spot_imgspot_img

Presidente del BCIE dice es esencial mantener independencia de los medios

Tegucigalpa.- El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, dijo este lunes a Efe que «es esencial mantener la independencia de los medios de comunicación para que puedan ser el auditor social de la inversión pública» que se hace en Centroamérica.

«Nos preocupa el tema de la libertad de prensa, muchas veces se habla de que hay Gobiernos no muy democráticos y realmente el rol auditor independiente que tiene la prensa es vital para el BCIE», enfatizó Mossi, antes de instalar en Teguicigalpa el foro «Los medios de comunicación en Centroamérica: situación actual y perspectiva».

El evento fue auspiciado por el BCIE y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En su mensaje ante el foro virtual, y presencial con periodistas hondureños, Mossi señaló que quienes no han estudiado la comunicación, «pecamos de conocerla y manejarla por el solo hecho de practicarla, obviando que es una disciplina profesional y de sacrificio, una ciencia que evoluciona constantemente».

Agregó que en el BCIE entienden bien las tendencias y que la comunicación es realmente un elemento esencial de «cómo vivimos».

«En un mundo donde hay mucha información, es esencial saber comunicarnos y ser efectivos en cómo lo hacemos», subrayó Mossi al referirse a la importancia que tienen herramientas como el Latin American Comunication Monitor, que hoy también presentó los resultados de su estudio 2020-2021, porque «ayudan a fortalecer nuestras redes de comunicación».

Los hallazgos del estudio Latin American Comunication son muy relevantes porque abordan temas urgentes como la ciberseguridad, la situación de las mujeres en la profesión, los retos éticos y las nuevas competencias profesionales, dijo el titular del BCIE.

El estudio dedica un capitulo al covid-19, cuya pandemia en Centroamérica se comenzó a expandir en marzo de 2020, y otro a los salarios, que «servirá para tocar temas de aumentos con sus jefes, lo digo en serio», expresó Dante Mossi.

En su opinión, el desarrollo de la comunicación está ligado con el acceso de información, algo en lo que el BCIE ha dado pasos significativos en sus 60 años de existencia, adoptando una política para una mejor comunicación con los ciudadanos.

«Es esencial que los medios de comunicación accedan a lo que el Banco hace bien, o no, también, y tener la crítica constructiva», indicó Mossi.

LOS MEDIOS ESTÁN VIVIENDO SUS PEORES MOMENTOS

El presidente de la SIP, el hondureño Jorge Canahuati, dijo que los medios de comunicación, no solo de Centroamérica, sino del mundo entero, «están viviendo una situación de sus peores momentos».

Agregó que antes de la pandemia de covid-19, los medios de comunicación ya venían enfrentando el embate de una transición digital a las plataformas digitales, cambiando la forma de los anunciantes para llegar a sus informaciones y clientes.

Canahuati recordó que el 28 de abril de 2021 el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, expresó su preocupación y planteó la necesidad de trabajar en cómo prevenir que la pandemia no se convierta en un evento de exclusión de los medios de comunicación en el mundo.

«Según los datos, el año pasado solo los periódicos tuvieron perdidas de 30.000 millones de dólares alrededor del mundo», enfatizó Canahuati, quien en su país también es presidente del Grupo OPSA (Organización Publicitaria Sociedad Anónima).

Además, destacó que la importancia de los medios de comunicación no solo está en informar al público, sino también en su rol como pilar de la democracia.

También es importante saber que en muchas sociedades los medios han sucumbido, han dejado de existir, creando lo que se ha denominado «los desiertos informativos», dijo el presidente de la SIP.

Canahuati recalcó que además de los problemas económicos derivados por la pandemia, los medios también están «sufriendo de una terrible impunidad por todos los crímenes contra los periodistas» y los ataques a la libertad de expresión, como ocurre en Centroamérica, principalmente en Nicaragua y El Salvador.

Se suman las amenazas del crimen organizado en diferentes áreas de Latinoamérica, que siguen siendo «muy fuertes y no solo amenazan, sino que continúan los crímenes contra muchos periodistas en México Brasil, Colombia y desgraciadamente aquí en Honduras, igual», acotó. 

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img