Panamá rebasa los 140,000 casos de la COVID-19 y acumula 2,808 defunciones

Panamá – Panamá totaliza este lunes los 140,331 casos de la covid-19 y 2,808 muertes por la enfermedad, según las autoridades del país, que recomendaron a la población abstenerse de las visitas familiares para evitar la propagación del virus.

El Ministerio de Salud (Minsa) indicó en su reporte diario que en las últimas horas se añadieron 804 nuevos casos de la covid y 10 decesos, en tanto que los hospitalizados suman 730, de ellos 590 están en sala general y 140 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Se contabilizan igualmente un total de 118.711 pacientes que han sanado, en 246 días de pandemia en el país, precisó el Minsa.

Aisladas en sus hogares con síntomas y cuadros leves permanecen 17.428 personas, y otras 554 han sido trasladadas a hoteles que funcionan como hospitales temporalmente.

En Panamá, desde que se dio el primer contagio el 9 de marzo pasado, se han aplicado 720.441 test de detección de la covid, con 5.347 en las últimas 24 horas, que arrojan una positividad del 15,0 %.

Los test por millón de habitantes alcanzan los 168.386 en el país centroamericano, que tiene una letalidad de 2,0 %, que sigue siendo una de las más bajas de la región.

Los decesos de acuerdo con el rango de edad se concentran entre las personas de 60 a 70 años (1.356) y mayores de 80 (713).

El informe señala que las provincias de Panamá, donde está la capital, y la aledaña de Panamá Oeste, son las zonas del país con la mayor incidencia de casos de la enfermedad, con 67.452 y 24.463, respectivamente.

El Ministerio de Salud recordó hoy a la población, en particular a los más jóvenes, que las actividades festivas y cualquier otra que involucre aglomeraciones fuera de la burbuja o núcleo familiar «están prohibidas».

En ese sentido, el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, indicó que la burbuja familiar la integran únicamente aquellas personas que conviven bajo el mismo techo», y que «no se pueden considerar burbuja familiar los primos, tíos, abuelos, amigos», a menos que residan en la misma vivienda.

Es preferible evitar las visitas a familiares, vecinos y amigos, pero en el caso de que sea necesario se recomienda no quitarse la mascarilla y mantener las demás medidas de bioseguridad y la distancia física.

Para esto último lo ideal es evitar besos, abrazos y no compartir los utensilios a la hora de comer.

Sucre afirmó que «en otros países en los cuales se han registrado rebrotes, muchos casos han tenido su origen en visitas domiciliarias en las que las personas se quitan las mascarillas o relajan el cumplimiento de las medidas de bioseguridad».

Remarcó que el 30 % de las personas que padecen la covid-19 en el país son asintomáticos, por lo que hay que mantener las medidas preventivas para evitar la propagación del virus.

Panamá lleva un comportamiento en sus indicadores pandémicos que le permite mantener una «nueva normalidad» con la reapertura de casi la totalidad de sus actividades económicas desde el 12 de octubre pasado tras siete meses de restricciones y el fin de un programa de reactivación.

JS

Lo + Nuevo

22,251FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte