baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Crisis nacional en los servicios públicos de salud y educación



H. Roberto Herrera Cáceres
Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) tiene por misión constitucional garantizar el fin supremo del Estado y la sociedad que es el respeto y la protección de la dignidad humana de todas y cada una de las personas que habitan Honduras, mediante el aseguramiento del goce efectivo de sus derechos humanos y libertades fundamentales.

El derecho a la salud y el derecho a la educación, y otros interrelacionados, están siendo afectados por la crisis que, con mayor intensidad, azota actualmente a Honduras por ser también, junto con la pobreza y el desempleo, las necesidades prioritarias y más apremiantes que, lejos de confrontación, requieren de la cooperación solidaria para su atención y la creación de condiciones básicas de vida que favorezcan el bienestar de la población, permitiéndonos emprender juntos el camino hacia el desarrollo sostenible.

Por eso, esta crisis en salud y educación no puede continuar, sus daños a la dignidad humana y a su expresión de respeto y promoción de los derechos humanos y libertades fundamentales no es tolerable, por lo que se requiere de apremiantes decisiones cívicas para tener un diálogo que aborde la solución de la actual crisis que lesiona sensiblemente bienes públicos de la Nación.

Recibí, en dos ocasiones, a representantes de la Plataforma Social en Defensa de la Educación y Salud Pública de Honduras, y envié una vez, a dos representantes de CONADEH a la sede de la Plataforma Social, para abordar con sus representantes, aspectos atinentes a sus quejas y reivindicaciones, así como a su solicitud de interceder para obtener respuestas del Poder Ejecutivo.

El Poder Ejecutivo, representado por el Señor Presidente de la República, en respuesta pública, por los medios de comunicación, y en forma directa, en dos reuniones realizadas para abordar los planteamientos de la Plataforma Social, me hizo saber la aceptación de mis recomendaciones como titular del CONADEH.

El sábado 1 de junio 2019, envié simultáneamente, en forma paralela, nota al Poder Ejecutivo y a la Plataforma Social de Defensa de la Salud y Educación Pública, y a sus miembros integrantes, en las cuales, en ejercicio de mis atribuciones como garante del respeto y protección de la dignidad humana, por el Estado y la sociedad, me permití recordarles que, no obstante la disparidad de sus enfoques, ambos coinciden, con la aspiración del pueblo en su totalidad, en cuanto a que el objetivo a lograr es la construcción participativa de sistemas de educación y de salud, de calidad. Por ello, les invité a una reunión en la sede del CONADEH, en la cual, (previa suspensión de la aplicación de los Decretos Ejecutivos para elaborar conjuntamente una nueva normativa que los sustituyese y derogase totalmente) se levantaran los cimientos de una nueva construcción de sistemas de salud y de educación acordes con las necesidades y expectativas de la población, en especial, en beneficio de los sectores más desfavorecidos.

En ese sentido, el día siguiente domingo 2 de junio, recibí respuesta positiva del Poder Ejecutivo, que me expresó lo siguiente: “En respeto a la autonomía y respeto al rol del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos como Defensor del Pueblo, y en relación a las recomendaciones plasmadas en su comunicación, tengo a bien informar a usted que recibimos y tenemos a bien aceptarlas plenamente, para abonar al espíritu de diálogo y concordia que nuestro país tanto necesita”.

Por su parte, la Plataforma Social del Sector Salud, representada por el Colegio Médico de Honduras, mediante comunicación escrita el mismo domingo 2 de junio por la mañana, respondió que: “… la dirigencia de la misma, de manera unánime ha acordado no atender ninguna mediación ni llamamiento alguno, hasta tanto, no sean derogados los referidos Decretos, en sesión de Consejo de Secretarios de Estado y constatada su publicación en el Diario Oficial “La Gaceta”.

Con esa comunicación, el Colegio Médico ratificó la voluntad expresa y reiterada de no dar respuestas, ni participar en reuniones hasta que estuviera consumada la derogación de los Decretos Ejecutivos o PCM. En consecuencia, como respuesta a esa voluntad y para superar ese obstáculo, en los términos expresados, reiteré, al Poder Ejecutivo, mi firme recomendación de proceder a esa derogación, en todas sus partes, de la totalidad de los siete Decretos Ejecutivos, objeto de controversia.

Lo que, es más, hice igualmente la recomendación, al Poder Ejecutivo incluyendo al Consejo de Secretarios de Estado, de evitar sanciones a docentes y médicos que ejercieron pacíficamente su derecho a la protesta social, y sobre lo cual el CONADEH mantendrá seguimiento constante.

Me reuní en la misma fecha, en la sede del CONADEH, con los tres Secretarios de Estado en los despachos de Derechos Humanos, Trabajo y Educación; y ante liderazgos sociales que quisieron presenciar ese encuentro, expresé mis recomendaciones sobre la derogatoria de la totalidad de los decretos ejecutivos en referencia; sobre el compromiso de evitar despidos en represalia por ser atentatorio contra el derecho de manifestación pacífica y protesta social; y sobre la naturaleza y fin del diálogo democrático esperado, de lograr la construcción participativa de sistemas de educción y de salud, de calidad.

Los Secretarios de Estado representantes del Poder Ejecutivo no tenían facultades para aprobar mis recomendaciones. Por lo que debieron llamar y solicitar, al Señor Presidente de la República, su autorización para aprobar mis recomendaciones y al darse la autorización requerida, fui asimismo convocado para hacer la presentación introductoria ante el Consejo de Secretarios de Estado, reunido en esa misma fecha, para tratar finalmente ese tema especial de su agenda.

Los resultados finales fueron el cumplimiento de las recomendaciones del CONADEH, tal como se consigna en el “Acuerdo Marco por la Educación y la Salud Pública de calidad en Honduras” que incluye también el compromiso de acatar las recomendaciones del CONADEH, en los siguientes términos: “QUINTO: … en reconocimiento a las recomendaciones emanadas del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, y en virtud de que se necesita un Pacto que supere las expectativas y garantice la aspiración y el derecho de todos a una educación y salud pública de calidad, las partes resolverán en el mismo acto la derogación de los Decretos Ejecutivos ... SEXTO: En virtud de las recomendaciones del CONADEH y en el marco del presente Acuerdo, las partes coinciden en que no habrá represalias por el ejercicio del derecho a la manifestación pacífica.”

La derogatoria total de los siete (7) PCM se hizo la misma noche, y el lunes 3 de junio se publicó en el Diario Oficial “La Gaceta”.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, reitera que su papel solo fue el de mediar para que la derogación solicitada por la protesta social no se constituyera en obstáculo infranqueable para la apertura del diálogo democrático con el Poder Ejecutivo, y con ello, se agravara el irrespeto al derecho humano de la salud de los pacientes y del derecho humano a la educación de la niñez y la juventud. La apertura del diálogo permitiría erigir participativamente una nueva construcción del Sistema de Salud y de Educación que responda a las necesidades y expectativas del pueblo hondureño.

Documentación básica que sustenta lo expuesto está publicada en la página web del CONADEH www.conadeh.hn Los detalles, expresiones, quejas, solicitudes de los actores y actuaciones adicionales y básicas del CONADEH, constan en los expedientes respectivos, a la disposición de dichos actores de conformidad a lo previsto en el artículo 36 de la Ley Orgánica del CONADEH, que dispone lo siguiente: “Las investigaciones que realice el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, así como los trámites procesales, se verificarán dentro de la más absoluta reserva, tanto con respecto a los particulares como a las dependencias y demás organismos públicos”.

Más de Roberto Herrera Cáceres


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba