spot_img
spot_imgspot_img

¿Por qué el ejército ruso está siendo un desastre en Ucrania?: esa guerra está destruyendo el mito del poderío militar ruso

Por:

Análisis de Alberto García Marrder – Especial para “Proceso Digital”.

Rusia tiene -en teoría- el segundo mejor ejército del mundo tras el de Estados Unidos. Pero los tumbos que está dando en Ucrania es para desvalorizarlo y clasificarlo como uno del Tercer Mundo.

Y estos son algunos de los adjetivos que leo en la prensa europea: desorganizado, indisciplinado, incompetente, dado a deserciones, desmoralizado, brutalidad, sin liderazgo y propenso a atrocidades con la población civil ucraniana, incluyendo violaciones a mujeres frente a sus hijos.

Pero desde Moscú, la versión oficial rusa es que esas acusaciones son falsas y que sus “gloriosas fuerzas armadas” nunca han hecho daño a un civil ucraniano. Que solo están en Ucrania para liberar a ese estado ex soviético de nazis y fascistas.

En pocas palabras, Rusia es un país grande, pero con una economía entre la de Brasil o Corea del Sur, que pretende ser una súper potencia militar con armas nucleares.

El presidente ruso, Vladímir Putin, deposita flores en la Tumba del Soldado Desconocido tras el desfile militar del Día de la victoria soviética con la Alemania nazi en la segunda guerra mundial.  (Foto DPA-Via Europa Press). 

Para este análisis he consultado muchas fuentes y me ha llamado la atención un informe muy serio del semanario inglés “The Economist”, que bajo el título “HOW ROTTEN IS THE RUSSIAN ARMY?  (¿Cuan podrido está el ejército ruso”?), indica la pauta del mismo.

(Se cómo se elaboran esos informes y las discusiones que se habrán producido antes de escoger ese impactante título. En “The Economist” tuve mi primer trabajo periodístico en Londres, antes de entrar a la Agencia española de noticias EFE, por 35 años).

Según el informe, “se suponía que el poderío del ejército ruso moderno iba a mostrar al mundo que el presidente, Vladimir Putin, había devuelto la grandeza a su país tras la humillación del derrumbe soviético. En vez de eso, los escasos progresos y las graves pérdidas en Ucrania han puesto de manifiesto los profundos defectos de Rusia”.

“Hasta ahora, la invasión de Ucrania ha sido un desastre para las fuerzas armadas rusas. Unos 15,000 soldados han muerto en dos meses de combates. Se ha destruido al menos 1,600 vehículos blindados’’, decenas de aeronaves y al buque insignia de la flota del Mar Negro, el “Moskva”. Y el asalto a Kiev, la capital, ha constituido un caótico fracaso”.

Ese informe no lo añade, pero si lo menciono: Rusia ha perdido en Ucrania, hasta el momento, nada menos que a doce generales y a 40 coroneles, debido a los informes de inteligencia de los satélites americanos que disfrutan las fuerzas ucranianas y a sus excelentes francotiradores. Todo ese desastre, en menos de tres meses.

En la foto, la tumba del coronel ruso Alexander Blinov, de 42 años, el número 40 muerto en la guerra de Ucrania. Ya van 12 generales. (Foto Vysola 102/East-West News).

“El ejército ruso muestra un elevado grado de podredumbre. El presupuesto de Defensa, con un poder adquisitivo superior a 250,000 millones de dólares, triplica el de Gran Bretaña o Francia, pero gran parte de él se despilfarra o se roba”, agrega el informe.

Estas son mis conclusiones para explicar el fracaso de las fuerzas armadas rusas en Ucrania:

1-  Rusia sigue usando anticuadas estrategias militares soviéticas de la Segunda Guerra Mundial, como la de largos  convoyes de tanques blindados, que son presas fáciles de los mísiles portátiles antitanques ucranianos o de los drones turcos.  Con 641 carros de combate destruidos, el orgullo de Rusia queda obsoleto.

2-  En las poblaciones, los ucranianos tienen la ventaja de las tácticas de guerrillas con contraataques inesperados y el uso espectacular de francotiradores desde ventanas altas o terrazas de edificios.

3-  Ucrania, un país invadido por una fuerza superior en armamento y tropa, tiene otra ventaja: controla su propia red de internet, gracias a las 150,000 antenas suministradas gratis por Elon Musk, el hombre más rico del mundo, además de su red de satélites “Starlink”, más de cien.

Elon Musk, el hombre mas rico del mundo, ha ofrecido a Ucrania su red de internet y satélites. (Foto Pascal Le Segretain-Getty Images).

4-  Rusia no ha podido aún impedir la llegada casi diaria de suministros de armas norteamericanas y europeas por la frontera con Polonia. De cuatro a seis aviones de carga llegan diariamente a aeropuertos polacos fronterizos.

5-  Lo nuevo de esa ayuda militar norteamericana es que ya no es solamente de defensa, es un armamento de gran potencia ofensiva, como los cañones remolcados de artillería M-777 Howitzer, de 155 milímetros con alcance de hasta 40 kilómetros.

6-  Al contrario de la moral alta y muy motivada de las tropas ucranianas, las rusas están por los suelos. Cuando llegan a una población ucraniana, los jóvenes reclutas rusos, hartos de las raciones enlatadas de alimentos caducadas, saquean las casas en busca de comida y vodka barato.

7-  El mando de las tropas rusas es muy rígido y está centralizado en un comando superior, tal vez en Moscú. Un teniente o sargento de un batallón ruso no puede tomar decisiones imprevistas, aunque esté sufriendo fuego enemigo ni cuestionar una orden superior.

8-  Las fuerzas ucranianas tienen conocimiento, al minuto, de los movimientos de las fuerzas invasoras rusas gracias al sistema de satélites de inteligencia de Estados Unidos.

9-  Las declaraciones de los jóvenes soldados rusos capturados o que han desertado, indican que fueron a Ucrania engañados, creyendo que eran unas maniobras militares.

Un joven soldado ruso capturado en Ucrania dice en una entrevista que creian que venia de maniobras y no a invadir el pais. (Foto Volodimyir Zolkin-Youtube).

10-      El semanario “The New Yorker” se pregunta en un artículo: “Is the Russian Military a Paper Tiger? (¿Los militares rusos son un tigre de papel?”). La respuesta es obvia.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img