banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Mercado de credenciales recibiría tiro de gracia con reformas electorales



Mercado de credenciales recibiría tiro de gracia con reformas electorales
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa – El mercado de las credenciales electorales, que ocurre en cada proceso primario o general en Honduras, sería una de las víctimas de las reformas que negocia la clase política y que esta semana ingresará en la etapa final.

De concretarse las propuestas de un grupo técnico de la Organización de Estados Americanos (OEA), así como el deseo generalizado de la mayoría de los partidos, el vilipendiado mercado de las credenciales que deben portar los integrantes de la Mesas Electorales receptoras (MER) tendría sus días contados.

Aunque nunca probado, pero generalmente aceptado por políticos, analistas y críticos, como parte del sistema electoral de Honduras siempre se acepta que parte de los miles de credenciales que reciben los partidos que participarán en las elecciones primarias o generales son traficadas.

En cada proceso eleccionario, son rutinarias las denuncias previo, durante y después del día de los comicios que las credenciales de los partidos no fueron repartidas correctamente.

Y es que los perdedores tras cada comicio argumentan, una vez concluido el proceso, luego que los electores depositan su sufragio y comienza el recuento de votos, que quienes controlan la mesa inclinan los votos para su partido.

El documento del grupo técnico de la OEA, al que Proceso Digital tuvo acceso, señala que las MER deben ser modificadas en cuanto a su nombramiento e integración a fin de que el nuevo organismo a cargo de administrar las elecciones “tenga mayor control sobre la organización electoral”.

Actualmente el Tribunal Supremo Electoral (TSE) está a cargo de montar las elecciones generales, pero el manejo de las mesas electorales, conteo de votos y transmisión de resultados está a cargo de los partidos políticos, por medio de sus delegados, quienes son acreditados mediante las llamadas credenciales.

El modelo que se adopte eliminaría el mercado de las credenciales, ya que todo miembro de mesa deberá estar registrado previamente ante la autoridad electoral.

La propuesta tiene dos metas, primera que la autoridad electoral sea responsable directa del funcionamiento de las MER y la segunda que se profesionalice el trabajo, los procedimientos y el funcionamiento de las mesas.

El modelo híbrido debe ser el primer paso, para avanzar a futuro a un modelo de selección de ciudadanos de forma aleatoria, según la propuesta.

La propuesta de la ciudadanización de las MER, lanzada por varios sectores de la sociedad civil, no cuenta con apoyo político generalizado.

Las anheladas reformas al sistema electoral hondureño, demandadas no solo por sectores nacionales, sino por la comunidad internacional

Dos entes

Otra de las propuestas en las reformas electorales es que del actual TSE surjan dos entes a cargo del manejo y la dilucidación de las quejas de las elecciones.

Para ello el grupo propone que un Consejo Nacional Electoral (CNE) esté a cargo de las funciones administrativas, técnicas y logísticas en materia electoral.

Asimismo, se recomendó que para la solución de controversias y reclamos se organice el Tribunal de Justicia Electoral (TJE).

Autónomos e independientes

El CNE y el TJE serán instituciones autónomas e independientes, con personalidad jurídica, con jurisdicción y competencia en toda la República, cuya organización, atribuciones y funcionamiento están establecidos por la Constitución y la Ley Electoral.

La propuesta establece que el CNE estará integrado por cinco consejeros, electos por mayoría calificada de los dos tercios de votos de la totalidad de miembros del Congreso Nacional por un período de seis años, pudiendo ser reelegidos.

Para hacer reformas constitucionales y cambiar aspectos del sistema electoral, se requiere de una mayoría calificada que significan 86 votos afirmativos

Para ser consejero del CNE se requeriría ser hondureño por nacimiento, mayor de 25 años, poseer título universitario, de reconocida honorabilidad e idoneidad y estar en el pleno ejercicio de sus derechos civiles.

No podrán ser consejeros del CNE quienes tengan vínculo de parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad con el presidente de la República, los ministros, los diputados y los dirigentes nacionales o departamentales de los partidos políticos.

Asimismo, no podrán serlo si en los cinco años precedentes hayan sido dirigentes de nivel nacional, departamental o municipal de los partidos; hayan ocupado funciones de confianza o cargos de responsabilidad política en el gobierno nacional o local hayan sido candidatos a cargos de elección popular.

Los consejeros del CNE no podrán realizar o participar de manera directa o indirecta en ninguna actividad partidista, ni desempeñar ningún cargo remunerado, excepto la docencia y entre ellos elegirán un presidente.

Por su parte, el TJE estará integrado por tres magistrados propietarios y un suplente, electos por mayoría calificada de los dos tercios de votos en el Congreso Nacional por un período de siete años, pudiendo ser reelegidos.  Para ser magistrado del TJE se requieren los mismos requisitos que para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Congreso Nacionales con desafío de aprobar reformas electorales.

Aprobación

Se espera que esta semana el Congreso Nacional comience la aprobación de algunas reformas que tienen rango constitucional, ya que deben estar listas antes del 24 de enero, a fin de que sean ratificadas en la siguiente legislatura.

En ese sentido de parte de los representantes de los partidos Nacional y Libre se ha adelantado que hay acuerdos para reformar la constitución y que permita que en los organismos (o sucesores) del TSE y el Registro Nacional de las Personas (RNP), que permitan la representación de Libre en los mismos.

En cuanto a aprobar una segunda vuelta electoral, así como regular la reelección presidencial, todavía no existe acuerdo entre las partes.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba