spot_imgspot_img

Presidente Hernández dice que sería un error que EEUU premie y crea en narcotraficantes confesos

Tegucigalpa – “Si Estados Unidos comete el error de premiar a los narcos que dan falsos testimonios, la batalla contra el narcotráfico en Honduras será insostenible», manifestó este miércoles el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en comparecencia ante el Congreso Nacional donde presentó un informe sobre los logros obtenidos contra la criminalidad.

El jefe del Ejecutivo presentó ante el Congreso Nacional una serie de propuestas para contrarrestar la criminalidad.

Carteles de la droga dieron órdenes para que nadie votara por mí en las elecciones de 2012, dice Hernández.

– Más de cinco años han pasado desde que se entregaron Los Cachiros a EEUU y aún no reciben condena porque buscan bajarla a costa de lo sea, dijo el mandatario.

El año anterior el tránsito de droga alanzó una reducción de 8 % en Honduras.

En ese sentido propuso nuevas estrategias de lucha contra las maras y pandillas, narcotráfico y criminalidad organizada que requerirá reformas legislativas y lo hizo un día después de conocerse que un grupo de senadores estadounidenses propuso un proyecto de legislación conocido como “Proyecto de Ley Sobre Derechos Humanos y Anti-Corrupción de Honduras 2021” con el cual se busca suspender todo elemento de ayuda en materia de seguridad de parte de Estados Unidos a Honduras.  

El mandatario junto a los jefes de las bancadas de los diferentes partidos políticos y el Gabinete de Defensa y Seguridad, se reunieron en el Parlamento para para proponer estrategias más recias, esto, ante la mutación de las maras y pandillas en el país centroamericano.

 “Existe un riesgo, la lucha contra la narcoactividad puede colapsar silenciosamente, los narcos creen haber encontrado la llave mágica para poder operar y destruir a todos lo que luchan contra ellos, buscan convencer a todos los presidentes para que nunca más se opongan a ellos”; alertó. 

“Preguntémonos, ¿qué puede provocar que el próximo presidente no continúe con la lucha contra los narcotraficantes?, lo sabemos, eso pasaría como consecuencia natural si determinadas oficinas en Estados Unidos cometen el error de premiar a los narcos que dan falso testimonio, en lugar de aumentar sus penas, si eso ocurre entonces la batalla unificada que hemos llevado contra el narcotráfico puede volverse insostenible”, agregó. 

Consecuentemente sostuvo que los narcotraficantes mienten porque buscan deducir sus penas y venganza, contra los que verdaderamente los persiguieron hasta desacomodarlos de Honduras.

Recordó que hace una década previa a su llegada al poder, Honduras estaba a punto de convertirse en un estado fallido, pero que gracias a que se adquirieron compromisos solemnes para salvar al país, eso, pese a la oposición de varios sectores, políticos, sociales, que junto los narcos y pandillas a toda medida importante contra el crimen, como la extradición, depuración policial, la Policía Militar y al cambio del sistema carcelario.

Los Cachiros

Destacó que hace 10 años se tenía la tasa de homicidios más alta del mundo, que además no existía la extradición, la Policía Nacional estaba coludida y penetrada por el crimen organizado, a tal grado de asesinar al director de lucha contra el narcotráfico, y señaló al cartel de “Los Cachiros”.

“Los Cachiros fueron los primeros narcos en entender que los buenos tiempos para los criminales terminarían si alguna vez me convertía en presidente de la República (…) 10 días después de haber sido electo presidente, se fueron para entregarse en Estados Unidos, porque sabían que su imperio se había derrumbado», pormenorizó.

Se declaró enemigo de los narcotraficantes, porque asegura que, desde su llegada al Congreso Nacional, aprobó leyes ocho normativas que tenían que ver con la seguridad del Estado, “desde ese entonces les quedó claro quién es quién, porque nadie vinculado o intimidado al narcotráfico jamás lucharía por confiscar los bienes”, dijo.

Desglosó que aprobar la extradición, confiscar sus bienes, crear la Policía Militar, depurar la Policía Nacional, solo lo puede hacer alguien como el que los persiguió hasta que huyeran o se entregaran, que incluso todavía hay narcotraficantes que están negociando y diciendo mentiras como parte de su venganza por la persecución.

Según Hernández, no les quedó más camino que entregarse porque sabían que él crearía los mecanismos para perseguirlos hasta erradicarlos o eliminarlos de Honduras, “porque había una voluntad política firme por esa lucha y la sigue habiendo hasta el final de mi gobierno (…) los narcotraficantes intentaron asesinarme varias veces y no pudieron”, afirmó.

Pidió que, en las próximas elecciones primarias e internas programadas para el próximo 14 de marzo, el electorado sepa identificar quienes fueron los que se opusieron a las medidas de persecución contra la narcoactividad, “hay políticos que utilizan esos falsos testimonios como parte sus campañas políticas”, señaló.

El titular del Ejecutivo expresó que hace algunos 15 años la Embajada de Estados Unidos en Honduras, dijo que la actividad del narcotráfico con el actual gobierno era tan fuerte y estrecha, que sería imposible establecer una cooperación para contrarrestar, porque los carteles de la droga operaban con total impunidad. 

Refirió que tiene evidencias que las estructuras criminales, están utilizando tecnología de punta, en comunicación, armas, utilización de explosivos, como parte de un nuevo modelo para operar, ya que han decidido dejarla extorsión, pero para dedicarse a mover droga.

Hernández pidió a los presentes, poner atención al fenómeno de las maras y pandillas, ya que considera que esas estructuras podrían en su momento “sustituir -así como lo hicieron en su momento, los narcos-, la autoridad del Estado de Honduras”.

En tan sentido, entregó una propuesta al Poder Legislativo, con la que asegura se podrá contrarrestar el fenómeno, tras confirmar diálogos sobre el tema con el Ministerio Público (MP), como también con la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El titular de la Secretaría de Defensa Nacional, Fredy Santiago Díaz Zelaya y el Ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, estuvieron en la comparecencia en el Congreso Nacional de Honduras.

“Les dejo esa propuesta para crear ese distrito, esa nueva organización para enfrentar las maras, pandillas, criminalidad y terrorismo”, apuntó al tiempo que agregó: que su mandato presidencial termina el próximo 27 de enero de 2022 y espera que su sucesor siga con esa esa lucha.

Asimismo, instó al próximo presidente o presidenta de Honduras, a continuar todo el proyecto que se han venido haciendo en materia de seguridad contra las maras, las pandillas, criminalidad organizada y narcotráfico “Esos son logros y esa lucha deberá continuar”, apuntó.

En su momento las decisiones más importantes tomadas contra esos males, -dijo Hernández-, fueron rechazadas por el mundo criminal, como también por algunos sectores sociales y políticos, pero que, si el próximo gobierno no continúa ese proceso, las cosas se complicarán en Honduras.

 “Pregúntenles a los candidatos si estarán dispuestos a luchar contra el narcotráfico, aún sabiendo los riesgos que eso puede significar, y si la respuesta es sí, entonces merece su apoyo en las urnas”, concluyó.

El Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerzas Armadas de Honduras, Tito Libio Moreno Coello

Iniciativa estadounidense

La iniciativa presentada por senadores estadounidenses y que propuso este martes un proyecto de legislación con el cual se busca suspender todo elemento de ayuda en materia de seguridad de parte de Estados Unidos a Honduras ha generado mayor ruido en este país.

Los senadores pretenden que la iniciativa sea aprobada por el Senado, así como por la Cámara de Representantes, llamada cámara baja, y la finalidad de esta es que la suspensión de la ayuda se mantenga hasta que la corrupción, la impunidad y violaciones a los derechos humanos ya no sean sistemáticas en Honduras, según la iniciativa de ley presentada.

Igualmente reclaman la prohibición de exportación comercial a la Policía Nacional y las fuerzas militares de Honduras, de artículos y servicios de defensa y municiones especificadas.

Se sumaría la suspensión y restricción de asistencia en materia de seguridad dada a Honduras a menos que se cumplan ciertas condiciones.

La iniciativa del proyecto de ley considera que existe una “colusión generalizada entre funcionarios de gobierno, fuerzas de seguridad estatales y privadas, crimen organizado”, así como asesinatos, desapariciones forzadas y otros abusos contra defensores de los derechos humanos, del medio ambiente, periodistas y otros.

Hernández en su comparecencia ante los jefes de bancada en el Legislativo.

Igualmente, los proponentes consideran que existe un fracaso de la administración pública en proteger los derechos, intereses y seguridad física de los pueblos indígenas en conflictos sobre la tierra y recursos.

Entre otros temas también reclaman que el Presidente de Estados Unidos imponga sanciones al gobernante hondureño Juan Orlando Hernández, le sea revocada la visa y los bienes incautados, así como que no sea inelegible a visas, así como que no sea admitido en suelo norteamericano.

La iniciativa de ley también reclama que se bloqueen los activos que pueda tener el presidente Hernández en Estados Unidos en base a la Ley de Facultades Económicas para Casos de Emergencia Internacional, de manera que todas las propiedades están en suelo norteamericano o ingresen al mismo están en control de una persona en dicha nación del norte.

Recordaron que el mandatario ha sido señalado en varios casos de narcotráfico en Estados Unidos de haber recibido dinero de dichos grupos criminales y que los fiscales del Distrito Sur de Nueva York señalaron que el mandatario Hernández ha sido objeto de una investigación. (JP)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,078FansMe gusta
37,664SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img