baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

CESPAD:6 de cada 10 hondureños pide continuidad de la Maccih



CESPAD:6 de cada 10 hondureños pide continuidad de la Maccih
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - De acuerdo a la primera encuesta de percepción ciudadana sobre la corrupción y el papel de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih), seis de cada diez hondureños demandan la continuidad del organismo internacional.

-El mandato de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), caduca en enero de 2020.

- Ante la pregunta qué tanta corrupción hay en Honduras,  el 87 % de los entrevistados respondió que “mucha”.

La encuesta realizada en las ciudades de San Pedro Sula y Tegucigalpa, entre el 11 y 17 de octubre del presente año, cuenta con 95 por ciento en su nivel de confianza, señaló Gustavo Irías, director ejecutivo del Centro de Estudios para la Democracia (CESPAD).

“Hay una fuerte impugnación de la ciudadanía que considera que la institucionalidad publica está altamente afectada por la corrupción”, manifestó Irías.

Señaló que otra conclusión del sondeo es que la ciudadanía considera a la corrupción como el tercer problema de país solo superado por el desempleo y la pobreza.

“Un 80 % por ciento de los encuestados considera que la labor de la Maccih ha sido positiva, lógicamente con grados diversos… no es un ente desconocido”, subrayó.

A renglón seguido, reiteró que un 65 % de la ciudadanía considera que el convenio de la Maccih debe ser renovada.

cespad

“Corrupción en galope”

La jefa de la bancada del Partido Innovación y Unidad (Pinu), Doris Gutiérrez, consideró que en Honduras “la corrupción va en galope, es decir en arriba”.

“A mí me preocupan varias cosas, aquí la corrupción va en galope, es decir hacia arriba. ¿Por qué razón? No hay ninguna voluntad política de parte de la instituciones del Estado”, acentuó.

En ese sentido, ejemplificó que en el Congreso Nacional cada día “hay más picardía”.

“Y nosotros qué podemos hacer dentro del Congreso, apenas pararnos y denunciar, e ir a los medios de comunicación que algunos nos paran bola y otros no, pero la ciudadanía está consciente”, subrayó.

forp 1234

Hay temas pendientes

De su parte, el miembro de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), Lester Ramírez, precisó que existen muchos temas pendientes y por eso es “necesario” que la Maccih se quede en Honduras.

“Hay todavía el tema pendiente del Seguro Social donde, el Partido Nacional reconoció que se utilizó ese fondo para financiar su campaña y por eso es necesario que la Maccih se quede, por esos temas pendientes en el tintero”, exteriorizó el representante de la Sociedad Civil.

Apostilló que esos son los temas que a la población le interesan que se resuelvan.

Con base en lo anterior, advirtió que la Maccih no se queda en Honduras todos esos temas pendientes y denuncias realizadas no se resolverán.

Principales hallazgos

A continuación Proceso Digital  reproduce los principales hallazgo de la primera encuesta de percepción ciudadana sobre la corrupción y el papel de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih):

1. La percepción ciudadana sobre la corrupción es elevada y priva la imagen de que ha inundado todos los espacios de la vida política e institucional del país. Esta percepción es general, aun cuando existen pequeñas diferencias entre zonas geográficas, rangos etarios, autopercepción sobre su situación socioeconómica, nivel de manejo de información, entre otras variables y muy pocas respecto a género.

2. La imagen de los ciudadanos sobre las instituciones del Estado, los políticos y aún de las entidades de sociedad civil misma, es que están muy asociadas a la corrupción y son víctima fácil y cómplices de las prácticas del crimen organizado y el narcotráfico. Esta imagen se manifiesta en desconfianza generalizada a funcionarios y políticos, pero se extiende a todo el entramado social, incluyendo a instituciones que antes  estaban lejanas a la sospecha ciudadana, como las iglesias, las organizaciones empresariales y civiles, las fuerzas militares, entre otras.

3. En ese espectro apocalíptico sobre la corrupción y la impunidad, la ciudadanía reconoce a la MACCIH, valora, con modestia y mesura, sus funciones y logros y apoya su continuidad. Ese imaginario ciudadano ve también las debilidades de la MACCIH y las amenazas que enfrenta. Pero en el promedio prevalece la esperanza, con más de dos tercios de la población que brindan un fuerte respaldo para su continuidad.

4. Hay, sin embargo, un horizonte de duda e incertidumbre respecto a la efectividad de la lucha contra la corrupción. El predominio de la corrupción y la impunidad a lo largo de la historia; el peso del crimen organizado y el narcotráfico en las instituciones, lo cual ha permeado las mismas en su favor y la desconfianza en las instituciones políticas y órganos estatales en la lucha contra la corrupción, llevan a esa percepción ciudadana a creer que la lucha contra la corrupción y, en particular, de la MACCIH, enfrentan todavía un largo y difícil camino por recorrer.

5. Pero la ciudadanía se permite un espacio de esperanza alrededor de que la erradicación de la corrupción será posible y confía, para ello, en la MACCIH. Hay una leve mayoría de los que confían en que la MACCIH logrará detener o erradicar la corrupción y una parte de ellos ve a esta entidad como conductora de la lucha anticorrupción a futuro, lo cual reafirma el apoyo a la extensión de su mandato. 


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba