se estiman en millones de lempiras.

Dentro de la industria del turismo, uno de los subsectores más afectados es el de los pequeños y medianos hoteles quienes demandan del gobierno legislar para obtener préstamos más blandos y concesionales a través de los fondos del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi).

Así lo planteó el gerente propietario del hotel Quinta Pat, localizado en el valle de El Zamorano, Pedro Antonio Tróchez, quien calificó los efectos de la pandemia del coronavirus en ese sector como un “tornado” que todavía los mantiene en incertidumbre acerca de lo que va a pasar.

Indicó que su hotel tiene más de un mes de permanecer cerrado lo que constituye un golpe económico fuerte pues ya había alcanzado contar con 50 habitaciones y para esta temporada ya había una gran cantidad de reservaciones que fueron canceladas y ahora al recorrer las instalaciones lucen desoladas y prácticamente la instalación se convirtió en un “elefante blanco”.

Lo complicado es que “tengo compromisos, y son compromisos serios y si bien es cierto me dieron plazo para poder diferir tres cuotas, cómo hacerle frente a lo que se viene después de esto y esa es la gran interrogante”.

Acotó que después viene el pago de las cuotas normales de las tarjetas de crédito, los pagos de planillas, pero los préstamos con cuotas grandes y serias, aparte que la Empresa Energía Honduras (EEH), le llevó el recibo de la luz con la misma cantidad, aunque el hotel ha estado cerrado desde los primeros días de marzo, es decir que lo que hicieron fue promediar el consumo.

Relató que se habían preparado para las vacaciones de Semana Santa y ya tenía amarrados contratos con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), y la organización Visión Mundial, que en conjunto significaba más de dos millones de lempiras, mientras que un postgrado de la Universidad de Nicaragua que iba a impartir cursos por un período de seis meses cuyo montó ascendía a 62 mil dólares, también se esfumó.

A eso hay que agregarle lo que se perdió por la cancelación de las vacaciones de la Semana Santa cuando en 15 días prácticamente se salva el mes.

Indicó que la primera quincena de marzo, si le pudo cumplir con el pago de la planilla a sus empleados, pero ya no tiene fondos para seguir pagándoles y los ha tenido que suspender, mientras hace esfuerzos para mantener la vegetación ya que el atractivo del hotel es lo ecológico.

Tróchez refirió que se les ha puesto a disposición un financiamiento a través de Banhprovi, pero el plazo que se les están ofreciendo a una tasa de 10 por ciento, un plazo de siete años y un máximo de dos millones de lempiras, condiciones que no son nada favorables por lo que preferirá cerrar el hotel.

En ese sentido, demandan préstamos más blandos o concesionales, a una tasa de entre tres y cuatro por ciento y un plazo más amplio ya que los mismos bancos tienen garantías sobre los créditos.

Indicó que él adquirió un préstamo hace cinco años e incluso las condiciones eran mejores a lo que se les está ofreciendo ahora y en aquel tiempo el proyecto estaba valorado en 20 millones de lempiras y ahora está valuado en 110 millones de lempiras.

Consideran que ahora que el gobierno va a recibir un alivio en el pago de la deuda externa, es la oportunidad de ayudar a ese tipo de negocios a poder salir adelante con financiamientos más concesionales.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,912SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img