POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Liberales empiezan a tejer fino para recobrar el poder



Liberales empiezan a tejer fino para recobrar el poder
Autor del artículo: Proceso Digital /Por Alejandro García

Tegucigalpa - Alcanzar la unidad y superar sus crisis internas son para el Partido Liberal (PL),los retos a vencer para construir la única vía que les permitirá recobrar el poder de cara al proceso interno que deberá realizarse en marzo del año entrante. El partido de “las milicias eternamente jóvenes”, cumple este cinco de febrero su 129 aniversario de fundación.

Este febrero y de cara a su aniversario, el PL vuelve hablar de unidad y aunque aún no llega a una acción concreta, ebullen conversaciones que podrían llevarlo a una construcción inesperada que, según sus orquestadores, representaría un respiro democrático.

La data de una crisis profunda

Han pasado más de diez años desde que el Partido Liberal se dividió por la salida forzada del poder del expresidente Manuel Zelaya Rosales (28 de junio 2009). Desde entonces las cosas han cambiado profundamente.

manuel zelayaLa crisis del PL se originó con la salida forzada del poder del expresidente Manuel Zelaya.

Surge, por ejemplo, poco tiempo después de la defenestración del entonces presidente Mel  Zelaya, quien buscó la reelección, entonces desautorizada por un juez , una incisión liberal denominada Libertad y Refundación (Libre), fuerza política que él lidera junto a miembros de su familia, acuerpado por liberales inconformes y los “golpeados” con el quebrantamiento constitucional del 28 de junio de 2009, así como por líderes sociales agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Popular y algunos otros referentes de sectores de izquierda.

Desde entonces mucha agua ha corrido bajo los cimientos liberales que no han logrado la reconciliación, ni mucho menos la unidad que les permitió, durante los retazos democráticos de su centenaria historia, lograr el poder vía la voluntad popular, expresada en las urnas.

De tal suerte que tras los hechos de 2009 y en las elecciones generales de ese mismo año, el candidato Elvin Santos perdió la presidencia con 817 mil 524 votos, mientras que su principal opositor, el nacionalista Porfirio Lobo fue favorecido con un millón 213 mil 695 votos.

candidatos plMauricio Villeda, Luis Zelaya y Elvin Santos,  los últimos candidatos del PL que han perdido tres elecciones al hilo. 

En el proceso de 2013, cuando la ruptura del bipartidismo dio paso al benjamín Libre, cuya candidata la exprimiera dama Xiomara Castro de Zelaya, logró capitalizar 896 mil 498 votos contra 632 mil 320 obtenidos por el liberal Mauricio Villeda y, el vencedor, el nacionalista Juan Orlando Hernández.

También fue ese el momento donde pudo notarse la dramática caída del liberalismo en comparación al periodo anterior.

Pero el panorama se volvió crítico cuando en la última elección general, los liberales apenas lograron 484 mil 187 votos en su nómina presidencial encabezada por Luis Zelaya y quedó como tercera fuerza electoral ya que una alianza de Libre con Salvador Nasralla les permitió aventajar  y llevarlos a rozar el poder.

elecciones 2017En las elecciones generales de 2017, el PL obtuvo su peor derrota.

En esa elección, efectuada en noviembre de 2017, el PL obtuvo 484 mil 187 votos, equivalentes al 14% del resultado global, el peor obtenido en unos comicios. Fue también un proceso inédito, marcado por la puesta en marcha de la figura de la reelección presidencial, en el que obtuvo una reñida y controversial victoria nuevamente el nacionalista Juan Orlando Hernández.

Bancada sin brújula

Desde entonces la fuerza parlamentaria liberal se ha mantenido sin una única brújula. Una parte de los diputados se han conducido libres de la influencia de las autoridades del Consejo Central Ejecutivo, mientras que un pequeño grupo de congresistas acatan las disposiciones emanadas del presidente del órgano, Luis Zelaya.

bancada liberalLa bancada Liberal está dividida.

En general, los parlamentarios corren por su cuenta y llegan a arreglos políticos en función de sus intereses o guiados por otros liderazgos, poco visibles pero omnipresentes dentro de ese partido.

Todo ello ha generado permanentes ruidos que han sido motivo una potente estación en la agenda mediática nacional y a la vez, ello les ha distanciado de la construcción partidaria.

Un abanico de liderazgos

Aunque las heridas están a flor de piel y muchas de ellas parecieran no cicatrizarse con el paso del tiempo, la llegada de viejos militantes, decepcionados de su recorrido político en otras fuerzas tras la crisis de 2009, abre la puerta a la posibilidad de reunificar los cuadros partidarios y adherir a “las milicias eternamente jóvenes” a otros actores que pudieran consolidar un bloque opositor que melle a los nacionalistas, ya desgastados tras tres periodos consecutivos en el “altar Q”.

aristides mejiaArístides Mejía regresó al PL tras estar varios años itinerante.

El retorno de Arístides (Tito) Mejía, el exministro de Defensa y parte del primer anillo en el gobierno de Manuel Zelaya, pero miembro de una familia liberal de cepa, con liderazgo en el norte hondureño.

Se sabe que líderes, entre ellos varios diputados y una gran mayoría de alcaldes liberales, siguen buscando al periodista y conductor televisivo Renato Álvarez, como el hombre capaz de llevar al partido Liberal a una próxima victoria, aunque él aún no ha dado su respuesta afirmativa.

Se ha reintegrado a ese partido el diputado Mario Villafranca, un médico y diputado que navegó en aguas del izquierdista Unificación Democrática, para de nuevo regresar a las filas liberales y buscar en ellas una opción presidencial.

noe villafrancaMario Noé Villafranca abandonó el PL para conseguir una diputación y ahora regresó por una candidatura presidencial.

Un abogado liberal, estudioso y conocedor de la realidad política del país que prefirió mantener su nombre en privado, es del criterio que la oposición requiere de un líder como Edmundo Orellana, el primer ex fiscal del país y un hombre que ha ostentado puestos de poder en su larga data de servicio público. Para este analista, Orellana es una pieza capaz de concitar a sectores diversos por su tolerancia y visión.

Igualmente mantiene su entusiasmo partidario el actual diputado y expresidenciable Elvin Santos, quien es apoyado por una buena parte de la bancada liberal.

Surgen también nombres como el de la doctora Suyapa Figueroa, una dirigente gremial, cuyo nombre ya figura en la estrategia de quienes buscan organizar una fuerza opositora poderosa.

Aunque no lo ha oficializado, Luis Zelaya, también recibe apoyo de algunos dirigentes que le ven como una figura que pudiera contribuir en la unidad de fuerzas.

Asimismo, hay liberales que no dejan fuera del abanico de aspirantes a Yani Rosenthal Hidalgo, quien guarda prisión en los EE. UU. tras haber sido declarado culpable en un juicio ligado a lavado de activos. Rosenthal está a pocos meses de recobrar su libertad y diputados han manifestado abiertamente que esperaran su llegada al país para conocer si sus intenciones son liderar una candidatura presidencial.

yani rosenthalHay sectores del Partido Lberal que esperan el retorno de Yani Rosenthal

Otros aspirantes liberales hacen con menos fortaleza de bases, sus pininos, pero los entendidos señalan que ellos buscan cuotas de poder tras su exposición mediática en la que ganan reconocimiento o en algunos casos van tras la genuina posibilidad de incidir en la unidad.

Las internas deben ser el marco de unidad

A criterio del abogado Edmundo Orellana, quien además es un profesor universitario, existen divisiones fuertes, que no son nuevas y siempre han dado espacio a la conciliación. Orellana dijo que “conciliar, ahora está difícil, porque las actuales situaciones políticas del país presentan un panorama, nada fácil de cara a las próximas elecciones”.

edmundo orellana    El dirigente y analista Edmundo Orellana.En un diálogo con Proceso Digital, Edmundo Orellana reconoció que ya hay conversaciones entre algunos líderes del Partido Liberal y eso, - a su juicio, - es muy importante. “Esas conversaciones reabren las esperanzas en el liberalismo, de manera que se podría decir que, para la nueva contienda, se podrá contar con un candidato fuerte, ya que nunca se ha renunciado al derecho de participar en elecciones primarias”.

“Los acercamientos podrían configurar un candidato fuerte, este tema se estaría fraguando en los próximos meses, pero él –candidato-, deberá gozar del respaldo del voto duro, como de los independientes del liberalismo, para que haya una lucha fuerte en la contienda”, sostuvo.

Orellana cree que el PL “avanza por buen camino, pues ahora el titular del CCEPL, ha cambiado su discurso confortativo por un conciliador, incluso él, habla de buscar alianzas externas, pero partiendo de la unidad interna del Partido, porque al final primará la tolerancia frente a la diversidad de criterio que puedan existir en los demás líderes”, apostilló.

El exfiscal y dirigente liberal sostuvo que se está lejos de encontrar a un conciliador, pero que “desde ya se debe trabajar en la conformación de una plataforma para elegirlo (elecciones internas), pero se debe apostar por el más idóneo, que permita aproximar las partes en conflicto, y aquí tenemos liberales muy capaces de trabajar en ese sentido”.

Orellana, aseguró que, si no se contempla la posibilidad de una alianza, lo que se aproxima es un nuevo fracaso para la oposición política, porque no existe la posibilidad de competir frente al poderío del nacionalismo, “podríamos estar frente a las puertas de un nuevo fraude electoral”, acotó.

Asimismo, expresó que el Partido Liberal, Libertad y Refundación, no ganarán por sí solos una elección, y asegura que el camino es conformar una alianza al nivel presidencial.

Finalmente, afirmó que no tienen aspiraciones policías de ningún tipo, pero que se mantiene activo apoyando las decisiones de las autoridades de este instituto político. “Ya me han ofrecido cargos, pero ahora estoy enfocado en mi profesión”, puntualizó.

Necesaria consolidación interna

A criterio del analista y dirigente del PINU-SD, Olban Valladares, el Partido Liberal no puede ir ni encabezar una alianza de oposición si continúa dividido a lo interno.

olban valladares El observador de la politica local, Olban Valladares“El Partido Liberal tiene que consolidarse internamente, no puede ir a una alianza despedazado”, dijo en conversación con Proceso Digital.

Señaló que los partidos de oposición deben olvidar las rencillas y consolidar su objetivo en desplazar al Partido Nacional del poder tras tres mandatos presidenciales seguidos.

Atribuyó que esta institución política ha sido destruida internamente y por ello ha perdido la confianza de la población hondureña.

El exlegislador del Congreso Nacional analizó que la situación actual del Partido Liberal no ofrece una perspectiva favorable para que contribuya a la solución de los problemas del país de cara a las próximas elecciones generales.

“Deseamos suerte al Partido Liberal, ojalá que entiendan el verdadero juego de la política que logren constituir una institución política que garantice y que contribuya a la construcción democrática del país”, anheló.

Asimismo, opinó que el presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), Luis Zelaya, demostró constancia, sin embargo, ha sido afectado por sus diferencias con otras figuras reconocidas del partido político.

“Ese pleito o discrepancia interna, no creo que sea imposible de superar siempre y cuando exista una voluntad de las partes en conflicto”, afirmó.

Si el Partido Liberal demuestra que ha superado su debilidad por su fraccionamiento, posiblemente obtenga mejores perspectivas para la próxima contienda electoral finalizó.

Un ensayo fallido

Esta semana, sucedió una reunión entre representantes del CCEPL con la bancada liberal que ilusionó y provocó ruido sobre la unidad.

luis zelaya     El presidentes del CCEPL, Luis Zelaya.Sin embargo, el presidente del CCEPL, Luis Zelaya, en una entrevista radial, calló los rumores, aclarando que solo envió a sus representantes a presentar una propuesta de reformas electorales al presidente de la comisión electoral del Poder Ejecutivo, Mario Segura, que a la vez es el jefe de la bancada.

Luis Zelaya, cuestionó a la bancada liberal por hablar por unidad y lo atribuyó a que ellos apoyaron la no extensión de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

“Me sorprenden que hoy hablan de unidad, porque no lo hicieron antes de votar contra de la MACCIH, votar a favor del blindaje, votar a favor de los fondos departamentales”, increpó.

Enfatizó que el Partido Liberal estará unido bajo principios establecidos en los estatutos.

Zelaya señaló que dentro de los estatutos del PL está la lucha contra la corrupción y que no puede hablar de unidad con diputados liberales que estén a favor de la corrupción.

También, les puso otro requisito para hablar de unidad, que los diputados no integren la junta directiva del Congreso Nacional arguyendo que sería ser aliados del Partido Nacional.

Acusó a sectores que denominó “oscuros” dentro del partido liberal que lo quieren mostrar ante el país como “una persona intransigente que no le gusta dialogar”.

¿Pedazos?

Por su parte, el jefe de la bancada liberal, Mario Segura, aseveró a periodistas que buscó conciliar con las autoridades del CCEPL y la unidad del liberalismo pero que observó que Luis Zelaya solo está interesado en dividir y querer una porción del Partido Liberal.

mario segura El jefe de la bancada liberal,Mario Segura.“Nosotros hacemos nuestros esfuerzos, pero entendemos cual es la estrategia de Luis Zelaya, quiere que el Partido Liberal siga siendo un pastel en pedazos”, puntualizó.

Expuso que la intención de Luis Zelaya es entregar en “papel celofán” el partido al expresidenciable de la Alianza Opositora, Salvador Nasralla, para que sea el candidato en las elecciones generales.

“Lo vemos más preocupado por una alianza con Salvador Nasralla que por mantener el partido”, reclamó.

Calificó el liderazgo de Luis Zelaya dentro del CCEPL como débil recordando que los resultados que consiguió en las pasadas elecciones generales en noviembre de 2017 han sido las peores para el liberalismo.

Señaló que esperarán los resultados de las elecciones primarias que defina el candidato y después definirá el siguiente paso.

Pero los dimes y diretes liberales son parte de los ritmos tradicionales en que se desenvuelve ese instituto político acostumbrado a la contradicción de ideas.

Frente a ello, sus líderes, saben que la única forma de recobrar la grandeza de otros tiempos y volver al soleo presidencial es bajo condiciones de una unidad amplia, de cara al proceso interno y que el mismo les concite a todos y que les permita adicionar a otros sectores coherentes en la idea de acabar con el poder azul extendido por tres periodos al hilo.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

 

       


TerraProceso Digital 550x90


  BANNER encuesta BCH