spot_imgspot_img

Pobreza y criminalidad campean en Centroamérica tras las guerras civiles

San Salvador – Los países de Centroamérica que sufrieron guerras civiles en las últimas décadas del siglo pasado viven hoy en relativa paz y en democracia, pero agobiados por la pobreza y la violencia del crimen organizado y las pandillas.
 

El próximo día 16 El Salvador conmemorará el vigésimo aniversario de los Acuerdos de Paz con que terminó su guerra civil y Guatemala celebró, el 29 de diciembre pasado, los 15 años de sus convenios de pacificación.

Ambos procesos, y el que vivió Nicaragua, todos con efectos en Honduras y Costa Rica, se gestaron mediante distintos esfuerzos políticos y diplomáticos, pero tuvieron su impulso decisivo con los Acuerdos de Esquipulas II, que en 2012 cumplirán 25 años.

El Salvador vivió una sangría de 12 años (1980-1992) por el conflicto que enfrentó al Gobierno y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y Guatemala sufrió una prolongada guerra civil de 36 años (1960-1996).

En Nicaragua el régimen sandinista que derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979 se enfrentó casi desde entonces, y hasta 1990, a grupos «contrarrevolucionarios» que operaban desde Honduras y Costa Rica financiados por Estados Unidos.

Hoy, el FMLN gobierna El Salvador como partido, con el presidente Mauricio Funes; un exmilitar de derecha, Otto Pérez, asumirá el sábado la Presidencia de Guatemala y en Nicaragua el líder sandinista Daniel Ortega inició el martes, entre denuncias de fraude de la oposición, su segundo mandato consecutivo, tercero desde 1985.

Honduras vivió en 2009 el golpe de Estado contra Manuel Zelaya y la estabilidad tradicional de Costa Rica ha sido ensombrecida por los juicios por corrupción a los ex presidentes Rafael Calderón y Miguel Ángel Rodríguez.

«Hemos logrado niveles de reconciliación muy importantes; por supuesto, necesitamos trabajar más» ante los nuevos problemas de la región, señaló a Efe el secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Juan Daniel Alemán.

El SICA fue creado en 1991 como ente rector del renovado proceso de integración regional que surgió precisamente de los pactos de Esquipulas II, firmados el 7 de agosto de 1987 en Guatemala por los presidentes de Centroamérica.

«Tenemos altos índices de pobreza», reconoció Alemán, aunque destacó que el avance de Centroamérica «no es nada despreciable en materia económico-comercial; el sistema goza de muy buena salud».

Ante la violencia se ha logrado «un hito histórico» con la Estrategia de Seguridad Centroamericana, que la comunidad internacional prevé financiar con 2.000 millones de dólares, añadió.

También a ese grave problema se refirió Rubén Zamora, embajador de El Salvador en la India.

Zamora, exnegociador y excandidato presidencial del FMLN, dijo al periódico digital ContraPunto que en Centroamérica «los gobiernos parecieran no tener una respuesta al problema de la inseguridad generada por las maras (pandillas) y el crimen organizado».

Según el VI Informe Centroamericano sobre Derechos Humanos y Conflictividad Social, presentado en diciembre en San Salvador, «los Acuerdos de Paz que pusieron fin a las confrontaciones armadas en la región inevitablemente profundizaron el deterioro de las condiciones socioeconómicas de la región».

La conflictividad histórica en la región es «agravada por los altos índices de violencia, la presencia del crimen organizado y el narcotráfico», advierte.

Centroamérica ha vuelto a vivir «situaciones que se creían superadas como golpes de Estado, fraudes electorales, rompimiento del orden constitucional, presidentes encausados judicialmente por enriquecimiento ilícito», remarcó el informe, elaborado por ocho organismos privados de derechos humanos de la región.

El Observatorio de Seguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló en otro reciente informe que el continente es la región del mundo con más violencia y que Centroamérica vive la peor situación con un promedio de 33.3 homicidios por 100.000 habitantes.

Honduras tuvo una tasa de 81.83 en 2010; El Salvador, de 64.68; Guatemala, de 41.46; Nicaragua, de 13.00 en 2008, y Costa Rica de 10.57 en 2009, según el Observatorio.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reportó en diciembre que en 2010 la pobreza fue del 67.4 por ciento en Honduras y del 46.6 en El Salvador; en 2009, fue del 61.9 por ciento en Nicaragua; del 54.8 en Guatemala y de 18.9 por ciento en Costa Rica.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,761SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img