Tegucigalpa – El presidente hondureño, Porfirio Lobo, manifestó su inconformidad con el trabajo realizado hasta el momento por la Comisión de Reforma a la Seguridad Pública (CRSP).
 

El mandatario dijo que todavía está a la espera de las recomendaciones que la Comisión haría para mejorar el sistema de seguridad pública del país.

En ese sentido, pidió a la CRSP agilizar su trabajo en torno a la depuración policial.

El mandatario instaló oficialmente la Comisión de Reforma a la Seguridad Pública (CRSP), el pasado 1 de junio.

La Comisión de Reforma está integrada por los nacionales Omar Casco, Víctor Meza y Matías Funes; y por los internacionales, el canadiense Adam Blackwell y el chileno Aquiles Blu.

La CRSP fue creada bajo el decreto legislativo 004-2012 y será la encargada de depurar a los operadores de justicia en el país: policías, fiscales y jueces.

Lo único que se conoce de la CRSP es que pidieron que se investigue el accionar del ex fiscal contra la corrupción, Henry Salgado, por lo que el gobernante Lobo pidió que no se distraigan en cosas minúsculas y hagan significativas recomendaciones para aportar en la depuración policial.