baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Los Montes Bobadilla, ¿dónde están?



“El Tío” se convirtió en una de las piezas claves en el tráfico de cocaína en Centroamérica ligado a carteles colombianos y mexicanos precedido por la negra herencia de su apellido, de rancio abolengo en el mundo del crimen.
“El Tío” se convirtió en una de las piezas claves en el tráfico de cocaína en Centroamérica ligado a carteles colombianos y mexicanos precedido por la negra herencia de su apellido, de rancio abolengo en el mundo del crimen.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa -Los miembros del clan Montes Bobadilla, de los más prolíficos de Honduras, han sido señalados reincidentemente en testimonios de capos en juicios en Estados Unidos. En Honduras se conoce el pedido de extradición de ocho de ellos, de los que dos han sido localizados y entregados.

- Noé Montes Bobadilla, alias “Ton” y Arnulfo Fagot Máximo, alias “El Tío”, fueron extraditados a la Unión Americana.

- Siguen prófugos Alejandro Montes y Erlinda Ramos, padres de Ton, así como su hermano, Juan Carlos Montes Bobadilla. También José del Tránsito García (alias Pipo), José Mauricio Castillo y Rafael Eduardo Cáceres Soto.

Importantes capos hondureños, durante sus delaciones a las agencias antidrogas de EEUU, han evidenciado a jefes del hampa nacional y en la mayoría de sus relatos salen a relucir los Montes Bobadilla.

Tal es el caso del capo Luis Alonso Valle, quien en un reciente testimonio ante un juez dijo que comenzó sus operaciones de narcotráfico en 1997 cuando visitó al extinto Adán “Tito” Montes en la zona de La Mosquitia.

“Con la familia Montes Bobadilla, antes que nada, éramos buenos amigos, y segundo, estábamos relacionados con el negocio de las drogas”, señaló Valle en su testimonio.

A la consulta del juez si se familiarizó con otros miembros de Los Montes, Luis Alonso señaló que algunas veces Erlinda Bobadilla y Juan Carlos Montes, solicitados en extradición, y Noé Montes, preso en Estados Unidos, les contestaban las llamadas cuando ocupaban hacer negocios de drogas.

Otro capo hondureño condenado en EEUU, Juving Alexander Suazo Peralta, -que fue favorecido con rebaja de pena- mencionó al clan Montes como una de las familias más reconocidas  en el mundo criminal en Honduras.

Al ser preguntado ¿quién recibía la droga en Limón (Colón)?, Suazo Peralta identificó a un alias “Rambo”, trabajador de la familia Montes.

“La familia Montes es uno de los grupos más conocidos de traficantes de droga que hay en dicha área”, respondió el capo en su testimonio de colaboración ante la justicia de Estados Unidos.

Los miembros del clan Montes Bobadilla, de los más prolíficos de Honduras

Clan Montes Bobadilla

Asentados en una franja del departamento de Colón, donde también reinaron Los Cachiros, los Montes Bobadilla parecen seguir operando bajo la sombra. Ambas organizaciones criminales tenían vínculos en el trasiego de drogas.

De acuerdo con documentos de la Corte del Distrito Este de Virginia, el cartel Montes Bobadilla obtuvo la colosal cantidad de $50 millones, unos 1,225 millones de lempiras, entre 2008 y 2015, por traficar drogas. 

El 21 de septiembre de 2016 se conoció de la solicitud de extradición que involucraba al grupo familiar y en el cual se detallan los nombres de: Erlinda Ramos Bobadilla (alias Chinda); Alejandro Montes Bobadilla (alias Pimpi); Juan Carlos Montes Bobadilla (Alias Mono), Noé Montes Bobadilla (alias Ton); José del Tránsito García (alias Pipo) y Arnulfo Fagot Máximo (alias El Tío), todos del clan familiar; además de José Mauricio Castillo y Rafael Eduardo Cáceres Soto. De ellos Ton y El Tío ya fueron extraditados a Estados Unidos luego de ser capturados en Honduras.

En el caso de Noé Montes, recibirá condena este 5 de abril, en tanto Arnulfo Fagot Máximo también será sentenciado en las próximas semanas luego de declararse culpable.

Desde que las extradiciones fueron vigentes en Honduras, varias familias han sido señaladas por Estados Unidos por delitos de narcotráfico y lavado de activos. Algunos de éstos enfrentaron procesos judiciales y fueron condenados en el país del norte del continente.

Núcleos familiares como los Handal, Valle Valle, Rivera Maradiaga y los Montes Bobadilla entre otros, son señalados en acciones ligadas al lavado de activos bajo operaciones del narcotráfico. Quizás los Montes Bobadilla son los que menos embates han sufrido de parte de las autoridades.

En marzo de 2017 se hicieron aseguramientos -mediante la Operación Titán-  de bienes pertenecientes a los Montes Bobadilla en los municipios de Limón y Bonito Oriental, en el departamento de Colón.

Desde Pedro Montes…

Pedro García Montes, fundador de esta organización mafiosa, fue el jefe de pagos del Cartel de Cali, además de que “trabajó” con la organización criminal en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos y México, usando a Honduras como país de tránsito.

Pero el solo apellido Montes, de acuerdo con los reportes de investigación, es un referente de narcotráfico nacional e internacional desde los años 80, con la mención de Pedro García Montes vinculado a los carteles de las drogas de Colombia.

Pedro García Montes, de acuerdo con reportes de autoridades colombianas, era el jefe de pagos del Cartel de Cali, cargo que obtuvo tras 15 años de trabajar con la organización criminal en el trasiego de drogas.

En esa época, Pedro García Montes obtuvo su ciudadanía colombiana, país en el que permanecía mayormente.

Entonces sus viajes a Honduras eran constantes por las actividades de su grupo criminal. Según agentes que han desentrañado y seguido el hilo de la organización, Honduras era el punto de coordinación de las entregas de la droga.

Asimismo, han indicado, que los pagos por droga se retornaban con armas gruesas destinadas a los grupos irregulares en el sur del continente, especialmente en Colombia.

Pedro fue apresado en Honduras a inicios de este siglo, en el 2001 específicamente. Entonces se le señaló por lavado de activos, cuando su fachada era de comerciante de langostas.

Pero entonces, sin lógica alguna, el capo recobró su libertad y de nuevo retornó a Colombia. Poco después se le incautaron bienes en Honduras, especialmente en la zona central y sur donde en una propiedad se encontró un arsenal protegido bajo tierra, además de bienes inmuebles. En 2007, esos bienes fueron recuperados por la familia del criminal, amparada en la orden de un juez.

Fue entonces que, con el amparo de las autoridades, especialmente de la Policía que para entonces estaba, en gran parte, coludida con el crimen, Pedro García involucró a su primo Alex Adán Montes Bobadilla en sus actividades ilícitas, según estos reportes.

El fallecido Alex Adán Montes Bobadilla

Historias de película

Pero como suele ocurrir en el mundo del narcotráfico, la vida de Pedro Montes acabó pronto. Fue el 15 de julio de 2004 cuando fue asesinado en la localidad de Bocagrande, en Cartagena, Colombia, mientras caminaba despreocupado.

Los medios informaron entonces que en el asesinato de Pedro García Montes participaron tres personas ligadas a un cartel rival, a quienes les pagaron 20 millones de pesos colombianos, equivalente a 150 mil lempiras.

El primo de Pedro García Montes, Alex comenzó a viajar a Colombia bajo las identidades de José Luis Cervantes y Moisés Gómez Mejía, de acuerdo con las fuentes. Su trabajo mafioso era el de recibir los cargamentos de drogas que le enviaba Pedro, pagaba con armas y regulaba el traslado de las drogas hacia Estados Unidos. Alex inicia su actividad en 1998, encargado de coordinar las lanchas rápidas, lavar dinero y organizar el transporte de drogas hacia el norte.

Los reportes del Ministerio Público indican que casi de inmediato se incorporan al quehacer del cartel sus hermanos Juan Carlos, Alejandro y Noé Montes Bobadilla, e igualmente, su prima Erlinda Ramos Bobadilla.

El 14 de noviembre de 2014, murió Alex Adán Montes Bobadilla , quien había sido condenado por delitos de crimen organizado y homicidio, tras recibir en noviembre del 2013 medidas de casa por cárcel.

El narcotraficante fue capturado el 28 de julio de 2003 en el Caribe de Honduras con 432 kilos de cocaína, por lo cual fue enviado a prisión, pero el 10 de enero de 2004 fue liberado por varios hombres fuertemente armados en una casa de campo del barrio Jericó de Trujillo, Colón, donde asesinaron a balazos a dos policías penitenciarios que lo custodiaban.

Alex Adán, hermano de Noé -extraditado a Estados Unidos-, murió en su vivienda ubicada en Icotea, Colón. El capo hondureño había recibido la liberación en 2016 por parte de la exjueza María Elena Fonseca , procesada posteriormente por otorgarle medidas de casa por cárcel al ahora occiso.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

       



 BANNER encuesta BCH